miércoles, diciembre 06, 2006

La sociedad culpable.

«Cuando se vive en una cultura marcada por la violencia y la brutalidad, uno intenta reprimir el sentimiento de culpa»
Después de leer esta bonita y demagógica afirmación, ¿ustedes en quiénes pensarían?. Tal vez nos iríamos a los guetos parisinos, esos que arden con tanta asiduidad, o a la típica familia que nunca pudo serlo porque la fatalidad se lo impidió en múltiples ocasiones, o a casos donde la violencia, los abusos y las drogas han roto todo lo que han pillado por en medio.

Pero no, lo dice un hombre sueco, Jackie Arklöv, que está acusado por crímenes contra la humanidad y ha pertenico a grupos neonazis de su país. Esto último, cabe destacarlo, si usteden se fijan en la cara de Jackie; no parece ser miembro de honor la raza aria.

http://mobil.svt.se/content/1/c6/59/06/50/140arklov163471.jpg

Si nos fijamos en su biografía, todavía parece más esperpéntico todo:
1973: Nace en Liberia. 1976: Es adoptado por una familia sueca. 1993: Se alista como voluntario en la milicia bosnio-croata HVO y combate en la Guerra de Yugoslavia, donde tortura a decenas de prisioneros, incluidas mujeres. 1995: Es condenado a 13 años de prisión en Bosnia, pero un año después queda libre y vuelve a Suecia. 1999: Roba un banco junto a otros dos neonazis y asesina a dos policías, por lo que los tres son condenados a cadena perpetua. 2006: Es procesado por crímenes contra la Humanidad. La sentencia se hará pública dentro de dos semanas.
Después de haber sido adoptado, de salir de un futuro bastante oscuro, de haber tenido todas las oportunidades que a otros el destino les ha negado, Jackie ha seguido echando la culpa al mundo de su actitud violenta y maníaca; es la sociedad la causante de que personas con un buen camino se conviertan en seres detestables; también es ésta última la que conduce a estos seres tirarse al fondo de un barranco arrastrando a todos los que pillan por en medio. Lo siento, pero no cuela.

No cuela porque por mucho que exista un ambiente hóstil, que las cosas estén chungas, y que de vez en cuando la vida no sea un camino de rosas, cada uno está capacitado para salir a flote e intentar llegar a ser una persona, sólo eso. Y como no cuela, recuerden la injusticia, la mala vida, y lo desafortunado que fue Jackie, cuando a ustedes les intenten convencer con frases como "el terrorismo se nutre en un mar de injustica universal", o es la sociedad la responsable de crear engendros sin corazón. Nosotros no creamos nada, ellos solos, nacen periódicamente sin que sólo podamos corregir las atrocidades que cometen.

10 comentarios:

Gregorio Luri dijo...

De nuevo el misterio de la voluntad perdida.

marce dijo...

¿Porque no se reconoce de una vez que la maldad humana existe? personas que se an criado en los peores ambientes an destacado por sus buenas acciones y al reves,gente que lo tuvo todo se a comportado mal.Los malos intentan siempre culpar a los demas,a su familia,a la sociedad,a sus profesores,a la locura,a quien sea para no asumir su responsabilidad,lo peor es que es algo que la mayoria de la gente acepta,esto por ejemplo de "la sociedad es la culpable" ya es una frase hecha,al final nadie sera responsable de nada.

elentir dijo...

Hay que decir que el neonazi liberiano ha adoptado una actitud muy progresista. De hecho, lo progresista es repartir la propia responsabilidad entre los demás. Por eso el PSOE habla de "alianza de civilizaciones" y recrimina a los excesos de Occidente la existencia del terrorismo islámico. Por eso son incapaces de asumir que la culpa de la existencia del terrorismo etarra es de ETA y sólo de ETA, y se ven casi obligados a crear esta componenda claudicatoria con los asesinos, ya que seguramente tendrán todavía la duda de si se pusieron a matar porque las circunstancias les obligaban a ello.

