lunes, diciembre 18, 2006

Abandono de bebés: babybox en eurabia

Pasaron ya las épocas en la vieja Eurabia en las que muchas mujeres abandonaban a sus bebés recién nacidos en los conventos. Algunas veces por no tener qué darle de comer; otras, la presión social de ser madre soltera, o tener un niño de un hombre que no convenía, forzaba a más de una fémina a depositar el futuro de esa criatura en las paredes de los centros religiosos.

Sin embargo, los tiempos han cambiado y, en la mayoría de los casos, estos factores han desaparecido. No obstante, el aumento de la inmigración, la pobreza que ésta conlleva, la marginalidad social, ha provocado que el abandono de bebés haya resurgido de nuevo. Ahora, son válidos los cubos de basura, dejarlos por la calle en medio de parques o aceras, para que los factores ambientales hagan su labor y no dejen rastro del nacimiento.

Y ante esto, como más vale corregir que prevenir, en algunas ciudades del viejo continente han optado por lo siguiente:



No quiero ni imaginarme el paisaje urbano, el ir paseando por Roma y encontrarte un apartado de ese tipo para que, en vez de tirar criaturas a la calle, sus madres les dén la oportunidad de vivir y criarse en una familia mejor. Sin embargo, mientras no enseñen a ciertas personas qué valor tiene una vida humana, seguiremos colocando baby box por cada uno de los guetos de turno. Al menos, espero que los utilicen.

17 comentarios:

Eduardo dijo...

Con todo, desde el punto de vista de la moral "pro-vida", supongo que es preferible al aborto o los contenedores de basura.

Lo que nos choca de esta noticia es su carácter "contraintuitivo"; no nos imaginamos establecimientos semejantes en el paisaje urbano. ¿Será la antesala de las cabinas para suicidas, como en ese episodio de Futurama?

Rictus Morte dijo...

Es de lo más extraño... ¿Qué se hicieron de los hospicios? ¿De los orfanatos? No veo yo a muchas mujeres entrando en esas cabinas para depositar un crío. Pero estoy de acuerdo con Eduardo en que eso es mejor que matarlos.

Chesk dijo...

Yo cuando vi la noticia en El Mundo, casi me entran ganas de llorar.

Hay muchas maneras de dar a un niño en adopción en vez de tirarlo a la basura. Das a luz en el hospital, y lo dejas. No eso de dejarlo tirado para que tengamos que terminar poniendo babybox en las calles.

Me parece una falta de respeto a la vida humana impresionante. Puedes ser pobre, tener problemas, pero querer a una vida indefensa aunque no la puedas alimentar.

elentir dijo...

Qué triste. En vez de avanzar, vamos hacia atrás... :-(

Freman dijo...

Del reportaje:

Alemania, Bélgica, Austria, Eslovaquia, Suiza, Italia, Sudáfrica y Hungría

Rápido, ¿qué tienen en común todos estos países... excepto Sudáfrica? No hay premio por contestar.

avanti dijo...

Absolutamente de acuerdo contigo, Chesk, hasta en el sentimiento.
Pero al menos no los matan.Sigo sin comprender,-de juzgar nada, eso es cosa de su alma-,porqué hay que desechar una vida, quiero decir abortar.Siempre quedan otras posibilidades, siempre.
Y añado una aparente disgresión:estoy seguro que hay mucha gente 'progre' que está contra el aborto.Y cuando veo a tantas mujeres del 'tercer mundo' con sus proles entonces creo que hay heroínas. Ante esas mujeres me siento mejor. Ellas dan...y no piden para sí mismas nada a cambio.
¡Hay grandeza en esta vida, hay grandeza¡

pascual dijo...

Pues mejor contenedores de niños que contenedores de basura, por mi zona que yo recuerde hubo tres el año pasado.
A cualquiera con dos dedos de frente se le ocurre darlo en adopción en el mismo hospital, o en todo caso dejarlo en una iglesia por ejemplo. Pero no todo el mundo tiene dos dedos de frente, y esta medida es para ponerselo fácil a los tontos.

Freman dijo...

Pues mejor contenedores de niños que contenedores de basura, por mi zona que yo recuerde hubo tres el año pasado.

En eso tienes toda la razón. En el parque de El Retiro se dio un caso: la mujer, una boliviana, lo parió allí... y allí lo dejó. Dentro de una bolsa de Carrefour, que aguantan más que las de Día.

La tontería es una cualidad no acotada superiormente, como este gobierno se esfuerza diariamente en demostrar.

Anónimo dijo...

El siguiente paso será 'aparca aquí a tu abuelo'

Freman dijo...

Chesk, ¿no te vas a comprar una muñeca Leonor?

Militos dijo...

