jueves, junio 15, 2006

Regalar picanas de juguete

Hemos comentado muchas veces que el Mal está dentro de nosotros mismos. No es algo que se aprenda, ni que tengamos que memorizar a lo largo de nuestra vida, es inherente al género humano, que como mucho, podemos minimizar o maximizar en función de nuestra educación y de los valores que poseamos.

Está claro que lo que veamos de nuestros mayores, la educación que recibimos de nuestros progenitores, nos afectará a cómo seamos cuando lleguemos a adultos. No quiere decir que ellos tengan la única responsabilidad de nuestros fallos y aciertos, pero sí que pintan mucho en el resultado final de cada uno como persona. Si nuestros padres nos regalasen un pequeño juguete que trae una picana como las que se utilizaban en las torturas de la dictadura argentina en los setenta, pues mal vamos a ir:
Por menos de dos cafés, entras en una juguetería y le regalas a tu nene, un set completo de artilugios de policía, y entre ellos, la famosa picana, la utilizada por tanto asesino sin escrúpulos para imponer el terror y silenciar las bocas más díspares al régimen dictatorial. Además, por ese ridículo dinero, puedes conseguir que ese niño a priori inocente y sin maldad, se vaya entrenando en cómo ser un torturador y homicida, y al mismo tiempo, pisotear la memoria de unas víctimas y desaparecidos cuyas familias todavía tienen el dolor en sus corazones.

No es que el Mal esté únicamente en nosotros, es que haciendo estos regalos, dejando que ciertos niños jueguen con fuego, sólo conseguimos pequeños diablillos en potencia. Y luego nos quejamos, o nos llevamos las manos a la cabeza, cuando estas criaturas crecen y en vez de jugar con ese fuego, provocan graves incendios. A veces, somos nosotros mismos los culpables de ver todo convertido en cenizas, aunque no nos queramos dar ni cuenta, o prefiramos cerrar sistemáticamente los ojos.

10 comentarios:

Freman dijo...

¡Qué asco, por favor! Sin embargo, hay que reconocer que no se trata esta vez de una cultura específica de la "izquierda", sino de una subcultura enraizada en cierta "derecha". La verdad es que, si debo creer todo lo que he leído sobre Argentina, tendría entonces que reconocer que no logro entender ese país. Hay historias terribles sobre gerifaltes nazis (alemanes y croatas, principalmente) a los que la iglesia argentina, el peronismo y el régimen franquista le hicieron el pasillo de honor desde Europa al Nuevo Viejo Mundo. Te encuentras también periódicamente historias sobre colonias nazis en Argentina y Chile, y no siempre son leyendas.

Lo que encuentro terrible, sobre todo, es que esta vez se trata de un Mal cuyas raíces pueden tocarnos desde muy cerca. Cuando se trata del régimen nazi en Alemania o de las matanzas de Stalin, o de la muerte silenciosa en el Gulag, puedo leerlo como si se tratase de historia antigua, o incluso como historias sobre otro planeta. Los protagonistas (los malos, quiero decir), son bárbaros asiáticos que me resultan extraños, o pálidos descendientes de los germanos que creían en las supersticiones más absurdas. Por el contrario, cuando se trata de escarbar en la cara oscura de la historia argentina, chilena... y española, el escalofrío es más cercano. Los malos eran gente como nuestros vecinos... como nosotros mismos. ¿Qué debe romperse para que uno de nosotros descienda a esos infiernos de la perversidad? ¿Qué extraña creencia tiene que incorporarse a nuestro sistema habitual de creencias para que la vida humana deje de importar, para que podamos regodearnos en el sufrimiento ajeno?

Quizás el infierno al que nos ha sometido la ETA ha salvado a la España moderna y a su derecha de merodear estos abismos. Quizás el innegable predominio de la izquierda española en la década de los 80s nos haya evitado contaminarnos directamente con el demonio del GAL. Pero mientras hayan preguntas sin respuestas, o más exactamente, preguntas que no se pueden formular, seguirá la Bestia mirándonos desde la oscuridad, dispuesta a saltar sobre nuestros cuellos al menor descuido... como probablemente ocurrió el 11M.

El Cerrajero dijo...

Para los que no prefieren cerrar los ojos:

El próximo lunes 19 de junio, a las 10:30, comenzará en la Audiencia Nacional el juicio contra Francisco Javier García Gaztelu, "Txapote", asesino del concejal del PP en Ermua y miembro de NN.GG. Miguel Ángel Blanco.

Por Miguel Ángel y porque "No hay Justicia, sin Memoria", convocamos a ciudadanos y medios de comunicación a acompañar a los jóvenes de NN.GG. del País Vasco el próximo lunes 19 de junio, a partir de las 10 h. frente a la Audiencia Nacional.

