martes, junio 06, 2006

El día de la...

Siempre se ha dicho que el hombre deja antes de creer en Dios que en el diablo, o que el mayor triunfo de éste, es hacernos creer que Él no existe. El miedo nos atenaza más que la sensación de bienestar, y claro está, no estamos los humanos para ponernos a vencer nuestros temores más internos, ni mucho menos el mundo está repleto de valientes.

Mis conocimientos sobre teología no es que sean muy extensos, pero hoy me he quedado a cuadritos al leer la prensa o escuchar la radio, y ver qué noticia están dando una y otra vez:


Los más supersticiosos o crédulos están, o bien atemorizados, o bien preparando sus actos incalificables, pensando que hoy es el día de reencarnación del culpable de todos los males.Ya lo cantaban los Rollin' en Sympathy for the devil, desde Pilatos hasta los Kennedys, pasando por los Zar… él siempre estuvo allí.

No obstante, me ha resultado curioso, que un mundo cada día más pagano, con menos creencias y con mayor dificultad para reconocer y sentirse orgulloso de sus raíces judeo-cristianas, esté celebrando a su manera lo escrito hace dos mil años por un tal Juan en el libro del Apocalipsis.

Ignorar la existencia del bien, pero atemorizarnos ante la presencia del mal. Tal vez estas celebraciones se deban únicamente a que por narices hay que hacer algo novedoso, o que hay mucho loco suelto por centímetro cuadrado, pero qué quieren que les diga, cada vez me sorprendo más de las cosas que podemos llegar a hacer, e incluso, de cómo los medios de información son los que publicitan estas prácticas. Porque seguramente, si el diario El Mundo no hubiera sacado una página entera al evento, yo sólo hubiera pensado que hoy es un día sofocante de junio y que queda menos para alcanzar el anhelado fin de semana.

Ya veo que todavía necesitamos algo en que creer, aunque sea en el diablo más diablo de toda la historia.

16 comentarios:

El Cerrajero dijo...

Es verdad que hoy es el día del Demonio y del Mal ¿o acaso no has visto a Rodríguez el Traidor en el Congreso?

Freman dijo...

Y el Diablo tiene cuernos, y hoy algún cornudo en Telemadrid ha pospuesto el telediario hasta las 10 para transmitir... los toros.

Algo sí que puedo decir sobre el tema: cuando perdí mi fe en Dios, me dije que quizás el Diablo estaría más cerca, y que si encontraba al Diablo, tendría al menos alguna certeza sobre la existencia de El. Lo busqué en los sitios más probables, pero también en los inverosímiles: vudú, espiritismo, brujería... Puse el mismo empeño que Mulder con sus X-Files. Y nada. Nada que no pueda explicarse mediante drogas, venenos o sugestión histérica.

Chesk lo ha dicho muchas veces: el Diablo, es decir, el Mal, está únicamente en nuestro interior. Yo digo, además, que ahí dentro también se encuentra el Bien. Demasiado poder para una especie animal que detesta asumir responsabilidades.

cruzcampo dijo...

Es que no hay religiosidad, hay idolatria mitomania, histeria y supersticion.

Hay instintos primarios y fantasias.


Y los malos siempre hacen lo que quieren, porque su juego no tiene reglas.

Freman dijo...

Pero, ¿es que alguna vez ha habido otra cosa? Una de las grandes contradicciones de la Historia Sagrada es que, en las épocas en las que supuestamente Dios se hacía ver más, la gente era menos fiel y creyente. Cuandos los israelitas atravesaron el desierto camino a casa, Dios estaba presente entre ellos como una nube. Se veían milagros. Se abrían las aguas del Mar Rojo. Llovía comida del suelo. Moisés pegaba con una vara en una roca y de ella salía agua dulce (ya quisiera la varita la Narbona). A pesar de todo esto, en cuanto Moisés se descuidó, en cuanto subió a la planta superior para hablar con el jefe, los israelitas fundieron un becerro de oro y empezaron a adorarlo.

Moisés bajó de la montaña con un resplandor tan fuerte en su rostro que tuvo que llevar un velo el resto de sus días. Sin embargo, de vez en cuando algunos se atrevían a disputarle el liderato... a pesar de tener las estadísticas en contra: se podía abrir la tierra bajo tus pies y tragarte, que era lo más frecuente.

David, el rey, contaba con la bendición de Dios. Conversaba con Dios de cuando en cuando. Sabía que existía... y eso es una terrible trampa, porque David no necesitaba ser creyente en el sentido más estrecho de la palabra. Sin embargo, en cuanto fisgoneó a la mujer de Urías duchándose y se le despertaron los apetitos, todo lo anterior le importó un carajo.

