jueves, noviembre 02, 2006

Hombres maltratados, otra realidad paralela.

«Primero fueron los insultos y las vejaciones, luego los escupitajos, los tortazos y los puñetazos, hasta que un día trató de clavarle un cuchillo para matar...»
Si leemos únicamente esta frase, nos imaginaremos el típico caso de violencia doméstica que vivimos en nuestro país. Otro hombre inhumano, que se cree en posesión de la vida y futuro de su mujer, y que quiere matarla antes de que le abandone; sin embargo, la cita corresponde al caso de un varón que ha sufrido agresiones físicas por parte de su mujer. Sí, existe el mundo al revés.

En España tenemos más de dos mil casos de violencia ejercida por mujeres que, algunas veces, puede llegar hasta el asesinato del hombre. Éstos reciben insultos, arañazos, golpes, puñetazos, hasta que alguna le da por coger el cuchillo y que la historia acabe de una vez.

Cuando el maltratado va a la policía a denunciar el hecho, se encuentra con lo siguiente:
«en las comisarías los tachan de calzonazos, los humillan, se ríen de ellos y en muchas ocasiones no les aceptan las denuncias alegando que es imposible que una mujer pueda agredir a un hombre. Intentar convencer a un hombre para que denuncie es muy complicado, supone saltar unas barreras sociales casi infranqueables»
Rechazo social, incredulidad, calzonazos, falta de virilidad y cara de asombro por parte de los guardias que atienden la denuncia. Aun así, ya ha habido más de un caso donde la mujer ha sido condenada por la justicia.


Mujeres inseguras, violentas, mediocres, déspotas, egocéntricas, acomplejadas, que ante la imposibilidad de llevar a cabo una relación normal, utilizan todas las medidas de maltrato físico y psicológico que tienen a mano hasta que pierden totalmente el control y todo termina en una desgracia.
«Ella estaba convencida de que tenía una amante, le comían los celos si llegaba cinco minutos tarde del trabajo. Su obsesión se convirtió en una enfermedad, le daban ataques, me arañaba, me lanzaba objetos y me golpeaba con el móvil en la cabeza, no la podía controlar»,
Por lo que se ve que, nadie, ningún género, o grupo social, está exento de ser un maltratador. Lo único que unos lo hacen de manera más ruidosa que otras; sólo es cuestión de poner bien el oido y saber escuchar al que quiere hablar.

Nota: nunca os fijéis en una noticia de La Razón; al pasar una semana desaparece del servidor y sólo nos queda el caché de google. Por eso el enlace es tan extraño.

15 comentarios:

Freman dijo...

Sobre todo, nunca olvidéis que La Razón pertenece al planeta del mismísimo gordo barón Harkonnen. Vladimir Harkonnen mira mucho por su bolsillo, pero su corazón está donde esté la dinastia Gorrino (no, no me refiero a esos; esos otro son los Gorrones). Harkonnen sirve a dos amos, pero en lo más profundo de su corazón, enterrado bajo toneladas de grasa y colesterol del chungo, ansía ceñir el cinturón de Emperador alrededor de su ancha cabeza (la corona le quedaría muy estrecha, y no digamos ya qué le ocurriría si intentase dar al cinturón su uso original).

marce dijo...

no me lo creo sinceramente,me resulta increible que una mujer pueda ejercer la violencia fisica sobre un hombre,no me entra en la cabeza,en un momento dado puede asesinarlo de mil formas,pero malos traton continuados no

elentir dijo...

Te lo creas o no, eso existe, y lo triste es que las denuncias acaben en agua de borrajas precisamente porque se imponen los prejuícios de los policías que tienen que atenderlas, que tampoco se las creen.

En fin, es un tema muy triste, al menos es de agradecer que le hayas dedicado un artículo, Chesk. Es especialmente de agradecer viniendo de una chica.

Freman dijo...

Es más frecuente que el maltrato se quede en lo psicológico. Piensa lo fácil que le resultaría a una mujer con una psicopatía controlar a un hombre burlándose de su desempeño sexual. Las mujeres suelen tener una "teoría del otro" mucho más compleja y exacta que los varones: eso no es una "teoría" que se sostenga conscientemente, sino una especie de módulo de "software" que empiezan a ejecutar a partir de una edad muy temprana, mientras los varoncitos siguen haciendo el indio con sus cochecitos y sus héroes de acción.

En algunos casos, si no hacen una buena evaluación de la víctima, ésta pueda responder con violencia. Esto no es justificar una cosa con la otra: no hay muchos casos de psicopatías de este tipo. Pero haylos. Si la psicópata logra que el hombre proyecte su imago materna en ella, ya lo tiene en un puño. ¿Qué hombre en su sano juicio le pegaría a su madre?

Eos dijo...

El tema del maltrato ya sea masculino o femenino es un tema de educación, de egoismo, de falta de respeto, de falta de comunicación y de muchas cosas más.
Hay que educar a las personas desde pequeñas en el respeto a los demás, mientras que no volvamos a esto la situación sera cada vez peor.

Freman dijo...

...es un tema de educación, de egoismo, de falta de respeto, de falta de comunicación y de muchas cosas más.

... y de psiquiatría. Por desgracia, una cosa es explicarlo y otra cosa es prevenirlo.

Chesk dijo...

Marce, créetelo porque pasa, ésa misma cara ponen los policías cuando toman la denuncia. No se lo creen.

Es más bien como dice Freman; las mujeres tenemos menor fuerza física, por lo que las agresiones son de tortazos, arañazos, tirar objetos variados, y si la cosa va a mucho más, ya empezamos con los narcóticos y armas blancas.