Fue Ortega el que escribió una de las frases peor entendidas de la historia de España: "Yo soy yo y mis circunstancias". El progresismo deja descansar el yo en las circunstancias, mientras que una persona responsable actúa sobre la realidad que le ha tocado vivir, sin sentirse ajeno a ella pero sin eludir su responsabilidad en la toma de las propias decisiones.

En fin, conviene pensar en ello y en las consecuencias que han tenido y siguen teniendo cada una de esas dos formas de entender la libertad individual y la responsabilidad personal. Visto como está la cosa, me temo que nos va la democracia en ello...

fenixcaliope dijo...

El psicópata nace y se aliña, pasa del resto y echa la culpa al resto.

Recuerdo aquella canción tan ñoña: soy rebelde porque el mundo me hizo así...

Rictus Morte dijo...

Pretender que el culpable de los males que cada uno ocasiona es la sociedad es prescindir de la responsabilidad individual. Y eso es como decir: "¡Viva la vida! Que cada uno haga lo que le apetezca".

Chesk dijo...

Realmente, creo que es que a nadie le agrada reconocer sus errores y cómo nos equivocamos en la vida.

Es más fácil, echarle las culpas a los demás, o a factores externos, que no se quejan y tampoco se defienden.

Un liberiano, adoptado a los tres años en suecia, dice que el mundo es tal y que por eso él es así; es un caso magnificado, pero si nos fijamos en otras circunstancias, vemos que todo el mundo coge esa vía de evacuación para justificarse.

Y entre ellos, como dice Elentir, toda la progresía del planeta. La culpa de que el Islam mate es nuestra; que se inmolen palestinos es por los israelíes; el 11-M por aznar; y los etarras porque somos muy malos.

Al final, el único bueno va a ser el que tiene las manos manchadas de sangre, y el que paga sus impuestos, un asesino en potencia. Y sino, al tiempo.

fenixcaliope dijo...

Debe ser que es muy tarde cuando entro ...pero ¿has dicho hipogresía? Ay, es que a veces me sale eso de "pograma"

Anónimo dijo...

Recuerdo hace unos años una conversación de sobremesa con un reputado psiquiatra en la que me dijo así: "los psicópatas no son enfermos. Son malas personas, que disfrutan viendo sufrir a los demás. Son unos hijoputas en toda regla".
El mundo está lleno de malnacidos que sólo encuentran la finalidad de su existencia molestando y haciendo daño a los demás. Además,al descubrir este tipo de malvados que la sociedad occidental en la que vivimos se siente culpable de su opulencia y bienestar, hayaron el gran filón de oro. Para ellos era mucho más fácil culpabilizar a los que tenían alrededor, sobretodo si la sociedad culpabilizada estaba dispuesta a asumir su responsabilidad y excusarles de sus comportamientos.
Pobrecito, es que le han sacado de Liberia siendo un niño y le han llevado a vivir a uno de los países con mayor nivel de desarrollo del mundo. A mí me da mucha pena que a Jackie le hayan alejado de la posibilidad del hambre y la guerra y le hayan dado bienestar y seguridad. Es que el clima de Suecia es tan frío que es normal que se haya dedicado a expresar su inconformismo con la sociedad violenta en la que le educaron.
http://recaredoblog.blogspot.com

cruzcampo dijo...

Joer pero miradle la cara. Eso no lo cambias ni en Suecia, ni en Groenlandia, ni en los Campos Eliseos.

Chesk dijo...

Fenix..creo que no he dicho eso. Pero sí me podrás leer giliprogresía con bastante frecuencia. Es uno de mis términos favoritos. :)

Recaredo, un placer tenerte por las baldosas amarillas.

Me imagino que la opinión que daba el psiquiatra, luego, tal vez, de cara a la galería no se atreviese a darla. Muchas veces, las personas tienen dos opiniones en función de quiénes les van a escuchar. En especial, cuando entra lo de ser políticamente correcto en juego. Recordad que lo que "mola" es reinsertar al pobre Jackie. Somos nosotros los culpables de su conducta.

Cruz, seguro que él no echa la culpa de sus males a su careto. Le gustará mirarse al espejo y todo, ya verás.

Un abrazo a todos y disculpad la tardanza en aparecer...snif.