sábado, enero 27, 2007

Espejos

Hace unos días, me fui con una buena amiga de tiendas en un gran centro comercial. Entramos en una de esas múltiples franquicias de ropa y ella eligió un arsenal de conjuntos para probarse y - por si caía algo - pillar algún chollo en las escasas rebajas que aún quedan. Mientras la esperaba fuera del probador, me miro en el espejo enorme que tienen para que los clientes se observen cómo les quedan las prendas.

Y ahí vino el susto.

En ese espejo, veo que casi la mitad de mí se refleja en él; la otra mitad, o se había perdido por el camino, o desaparecido de mis ojos; no era un espejo mágico, ni que obrase milagros, ni que medio cuerpo mio se hubiese ido de paseo, simplemente, era un espejo reductor que tenía la capacidad de que toda mujer que saliese a ver qué tal le quedaba la falda o pantalón de turno, podía verse con una o dos (o cinco) tallas menos de la que realmente posee. Dicho coloquialmente, era un ingenioso engañabobas perfecto para que cayéramos en comprar lo que sea; aunque cuando llegues a casa te des cuenta de que la realidad no es tal como te la han vendido, sino totalmente distinta.

http://i74.photobucket.com/albums/i258/haciendo_vida/espejo-reflejo-1.jpg


Y, así, mientras seguía esperando, me puse a pensar con cuántos espejos traicioneros nos cruzamos en nuestra vida; qué prisma nos ponen para que veamos ciertos sucesos, eventos, o realidades de una manera determinada, y cuántas veces podré darme cuenta de que me están tomando por boba integral e intentando modificar lo que siento; o, sin ir más lejos, las ocasiones que he necesitado un cacharro de ésos para no querer ver intencionadamente el trasfondo de un determinado asunto, que también han sido unas cuantas.

Le dije a mi amiga que, si se quería reirse, se asomara al espejo mágico; luego, por si acaso llegaba la ministra Salgado a confiscar el espejo de las ilusiones perdidas, nos largamos de allí a la tienda de enfrente; al menos no nos engañaba de una manera tan poco disimulada.

Nota: sí, no he actualizado casi esta semana, pero estoy buscando la forma de que los días tengan 48 horas en vez de 24. Si averiguo cómo, os aviso.

13 comentarios:

Sahndrah dijo...

Quién domina la información tiene el poder...por eso es tan importante recoger información de varias fuentes para hacer un cuadro de la situación y entender,conocer,opinar. El conocimiento da miedo,con él es imposible manipular a la gente...

Don Nacho dijo...

pero estoy buscando la forma de que los días tengan 48 horas en vez de 24.

Le puedes joder la vida a Jack Bauer xDD

Odio los espejos, prefiero las ventanas. Sobre todo para tirar a la Salgado por una.

El Cerrajero dijo...

'estoy buscando la forma de que los días tengan 48 horas en vez de 24'

Borra la barrita | que separa los días en el calendario xD

Militos dijo...

Ya sabes Chesk que todo se ve del color del cristal con que se mira. Eso les debe pasar a los políticos, sobre todo cuando afirman que España va bien en todo.
No te preocupes por las horas, lo importante es saber lo que puede esperar, lo que se puede dejar y lo que es imprescindible terminar a su tiempo

Elentir dijo...

Chesk, tendría que dejarte unos cuantos libros de mi particular biblioteca de diseñador. Tendrías que ver hasta qué punto se puede "adornar" la información que le llegue a uno, para hacerla más favorable al objeto publicado (o menos favorable, todo depende).

Recuerdo que, estudiando filosofía en Bachillerato, concretamente el mito de la caverna, comprendí que tenemos que resignarnos a aceptar que lo que llega a través de nuestros sentidos no son más que partes incompletas o sesgadas de un todo, y que si tenemos razón e inteligencia es para ayudarnos a completar la parte que falta. Por eso precisamente los planes educativos de los sociatas van dirigidos a producir auténticos memos, incapaces de distinguir si la información que reciben es falsa o no. Como dice Sahndrah, quien tiene la información tiene el poder. Aunque sería mejor matizar y decir que quien sabe manipular la información es quien tiene el poder.

rakras dijo...

La putada de los de las 48 horas es que seguro que entonces habría el doble de cosas que hacer en un día...pero lo he pensado más de una vez, sí. Y bueno, siempre se podría dormir una vez al día.