Esta noticia me toca en el alma. En mi infancia viví muy de cerca el abandono de niños. Mi padre era interventor de la Diputación en la Inclusa de Madrid.Había unos pabellones donde vivían el Director, Interventor y capellanes del centro.En otra zona estaba el torno donde anonimamente dejaban a los bebés y una campanilla sonaba cuando uno era abandonado. Las monjas los recogian. Grandes colas para la adopción. Si sus madres les visitaban una sola vez al año ya no eran adoptados y al crecer los niños se enviaban a otro colegio y las niñas estudiaban allí mismo, preparándose para salir, trabajar y establecerse por su cuenta. A mi me parecia una organización estupenda aunque la mayor ilusión de aquellas niñas que traté a menudo, era la de buscar a sus madres. El sonido de aquella campanilla en la noche (la calle O`Donnell por entonces carecía de ruidos)te repicaba en el corazón. Todo esto acabó cuando se deshizo la Diputación y se dio paso a la Comunidad de Madrid.Los niños se recogen ahora en grupos como Nuevo Futuro, aldeas Infantiles y demás.Pero cualquier cosa es mejor que destruir una vida humana o ponerla en peligro de muerte.
Perdonar mi extensión pero esto me ha removido profundamente

Chesk dijo...

Freman, todos esos países tienen una alta inmigración que no veas. Realmente, se está dando todo esto de nuevo en los guetos donde viven inmigrantes.

Y sobre comprarme un bebé leonor...eh..ya sabes que quiero un mac para Reyes. :)

Avanti, en la noticia dicen que todavía nadie ha utilizado ese mecanismo en Roma. Hay que ser inhumano para, en vez de dar una criatura en adopción, tirarla a la basura con todos los medios que hay.

Y sobre el aborto, yo tengo una opinión un poco rara sobre ese tema. Creo que hemos pasado de un extremo a otro.

Pascual, un placer tenerte en las baldosas amarillas.

He estado intentando encontrar algún enlace de los casos en España, pero no he dado con nada. Era para comparar, más que nada, porque me suena el caso que cuentas.

Cerrajero, no des ideas, que seguro que alguno la patenta.

Militos, tu post es ya una parte de nuestra historia. Esa campana sonando, las monjas corriendo a coger el bebé...me ha recordado viejas historias. Gracias por compartirlo con nosotros.

Anónimo dijo...

Esperemos que cuando una mujer abandone a un niño lo haga en esos babybox, y no en la papelera de al lado. El problema es que las ignorantes desalmadas que hacen esas cosas, suelen creer que si dejan al recién nacido en el hospital, les van a hacer preguntas. Y lo que menos quieren es tener que dar explicaciones. A ver si de una vez por todas, con tanto plan educativo chorra, se les da a las inmigrantes una mínima formación sexual para que dejen de comportarse como animales. Y si a esas clases de educación sexual no les interesa asistir por motivos religiosos, que se acuerden de los mismos a la hora de encamarse con el primero que pillan.
Perdonad por el tono, pero es que lo de tirar a un bebé a un contenedor de basura o abandonarlo a la intemperie en pleno invierno, me causa verdadera repugnancia.
http://recaredoblog.blogspot.com

Freman dijo...

Freman, todos esos países tienen una alta inmigración que no veas.

¿Eslovaquia llena de inmigrantes? No me suena... Esa es la mitad que se separó de los checos (más o menos en plan kataluffen, aunque los checos los dejaron irse bailando de alegría) y que sufrieron (o sufren, porque la verdad es que se oye hablar poco de ellos) a un tiranuelo postcomunista tras la separación. Lo mismo han cambiado mucho las cosas y tienen aquello lleno de inmigrantes... pero es que no tienen costas, ni eso. De chaval, enía un amiguete checo al que para fastidiarlo le narrábamos las incidencias de una hipotética guerra entre Checoslovaquia (por aquel entonces) y Bolivia. Claro, era obligatoriamente una guerra entre proxies, por control remoto. Los checos, por ejemplo, para pegarle una bofetada a un boliviano tenían que pedirle el favor a un peruano. El ejército boliviano, para invadir Checoslovaquia, tenía antes que pedirle permiso a los alemanes, pero estos les denegaban los visados, y en todo caso, les exigían dejar las armas en Aduanas. Sí, era una broma surrealista...

Chesk dijo...

Recaredo, es que no tienen ni educación sexual ni el más mínimo sentido por la vida. Multitud de inmigrantes buscan en este blog un abortivo ilegal, y lo toman como churros. Tal vez no saben, que una caja de anticonceptivos no es tan cara, o no lo quieren saber.

Freman, si lees el reportaje, la Republica Checa, no hablan casi de eslovaquia, se centran en los hijos de inmigrantes. No tengo ni idea, tal vez al estar tan cerca de Alemania la cosa ha crecido allá.

peggy dijo...

Insolito mecanismo , me entero por ti de su existencia , y la verdad tambien me da pena , sin palabras

Winston Smith dijo...

La vida sería estupenda, si existiera menos egoísmo, y tan solo un poco de amor.