martes, noviembre 07, 2006

Caballero a la carta.

Hablando de mujeres despechadas, en este caso nos vamos a mujeres desesperadas. La serie que cuenta las aventuras y tropelías de cinco féminas de la clase media alta yanqui. Reconozco que no la he visto muchas veces, mas bien sólo un par de capítulos, pero me han hecho reir de lo lindo; recuerdo que, en uno de los que vi, el marido de una de ellas - el cubano que jugaba al gato y al ratón con su mujer - quiere tener un hijo y no tiene otra cosa que hacer que cambiarle las píldoras anticonceptivas a su dócil esposa por vitaminas; el resultado fue que ella se quedó embarazada, lo que no sé si de él o del jardinero que tenía como amante. No continué para que se me fuera desvelado el misterio.

Pues el caso contrario lo hemos vivido en este blog; como las visitas siguen en la búsqueda y captura de abortivos, métodos anticonceptivos y medidas drásticas para terminar con los embarazos no deseados, me he encontrado con lo siguiente:



Todo un caballero está buscando por la red la manera de hacer abortar a su pareja...¡sin que ella lo sepa!. O sea, quiere darle la pastillita mágica para que no traiga su criatura a este mundo y - me imagino - evitarle a él el trago de una futura paternidad no deseada. No sé si se pondrá a comprar cytotec como un loco, si se lo meterá en las bebida a traición, pero ha demostrado ser un cobarde y carecer de decencia moral. En fin, vaya piezas hay sueltas por el mundo; luego nos sorprendemos de que la desconfianza sea una característica común en los tiempos que corren.

11 comentarios:

Peggy dijo...

lo malo es que lo encontrara , es muy habitual en locutorios telefonicos frecuentados por sudamericanos ..hay una alerta sanitaria para su retirada y decomiso ...en fin se la vida

Freman dijo...

Eso sí es un asesinato. Con tan poca información dudo que pueda hacerse algo, pero es una conspiración para cometer asesinato en toda regla. En este caso, quiero decir, en que ella desea tenerlo.

elentir dijo...

Desde luego, cuánto cabronazo anda suelto por el mundo, ¿eh? Ojalá a ese tío le salga más, y se acabe tragando él el abortivo, para que vea los efectos secundarios que produce. Menudo mamarracho.

Maestre_de_Campo dijo...

Sin disculpar la conducta del "caballero" sí me gustaría aclarar que no ocurriría, probablemente, de no verse "obligado" por Papá Estado a asumir una paternidad impuesta.

Un saludo.

Ararat dijo...

¡Qué historia más terrible!
Se podría hacer una película con esto, si hubiese imaginación entre nuestros "cineastas" y no fuesen subvencionados por su cara bonita.

Personalmente creo que el tipo que pretende hacer eso es un hp

Rictus Morte dijo...

La desconfianza es casi una virtud, al menos una medida de seguridad. Sólo los valientes pueden ser confiados desde el principio, porque están dispuestos a afrontar esas consecuencias.

Desde luego es una lástima cómo se juega hoy con la vida, por el egoísmo de las personas. ¡Qué poco tenemos que envidiar a los exterminios nazis y comunistas!

Eos dijo...

Eso ya es rizar el rizo vamos. "Sin que ella se entere"

Chesk dijo...

Sí, es para hacer una película y - si pudiese- que su pareja se enterase sobre qué mira este señor en internet. Me imagino que la muchacha se moriría del espanto.

Maestre de Campo, no te entiendo. ¿Es que acaso las mujeres no hemos , en muchos casos, llevado nuestra maternidad solas sin la ayuda de un varón? ¿Cuántas mujeres han dado su propio apellido a una criatura y puesto en el registro civil padre desconocido?

En fin, hay mucho hijo de su madre suelto en esta vida, hacer abortar a una mujer sin que ella se dé cuenta. Qué vergüenza.

elentir dijo...

Faltaría más. Él la deja embarazada ¿y no quiere asumir la paternidad? Manda collóns. Si no quiere ser padre, que no la deje embarazada. Y si ocurre, que apechugue y no sea un cobarde.

Maestre_de_Campo dijo...

Si él no tiene que asumir obligatoriamente la paterniadad, algo a lo uqe le obliga el código civil si es nacido en el matrimonio, y ella no reclama no hay ningún incentivo para que ella aborte.

Que abandone a su hijo y ya está. Pero vamos, que normalmente, el código civil se cumple y, si hace falta, se usa a la policía para que el padre recalcitrante pague lo que tenga que pagar. Porque si es ella la que quiere abortar y él tener el hijo no va a haber componendas del tipo "que apechugue", ni la ley la obligará a tener el hijo, ¿verdad? Entonces, ¿qué tipo de igualdad es esa que obliga a unos -por su sexo-a asumir las consecuencias de las decisiones de otros? Esa ley se llama privilegio y, como todas las leyes ilegítimas, genera injusticias como esta, o peores.

Un saludo.

Chesk dijo...

Está claro que una criatura se forma entre dos personas, por lo cual son las dos las que deben apechugar. Creo que todos estamos de acuerdo que el caso de esta visita, que busca un abortivo para dárselo a la novia sin que lo sepa, es de una bajeza moral sin calificativos.

Pero, lo que está claro, es que mientras la naturaleza no nos mute, nunca va a existir igualdad en una cosa: en quién alberga una vida durante nueve meses, y lo que pasa después.

Y que conste que considero muy injusto cuando una mujer aborta sin que su pareja quiera (o incluso sepa que puede ser padre), pero en el caso contrario, sigo pensando lo que te he dicho en el párrafo anterior.