Ah...rebajas, compras, ropa...en fin, que gusta da no ser metrosexual...

Zapataplús!! dijo...

De esos espejos está la vida llena. Por donde andes hay uno, aunque adopten curiosas formas camaleonicas... todo puede convertise en espejo mágico.

spike_mandrake dijo...

Chesk: y te diste cuenta porque conocías la realidad y sabías aceptarla.
Pero, ¿cuánta es la gente que no quiere ni conocerla ni aceptarla sino simplemente que le den algo ya digerido, apto para el consumo?
Estamos, como bien dices, en el mundo de los espejos mágicos y las figuras irreales.

Chesk dijo...

Sahndrah, totalmente de acuerdo. Sólo nos tienen que poner determinados acontecimientos con un lazo rosa para que los veamos más "bonitos".

Siempre he pensado, que todos los partidos tienen como una departamento de "propaganda y manipulación" encargado de estas cosas. Excepto el PP, que si lo tiene, es ineficaz total. xDD.

Don Nacho, Salgado legislará próximamente para quitar esos espejos de las tiendas. No puede dejar a la gente verse más delgado porque sí. :)

Cerrajero..eso no funciona. Normalmente, el método más aproximado, es quitarse horas de sueño...pero eso también mata.

No te preocupes por las horas, lo importante es saber lo que puede esperar, lo que se puede dejar y lo que es imprescindible terminar a su tiempo

Como siempre tus sabias palabras, Militos. Por eso, este blog ha tenido que esperar esta semana. Además, no viene de más un descanso de vez en cuando.

Elentir, te aseguro que los leería en un momento. Esas cosas me interesan bastante.

El cómo vendas un producto es fundamental para tener éxito.

Muchas personas no son conscientes de que muchas cosas son como un regalo. Puede ir envuelto con papel de periódico, y ser precioso por dentro; otras sólo ven que tenga un papel precioso por fuera, pero en el interior está hueco.

También las personas pueden ser así. Con un bonito envoltorio pero podridas por dentro. Pero bueno, ése es otro tema...

rakras, si quieres emociones fuertes, te vienes una tarde compras en rebajas conmigo. Es una experiencia única. xDDD

zataplús, sí, la vida está llena de esos espejos, pero algunos nosotros mismos los necesitamos para poder dormir mejor. No es fácil siempre ser consciente de qué está pasando realmente. Lo mejor es dormir a pierna suelta gracias a los espejos mágicos.

spike, llevo muchos años fijándome en los espejos de las tiendas; a más de una dependiente le he dicho que lo cambiara, que era una tomadura de pelo.

Pero el de ayer era por demás...

Un abrazo a todos y gracias por vuestros comentarios.

Winston Smith dijo...

Algunas veces es bueno recordar que tenemos una cabeza, que aunque esta sociedad no nos deje leer "sus instrucciones", suele valer para poner en orden el resto de sentidos. Eso si, algunos la utilizan para ponerse un gorro y mirarse en ese espejo.
Prefiero el día de 24 horas, así los activos estais más cotizados. Un abrazo

Peggy dijo...

A ver podias dar pistas , al menos del nombre de la tienda ...mas que nada para controlarlo ..ni me habia fijado en tal engañifa .;) kiss

Chesk dijo...

Winston, en el fondo un día de 48 horas sería un coñazo.

Un domingo, se haría eterno, y un lunes, sería una catástrofe.

Pero, los humanos siempre estamos pidiendo. :)

Peggy, eso no vale, tienes que descubrirlo por ti misma.

Y no es sólo ésta quién la tiene. Casi todas utilizan estos trucos pero el último caso fue descarado...

pascual dijo...

Hum...pues a mí me parece que de toda esa campaña antianorexia hay un detallito que se salva, y es el unificar tallaje. Fue un adelanto para el comercio sustituir las docenas de unidades de medir por el sistema métrico decimal, gracis al cual todo el mundo pudo calcular infinítamente mejor los costes y beneficios.

Con la ropa creo que pasa parecido: se pierde un dineral en devoluciones. Si se unificase tallaje (no digamos si encima se hace a nivel europeo, haciendo desaparecer esas curiosas etiquetas donde figuran 12 tallajes diferentes), creo que sería más fácil acertar con las compras, con consecuencias positivas para el comercio. Puede que me equivoque, pero es la impresión que tengo.