miércoles, noviembre 15, 2006

Hollywood, el paraíso de la contaminación.

Para terminar con el tema del bueno de Elton - santo, bienaventurado y nuevo guía espiritual de las atormentadas y pasivas mentes de hoy en día - y de las hipocresías que encierra el mundo del espectáculo, hoy me he encontrado con una noticia, seguro que exagerada, pero que me ha provocado una sonrisa pícara en los labios.

Muchos de nosotros nos hemos tenido que tragar en cualquier medio de comunicación, los discursos místicos de actores de hollywood, en los que nos indicaban que qué malo era el sistema porque gastaba gran cantidad de recursos; que a este paso la tierra va a fallecer, y nosotros consumiendo petróleo y produciendo emisiones a toda velocidad. ¡Qué malvados y malísimos somos!.

No obstante, para hacernos reir un rato más, siempre podemos leer lo siguiente:
Los investigadores determinaron que en Los Ángeles y sus alrededores el impacto ambiental de la industria cinematográfica era peor que la del sector aeronaútico.
La producción de una película, en un determinado tiempo, a marchas forzadas, y pendientes de una fecha límite para que llegue a las carteleras, no es el mejor amigo del medio ambiente; los investigadores, para tocar un poco más las narices, han dicho que sólo supera en impacto la industria petrolífera...pero por los pelos.



Nunca
Hollywood ha sido amigo de los valores liberales-conservadores, ni de algunos principios básicos que la mayoría de los que estamos por este blog consideramos como sagrados, pero tampoco ha sido coherente con lo que expone y predica. Se dedican a dar recetas para ser un buen ciudadano, dictarnos leyes de conducta, mientras ellos mismos se las saltan a la primera de cambio:
Queda en evidencia también por su hipocresía la actriz y cantante Barbra Streisand, reconvertida en activista del ecologismo que mientras lamentaba públicamente la destrucción ambiental y el talado de árboles, ella misma disfrutaba de una mansión construida de madera con una superficie de vivienda habitable de mil metros cuadrados. Schweizer documenta, además, que la factura del agua en su casa es de $22.000 anuales para mantener verde su jardín mientras la cantante se dedica a insultar a la sociedad consumista norteamericana.
Así que, el único remedio que nos queda, es ir a sentarnos en nuestra butaca del cine, comer palomitas, reir y llorar ante las maravillas - o bodrios- cinematográficos que crea esta industria y cambiar de canal cada vez que cualquiera de estos titiriteros a la americana abre la boca para iluminarnos; con los españoles, sin embargo, escucharlos es recomendable: al menos, de vez en cuando, hasta hacen reir con sus perogrulladas.

9 comentarios:

marce dijo...

no vale la pena insistir con esta gente,no tienen remedio,mi norma es valorar a la gente por la actividad a la que se dedica,las opiniones sobre cualquier tema de alguien por el solo hecho de ser famoso no me importan mas que las de cualquiera que no lo sea,tener un don no te hace ni mas inteligente,ni mas sensato ni mejor persona y eso suponiendo que algunos tengan un don claro.

Eduardo dijo...

Y pensar que tengo todos los discos de la Streisand...

Freman dijo...

Dicen que un puritano es alguien que siente pánico ante la posibilidad de que alguien, en algún lugar, se lo esté pasado bien. Lo de progres como la Streissand es también una variante del puritanismo: la señora sabe muy bien lo que cuesta pasárselo bien, y naturalmente, le espanta que otros también lo hagan.

Indrackia dijo...

Son meros bufones, y como a tales hay que considerarlos. Entretienen, pero sus opiniones no valen un pimiento.

Saludos :)

Ararat dijo...

Sí, pero ellos no están subvencionados como los titiriteros de aquí.

Rictus Morte dijo...

Más de lo mismo, otro tonto que habla en público. A mí me parece bien que un actor tenga cierta conciencia cívica y quiera arreglar problemas. Ahí tenéis a Eastwood, que fue alcalde del pueblo donde vive, o a Arnold, recientemente elegido gobernador, guste o no como cualquiera que se dedique a la política.

Pero a los otros a los que le dan un foro público para hablar y expresar opiniones absurdas, por el simple hecho de ser famoso, o actuar bien, son, como dice un amigo mío, gente "pa ná".

Lebeche dijo...

Los artistas de toda índole parecen sentir la responsabilidad de aprovechar su repercusión pública para hacer llegar mensajes de buena voluntad y hacerse participes de alguna de las muchas buenas causas que abundan en nuestro planeta. De hecho son reclamados por las ingentes cantidades de ONG's del mundo para que sean la cara amable y recolectora de sus nobles causas. Esto, tengo que decir, que me parece bien y además hace que se sientan útiles y benefactores, que es también una buena causa.

El problema es cuando hacen extensible su responsabilidad a temas de índole politica o militancias estrafalarias, algo que debería quedar en la conciencia de cada cual. Es como el artista de rock que presume de ser un drogadicto. Su influencia puede resultar perniciosa. No quiere decir esto que no puedan expresar sus convencimientos a través de sus obras, pero si se trata de meros interpretes es tema aparte.

Y luego está el asunto de la coherencia. Si defiendes una causa... coño!... que parezca, al menos que parezca, que practicas lo que predicas.

Saludos

Chesk dijo...

Marce , lo sé, pero de vez en cuando no viene nada mal destaparlos; aunque por ahora ya dejo el tema aparcado, bastante tiempo los hemos dedicado esta semana.

Eduardo , yo creo que no conozco ni una sola canción de esa mujer. La he visto en alguna que otra película, pero creo que hasta me dormí.

Freman , date cuenta que si todo el mundo tuviese el nivel de vida de la señora Barbara, sí que estaríamos en un serio problema. Por ejemplo, ella no tendría a nadie que le cuidara su inmenso jardín. Y eso, en el fondo, lo sabe, pero es mejor hacer el paripé por la televisión y hasta gana puntos su imagen; o la pierde, dependiendo de quién la escuche.

Indrackia, son bufones pero para nuestro desgracia tienen mucha influencia en la gente. Y salen en todos los medios de comunicación. El poder de difusión de sus ideas es muy elevado, aunque éstas no dejen de ser bufonadas.

Ararat, por eso he dicho que con los titiriteros endémicos al menos escucharlos para reirnos. Hay que rentabilizar nuestro dinero de alguna manera. xDDD.

Rictus, el último enlace que he puesto, es un artículo de GEES donde cuentan toda la historia "rebelde" de jolivud y el porqué de tal posición. Hay muy pocos actores que se salten esta rebeldía marcada, los valientes no suelen abundar.

Labeche, ¿no fue hace poco cuando George Michael se fumó un canuto en España para un programa?. Creo que sí, aunque seguramente, su actitud sólo habrá tenido repercusión negativa en ciertos sectores de la sociedad y él salga de rositas.

Hay que ser responsable cuando tienes muchas personas que miran lo que haces o dejas de hacer; pero esto algunos no lo entienden.

------------

En fin, que me he enrollado, y que dejo este tema de jolivud para una buena temporada...

elentir dijo...

No sé por qué ya no me extraña todo esto que cuentas, Chesk. En nuestro país, sin ir más lejos, tenemos todo tipo de cineastas y culturetas comunistas y ecologistas, pero que disfrutan todos de buenas fincas y de un estilo de vida mucho más consumista que el de cualquier familia de la clase media.

En el fondo esta gente vive de vender un discurso en el que ni siquiera cree. Menuda hipocresía.