NO HAY JUSTICIA SIN MEMORIA
PÁSALO

Freman dijo...

Esta bien la idea. Que no se crean que van a salir de rositas.

rakras dijo...

Me da a mí que está es más bien una cuestión de hijoputismo duro que de izquierdas o de derechas. Tampoco creo que tenga demasiado que ver conque sea Argentina, pero yo lo que pasa en ese país lo entiendo desde que me enteré de que Francia allí tiene muy buena prensa.

"Pero mientras hayan preguntas sin respuestas, o más exactamente, preguntas que no se pueden formular, seguirá la Bestia mirándonos desde la oscuridad, dispuesta a saltar sobre nuestros cuellos al menor descuido... como probablemente ocurrió el 11M."

Creo que no entiendo del todo esto...

Freman dijo...

No lo entiendes porque tampoco yo termino de entenderlo. Tengo un libro en algún rincón sobre "la verdadera Odessa", escrito por un argentino. El libro cuenta cómo se organizó la fuga de importantes dirigentes nazis, en la que presuntamente (no, no es un formalismo) participaron el Vaticano, Madrid y Buenos Aires. ¿Un invento de la Izquierda? ¿Cómo lo puedo saber? El hecho es que todas estas ratas, efectivamente, fueron apareciendo más tarde, una a una, en Argentina y Chile. No se salvaron nazis alemanes, sino específicamente nazis alemanes de confesión católica. Y nazis croatas. Croacia es mayoritariamente católica, y fue, casualmente, uno de los países donde más virulentamente prendió el nazismo. El resultado de la última explosión de odio en los Balcanes fue capitalizado por los musulmanes bosnios, y la culpa recayó mayormente en los serbios... pero todo comenzó como un enfrentamiento entre serbios, ortodoxos y apoyados mayormente por Francia, y croatas, católicos y apoyados por los alemanes. ¿Nunca has oído o leído que la guerra fue provocada por el insensato reconocimiento prematuro por parte de Alemania de la "independencia" croata? Te pregunto si lo sabes porque, en algún momento se dijo... y sin embargo, es una opinión que ahora es difícil de tracear. Sobre todo, porque el segundo episodio de la guerra, Kosovo, terminó por liar las cosas y desvió la atención sobre los orígenes reales del conflicto...

... me he desviado un poco del tema, abundando sobre el discreto papel de Croacia, pero recapitulo: terminada la 2GM, se pusieron en marcha varias operaciones para lavar la presunta culpa que pudiese tener el Vaticano. Como escribí en un comentario en "Cómo ser de derechas...", el triunfo de los nazis fue posible porque las derechas, primero la bávara y luego a nivel nacional, aceptaron a los mamporreros nazis como muro de contención al comunismo. Fight fire with fire... pero las cosas se salieron de madre. La percepción moderna sobre el nazismo, sin embargo, está muy contaminada por la impresión de que los nazis eran una panda de neopaganos chalados. Efectivamente, unos pocos nazis eran neopaganos chalados, pero no eran la mayoría. ¿Conoces un librillo cutre-ocultista llamado "El Retorno de los Brujos"? Es un libro escrito por dos franceses, no sé si a finales de los 50s o muy al inicio de los 60s, y es una de las fuentes de la teoría "Nazismo = Neopaganismo". No fue un libro encargado desde Roma, por supuesto, sino que estos personajes intentaban lavar otra culpa: la del colaboracionismo francés... pero vino de perlas (si hay mermelada, ¿por qué no va a haber un vino?), y aunque el libro es un enorme disparate de principio a fin, escrito en un lenguaje que anticipa el estilo de la filosofía postmoderna franchute, la "percepción" contemporánea sobre el nazismo coincide casi exactamente con la que presenta este librillo.

Me estoy extendiendo mucho. Una pregunta: ¿qué opinas sobre Pinochet? Detuvo una operación castrista en Chile, y no fue más sanguinario que el Che Guevara, cierto. Pero... yo no puedo considerarlo bueno. Es un reflejo fractal de Franco. Con nuestra guerra civil puedo distanciarme: fue cosa de otra época. Ninguno era bueno, y gente buena se vio obligada a luchar codo con codo con gente mala... sobre todo en el bando nacional, porque en el bando republicano eran mayoría los malos. Intento aplicar el mismo distanciamiento con Chile, a pesar de ser más cercano en el tiempo. Sin embargo, una persona que admiro, Margaret Thatcher, se considera amiga de Pinochet. Un escritor que respeto y leo con atención, Paul Johnson, es "fan" de Pinochet. ¿Me contamina esto?

Corto, que esto se está alargando mucho...

rakras dijo...

Bueno, yo me refería más a la parte del 11M, que no lo relaciono con eso que has contado.

