lunes, octubre 16, 2006

Ecoanalfaburros

Por una extraña razón que desconocemos, los grupos antisistemas, las asociaciones anti-algo, y todo aquello que a simple vista parezca que tiene un pequeño aroma de rebeldía, es tomado por la sociedad como algo no dañino y tolerable para nosotros. Conocerán los que apoyan el movimiento okupa, los políticos que anulan cumbres europeas por miedo a que éstos pongan patas arriba Barcelona, e incluso esos jóvenes homosexuales que llevan camisetas del Ché, cuando no sé si saben que éste no trataba muy bien a los gay. O simplemente, no los trataba.

Algo parecido pasa con los grupos ecologistas, o ultraecologistas. Este fin de semana, un grupo denominado frente de liberación animal, ha liberado quince mil visones americanos de tres granjas de cría en Galicía. El resultado es el siguiente:
http://www.cazabadalona.com/vison%20americano.jpg

La liberación de estos mamíferos, sólo va a provocar un grave deterioro del medio ambiente de la zona. Seis mil depredadores no autóctonos campan a sus anchas por los bosques gallegos, matando animales que no están adaptados a su presencia, y muriendo en las cunetas de nuestras carreteras atropellados por los coches. Años de trabajo, una investigación mandada a tomar viento, e impacto medioambiental, únicamente porque un par de ecoanalfaburros iluminados creen que han hecho la obra del fin de semana al liberar a esos animales de sus cárceles humanas.

Y lo peor no es eso; lo malo de todo, es que cuando muchas personas vayan a comprar la crema para la cara, o el crecepelo mágico, seguirán ignorando que éstos se ha realizado con experimentación con animales, mientras afirman en reuniones coloquiales que tener a esos bichos en las granjas es una crueldad. Parece ser que en esta sociedad, nos hemos olvidado que hay un proceso anterior a encontrarnos todos los productos en el supermecado y pagarlos luego con nuestra flamante tarjeta de crédito.

9 comentarios:

Elentir dijo...

Un dato para que te hagas una idea de la impunidad con la que actúa el FLA en Galicia, Chesk: es ya el tercer año consecutivo (creo) que "liberan" una granja de visones. Si siguen así, la fauna gallega se irá al cuerno en menos de una década.

Los del FLA son directamente unos descerebrados, unos pirados, amantes del veganismo y aficionados a no sé cuántas paridas ecoprogres más, pero que no les importa destrozar el ecosistema de Galicia con estas acciones.

Por cierto, el FLA está clasificado en otros países como grupo terrorista, pues ya han asesinado a varias personas en algunos de sus atentados en Europa. ¿Qué hace nuestro Gobierno por perseguir a esta banda de delincuentes?

Anónimo dijo...

Pues muy bien dicho claro que sí. No verás ningún medio progresista denunciar con énfasis este asunto.

P.D.:Qué asquillo me da el bicho éste.

Adosinda dijo...

Son unos gilipuertas. Francamente.
Lo que no sabía es lo de que estaban considerados un grupo terrorista.
Desde luego eco-terroristas sí que son.
Chesk, no es que tenga moderada la bitácora. Está temporalmente, para filtrar el montón de giliprogreces que me ponían unos cuantos.

Saludos.

Rictus Morte dijo...

Yo también tengo entendido que llevan años abriéndoles las jaulitas a los visones. Se empieza sacando a los locos del manicomio, luego a los presos y ahora a los visones. El progresismo y la ecología parece que lo justifican todo. Lo que no entiendo es porque nunca llegan las noticias de la pila de años que se pasan estos tíos en la cárcel por hacer estas mamarrachadas. Será que esas noticias no existen...

Yo no sé qué va a pasar con Galicia. Parece que el fin del mundo ha comenzado por esa esquina de España. Desastre tras desastre parece que ya debe ser una especie de desierto -una tierra de Mordor-. ¡Dadle descanso a los gallegos!

Un saludo

Anónimo dijo...

Elentir, lo de grupo terrorista no tenía ni idea, pero lo que está claro es que son ecologistas de cartón. Soltar tantos bichos de una tacada a un ecosistema es un impacto gordísimo. Y les da igual, y a los políticos también, por supuesto.

Albiac, el bicho es bonito, no me digas eso. A mí me da mucha pena tenerlos ahí encerrados para la explotación, y casi no consumo nada de piel ni derivados.

Por cierto, fue la ministra narbona la que salió en la revista vogue con un abrigo de piel, ¿no?

Adosinda, un placer verte por las baldosas amarillas. :)

Luego me di cuenta de la invasión que te habían hecho a los comments; entré tan decidida a saludarte que pasé por alto leer lo que habían dicho esos "tolerantes".

Por cierto, buen cambio, te ha quedado chulísima. :)

Rictus, por delito ecológico va muy poca gente en este país a la cárcel. Bueno, en este país las cárceles están llenas pero no lo suficiente.

Hay pocas condenas por temas así. Si dejarán libres a los que hicieron arder Galicia, imagínate a los que sueltan a esos simpáticos bichos. Hasta les darán palmaditas en la espalda.

cruzcampo dijo...

Juas, juaaaaass, juaas, los ecologistas provocando una catastrofe ecologica juaaaas...Perdon, lo siento, ya se que es serio, pero a veces, es complicado contenerse. Es risa amarga.

Anónimo dijo...

Y ahora, me pregunto: ¿qué harán para acabar con los visones americanos? ¿Abrir su veda? ¿Soltar depredadores naturales? ¿Qué depredador natural tien el visón americano que sea compatible con el habitat gallego? ¿Tendremos que soltar velocirraptores? (Fraga es otro dinosaurio compatible con el habitat gallego ;-) )

Chesk dijo...

Según las últimas noticias...ya han encontrado 3000 de ellos, pero muertos.

Y los que sobrevivan, si no se dejan coger, les tocará sufrir la pólvora. Es así.

Freman dijo...

Bueno, imagináos que el doctor Moreau practica la terapia genética con los visones y obtiene una nueva especie: el Visón Espeluznado. Este es un visón que, aterrado de las condiciones del mundo mundial, tiene constantemente el pelo espeluznado, es decir, de punta. Naturalmente, ¿quién, excepto un masoca, Cruela deVille o Agata Ruiz de la Prada se atrevería a hacer un abrigo con pieles de Visones Espeluznado? Esto significaría el fin de la explotación de la especie, pero quizás también llevaría aparejado el fin de la propia especie.

En efecto, imaginemos al Visón Espeluznado en plena naturaleza, en proceso de cazar para comer. Atrapa un conejo, y cuando le va a hundir los colmillos en la yugular, su parienta, la Visona Espeluznada, le pregunta:

- Oye, ¿has mirado la etiqueta, no vaya a ser un conejo transgénico?

Y ahí mismo, al pobre animalito se le ponen los pelos de punta, le entran las palpitaciones y la palma entre espasmos y la mirada incrédula de la visona.