Pero el más abundate maltrato que sufren los varones es en lo psicológico: eres un inútil, un cerdo cabrón, un jodío gilipollas, rata, animal, no tienes corazón,no vales para nada...así, día tras día. Es como un dementor: van comiendo el alma poco a poco.

¿Por qué lo hacen?. Tal vez es como dice Eos, falta de educación y de ciertos valores morales, pero yo pienso que , a parte de mentes enfermas, se esconde un problema enorme de inseguridad, acomplejamiento, síndrome de inferioridad y un egocentrismo sumo. Todo gira entorno a ellos, nunca a lo que les acontece a los demás.

Elentir, le tenía ganas a este tema y desde hace bastante tiempo. No quiero centrarme sólo en las desgracias y miserias de las mujeres españolas. Todo el mundo tiene sus penas, independientemente del género que tengan.

Y una última cosa y termino con el rollo. Una vez calculando, entre los maltratos en el ámbito doméstico - masculino o femeninos, el infantil, de ancianos, el acoso laboral, el sexual y etc. nos salen unas cifras de 100.000 o más víctimas de acoso o maltrato. Unas cifras muy elevadas, pero que conllevan necesariamente que existan el mismo número de acosadores.

100.000 hijos de su madre sueltos por ahí. Que, ¿a que sube el ánimo?

Ignacio dijo...

Es acojonante la agresión que permite el estado a las mujeres contra los ex, cuanta virulencia y que indefensos y desamparados estamos; y somos muchos y muy jopdidos, ni te imaginas.

Uno_mas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Uno_mas dijo...

Armas blancas o contundentes, pues también atizan a los maridos con planchas, rodillos, etc...

¿Os parece increible?...¿gracioso?...a mi me parece trágico, más que nada porque aquellos que no somos capaces de ponerle la mano encima a una mujer estamos desprotegidos.

Además hay que recordar que el que una mujer pegue a un hombre es una "falta" pero a la inversa es un delito. Y hay que confesar que si leen en el periódico que ha habido una pelea entre una mujer y su marido, lo último que van a pensar es que la culpable fuera la mujer...Lo que realmente, condena al hombre, por una parte a no poder defenderse y por la otra, a que encima se burlen de él...si "egggke" "semos" "cojonuos"....

Respecto a los policías burlones, que no se creen, que esa violencia puede existir (una actitud, curiosamente machista...como si una mujer no pudiera ser violenta y un hombre tener dejadez de violencia)...habría que sancionarles..su deber es proteger, no hacer el @##@###

Rictus Morte dijo...

Cualquier forma de violencia es reprochable, hasta la verbal y la psicológica. Y todos son capaces de la violencia, hasta los niños -o sobre todo los niños-.

A mí no me sorprende que haya mujeres que maltraten a hombres. Me sorprende la actitud de esos policías al respecto, y la actitud general de burla de la sociedad. Somos únicos para crear marginados en un estado que propugna la igualdad como valor superior, y la no discriminación como derecho fundamental. De qué poquito sirven a veces las leyes cuando no se usan correctamente.

marce dijo...

tal vez me pase diciendo que no me lo creo en ningun caso,pero de verdad me resulta dificil de imaginar aunque parece que esta claro que pasa,tanto en unos casos como otros es un tema muy complicado y no creo que el problema sea la educacion,la violencia,el mal al fin y al cabo esta dentro del ser humano,desde siempre,esperando salir en cualquier momento y siempre cebandosde con el mas debil

Militos dijo...

Yo si me lo creo. Parece mentira pero cuanto más se vocea contra las guerras en general (yo soy la primera que voceo) más crece la violencia de persona a persona en nuestra sociedad,en las familias, en las parejas y lo más preocupante es lo de los colegios. Educar desde la escuela y desde el hogar pero no sólo en el respeto a los demás, sino también en el dominio de los impulsos que parecen incontrolables.

Chesk dijo...

Se me olvidó decir que, como bien decía Freman arribota, uno de los principales actos de ataque psicológico de estas "mujeres" es la de atacar la sexualidad de su pareja. Se lo pasan pipa, como saben que ahí dan fuerte, machacan hasta que el otro está hundido.

Recuerdo el caso de una mujer que le tiró un mueble pequeño a la cabeza a su marido. Éste terminó con dos clavos en la cabeza y bajando las escaleras corriendo sangrando. No sé cuántos puntos, y él no puso denuncia. Eso pasó después de contínuos y crueles insultos, entre ellos atacando la sexualidad de él.

Militos, también iba a hablar del maltrato en las aulas, pero como está por desgracia tan de "moda" en las noticias, lo dejaré para otra ocasión.

Lo que sí quiero dejar claro, es que el maltrato psicológico, que puede desencadenar en físico, se da por parte de muchas mujeres. Y es en el primero, donde sacan mejor nota que los varones.

Adosinda dijo...

Me alegro de que pusieras este mensaje,Chesk. Desgraciadamente es así. Los hombres lo tienen más crudo para denunciarlo.

No hace mucho salió la noticia de uno que fué a denunciar a su mujer. No me acuerdo qué le había tirado a la cabeza, pero se presentó en Comisaría sangrando y con una buena brecha, además de otros golpes.

Como la mujer se imaginó que la iba a denunciar, se presentó en la misma Comisaría, como una rosa, sin asomo de golpe alguno, y puso una denuncia contra su marido por malos tratos. El pobre hombre, no pudo salir de allí, quedó detenido.
El no se lo podía creer, y el policía que lo detuvo, que le daba la razón, le dijo que así eran las leyes en España.

Como mujer me indignan estos tratos desiguales que se disfrazan de "Positivos". Discriminación, es siempre discriminación.-