lunes, marzo 13, 2006

Gran Hermano, ahora con enfermos.

Prometo cambiar de tercio en los próximos post, sé que los últimos han salido demasiado metafísicos (al menos para mí), asi que habrá que girar el rumbo, o al menos imprimir más color a todo esto. La vida son dos días, y no es cuestión de estar viendo todo el rato la parte negra de las cosas, de vez en cuando nos cruzamos con blancos brillantes. No obstante, eso será mañana, puesto que todavía hay gente que con tal de ganar dinero, es capaz de llegar a grados de mezquindad elevadísimos:
Para ser concursante de este polémico reality show unicamente se necesita una condición: Ser un enfermo terminal y estar dispuesto a que espirementen contigo bajo la atenta mirada de las cámaras.
Es un nuevo programa al estilo Gran Hermano que se emite en yanquilandia, cuya única diferencia es que los concursantes son enfermos terminales o con patologías irreversibles que van al show para que les den tratamientos experimentales. Se basa en que como éstos no tendrán el dinero suficiente para costearse esos tratamientos, el programa, a cambio de que quede todo grabadito en una cámara, se los da de manera gratuita.

El premio es curarse, o tal vez no, ya que se firma una cláusula en la que no se responsabilizan si hay resultados negativos. Por lo que, a cambio de dar una oportunidad a aquéllos que ven su vida pintada de negro, la cadena de televisión se forra, y los espectadores, se sientan en sus sofás a observar el triste espectáculo. Sé que podréis pensar que esta es una forma de darles a determinadas personas algo que no está a su alcance, pero personalmente, me parece de una bajeza moral asombrosa que se juegue con el sufrimiento, con la enfermedad y con las ganas de vivir de un ser humano para sacar partido económico. Aun así, los peores no son los productores del reality show, sino la gente que come palomitas mientras ve el programa. Al menos, para mí.

PD: la falta de la cita no es mia. Es del periodista...

6 comentarios:

Don Nacho dijo...

Se me ocurren un monton de chistes negrisimos tras leer esto pero dejemoslo estar. Algunos dias es mejor no encender la dichosa pantallita.

¿La tele? Por la ventana... o con un buen videojuego :)

El Cerrajero dijo...

Seguro que se presenta Rodríguez el Traidor y gana: es un enfermo terminal y especialista en beneficiarse con las desgracias ajenas.

Tántalo dijo...

Esta vez han llegado tarde los productores americanos. En España llevamos meses con un espectáculo de terminales, solo que aqui lo llamamos La Cuatro.
Agradecido por el enlace, reciba un afectuoso saludo.

rakras dijo...

Bueno, desgraciadamente no hace falta irse a las noticias de la tele para darse cuenta de que hay mucho impresentable suelto...Seguro que pensando todos conocemos a bastante gente que vería ese programa.

Y que posiblemente se merezcan estar en el sitio de los otros...

Un saludo

Rakras

Chesk dijo...

Nacho, no te cortes, para mí ha sido peor darme cuenta de los tipos de programas que se echan por la televisión.

Como dice tántalo, con la cuatro ya tenemos bastante, pero no dudo que este show nos lo traigan a España por cadenas con tantos valores morales como telecinco o telepolanco.

Cerrajero, después de leer los últimos comments tuyo, me doy cuenta de que quieres más a ZP que yo, y ya es decir, xDD.

Rakras, sí, por desgracia a mí también me salen varios nombres de personas que comprarían ración extra de palomitas para verlo. Determinados sujetos, les 'mola', el sufrimiento ajeno, el morbo y las 'cosas' malas.

Buenas noches a todos.

Don Nacho dijo...

"¿Quien me pone a la parca encima para que no levante cabeza...? !!QUIEN¡¡"

Si, es mala pero hoy toca Ladrillo-day en el instituto, ains...