------------

Sobre Pinochet, pues sé que paró a los comunistas y en economía hizo que fuese el único país presentable de la zona. A la vez que se dedicaba a matar a los que no pensaban como él. Me parece casi de lo mejor que le podría haber pasado a los chilenos en esas circunstancias, pero sin llegar a ser nada admirable, un ejemplo a seguir o que merezca ser alabado.

Y por supuesto, que acertara en economía no tiene nada que ver con que la justicia chilena pueda condenarlo por todos los delitos y crímenes que sean su responsabilidad, la ley es igual para todos.

También es que yo tengo la ventaja de poder distanciarme de Pinochet.

P.D:Así a priori, parece irónico que Francia apoyará a los ortodoxos y Alemania a los católicos.

Freman dijo...

Así a priori, parece irónico que Francia apoyará a los ortodoxos y Alemania a los católicos.

:) Francia es un país extraño, que se aferra a determinadas tradiciones sin explicación aparente. En este caso, se trata de cierta eslavofilia francesa. En su momento, cuando Francia consideraba que su principal enemigo era Alemania (y de verdad que lo era, desde el siglo XIX), era natural aliarse con los rusos como fuerza de contención frente a los alemanes. En vísperas de la IIGM, el aliado era Polonia, y la guerra estalló finalmente (por fortuna) porque Francia indujo a Inglaterra a atarse a los polacos. La pena es que, cuando finalmente los polacos fueron invadidos, los franceses retrocediesan y dejasen a los ingleses con el culo al aire. La arabofilia francesa también se remonta al conflicto con los alemanes: los franchutes creían que los alemanes los iban a superar demográficamente, y confiaron en el empuje de un Africa musulmana que confiaban en afrancesar.

Bueno, yo me refería más a la parte del 11M, que no lo relaciono con eso que has contado.

Ah, eso es más fácil. La derecha española sigue creyendo en las instituciones tradicionales relacionadas con la ley y el orden... y sin embargo, te puedes encontrar de todo. ¿Hasta dónde llega la corrupción en las FSE para que un 11M fuese posible? ¿Es cierto que desde Inchaurrondo algunos guardias civiles tenían montado un chiringuito de narcotráfico? ¿Se ha depurado aquello lo suficiente... o simplemente se echo la manta para tapar la basura? La conexión GAL-GC, ¿se limitó a Galindo y dos subordinados chiflados? Sin embargo, si dices algo sobre la GC, hay personas en la derecha que se lo toman como un agravio personal. Y la GC después de la transición sólo tiene sentido como típica chapuza para disimular una cobarde cesión: es la presencia que nos queda en las Vascongadas después que les cediéramos cobardemente el control de la policía local.

rakras dijo...

Uhm, teniendo en cuenta todos los comentarios que se oyen, especialmente por parte de FJL, sobre las FSE...en ese tema veo ya muy poca gente de la derecha española en la dirección que apuntas.

Aunque ya has visto lo indignados que se han puesto algunos cuando la gente duda del Estado de Derecho que condenó a Gómez de Liaño y de la policía de los GAL...

Freman dijo...

Sincronicity. Juro que no había visto todavía este artículo en LD:

El destino final de Hitler

El libro que mencionaba es "La auténtica Odessa". Es sorprendente que se produzcan estas coincidencias... o quizás no haya tal cosa. Si sigo la cadena causal en las dos direcciones llego al mismo punto: Argentina. Quiero decir: el mío es un comentario en un post de Chesk sobre un juguete made in China vendido en Argentina. Horacio es un argentino que escribe sobre un libro recién editado en Argentina. Ahí se pierde el rastro.

Chesk dijo...

La verdad, es que a mí me impresionó que hubiese gente que fuese capaz de comerciar y hacer dinero con el sufrimiento pasado de un pueblo. Aunque sé que tal vez no es comparable, me imagino que vender campos de concentración en miniatura para que nuestros críos jueguen, sería algo imposible en Eurabia, o tal vez sí, quién sabe.

Luego nos extrañamos que cuando esos niños lleguen a adultos hagan lo que hacen, y en algunos casos, se desvíen tanto que cometen atrocidades. Si nosotros cuando son pequeños les regalamos o compramos chismes que ya incitan al odio, violencia y demás cosas negativas, no podemos esperar que luego salgan unas alas de angelito.

Respecto al tema de Argentina, pues creo que todavía ha pasado tan poco tiempo de todo eso que no podemos sacar una conclusión de lo que ocurrió en ese país. Lo único claro sea tal vez que nadie se merecía morir de esa manera, y menos, por no opinar o comulgar con las ideas del que mandaba.

Eso sí, Argentina es un país digno de estudio. Otro que se retroalimenta pensando en sus desgracias, llorando todo el día por lo que fue o dejo de ser, en vez de mirar para adelante.

Un abrazo a los dos.