Y sobre hijos: ¿qué ambiente más lleno de valores que la casa del rey David? Sin embargo, esto no impidió que Absalón fuera un cabronazo integral, y que Salomón terminase aprobado raspando.

Jo, si es que al propio Dios mira qué hijo más chungo le salió. Y eso, a pesar de que El lo ve todo y lo sabe todo. No seáis pesimistas. No sabemos cuándo nos descuajeringará el siguiente meteorito, pero podemos darnos con un canto en los dientes por haber podido llegar al día de hoy.

rakras dijo...

No es una contradicción, Freman...es una prueba de tu fe.

El demonio es Ruben Melissa. Y Rubalcaba su profeta.

Y estos temas me dan mucho pero que mucho asco, la verdad.

Chesk dijo...

Qué conste que según iba escribiéndolo se me venían a la cabeza los caretos de ZP y Rubalcaba, pero bastante divertido fue ayer el congreso como para meter más leña, juas.

Respecto a lo que me decís, pues en parte de acuerdo con todo. No es en sí fe, sino morbo, rozar el mal, sentirlo, y luego poder contar a los amigos que ellos estuvieron celebrando el día del Diablo.

Y sí, los malotes no tiene reglas ni prejuicios a la hora de actuar, en eso se diferencian de los demás que actúan según un raro código de valores que parece no estar de moda.

Freman, a este paso, como van las cosas, en vez de venir el meteorito del exterior, vamos a tirárnoslo nosotros solos. No vamos a necesitar ayuda externa.

Desde que cayeron ciertas torres en N.Y, parece que únicamente se ve una parte de nuestro interior, tal vez por eso soy tan pesimista.

Rakras, a mí también me da repelús, y mas ver cómo la película de la Profecía se estrena aprovechando este día...

Un abrazo a todos.

rakras dijo...

Desde que cayeron ciertas torres, todo es igual solo que sabemos lo que se esta viniendo encima. Aunque sí, eran bonitos aquellos tiempos de "paz" de finales de los 90 y siguientes años. El tiempo de entreguerras correspondiente, por otra parte. En fin, ya se sabe que la paz es el tiempo que hay entre una guerra y otra.

¿Valores, eso que es? Tu eres una absolutista moral que osas imponerte tu voluntad en vez de guiarte por el sano colectivismo.

Don Nacho dijo...

Las 13:20 del 07-06-06 y aqui sigo esperando el "Fin de los Dias" ese... tendremos que salir a buscarlo.

¿Soy el unico que piensa que estas cosas se las inventan para vender lexatin?

cruzcampo dijo...

Don Nacho por ejemplo, has dicho algo muy importante y puesto de manifiesto una realidad propia de sabio anacoreta. Si desaparecen todos los pecados del mundo, el mundo se va a tomar por culo. Adios policias, adios notarios, adios abogados, adios prostitutas, negocios dedicados a satisfacer la avaricia, loterias, juegos, o la gula, restaurantes...vendedores de espejos, misioneros, expertos en seguridad, todo el mundo al carajo.


Que interesa a los que venden medicamentos para el estres y la ansiedad? Pues que la gente este ansiosa en unos terminos justos. Si lo esta mas, mal, se puede ir a la mierda la sociedad, pero si lo esta menos, al carajo el negocio.
Hay que mantener el equilibrio.


Menos mal que tengo este rincon para leerles cuando sufro de ansiedad y que al desaparecer los pecados no desaparecerian ustedes... O si?

rakras dijo...

El problema es cuando nos joden los pecados de los demás...Si viene alguien y le pega un tiro a algo que yo quiera mucho mucho mucho...el portátil, por ejemplo, no me voy a acordar del policia que se gana la vida por los pecados del que pega disparos. Lo que no quiere decir que sea falso, por otra parte.

Lo bueno del anacoreta es que eso no le pasa, claro.

Uhm...como en el Wind Fish, se te pasa la ansiedad y desaparecemos. Sería curioso. Pero espero que no tengamos que aguantar sin que nos maten y sin robar nada para ver el final alternativo.

Chesk dijo...

Sí se pasa el equilibrio del lexatin, siempre habrá otra farmaceútica que tenga un fármaco más potente y que empiece a forrarse las manos con tu química cerebral.

Aunque está claro que este mundo es así por el equilibrio entre cosas confrontadas. Siempre se habla de bien y mal, pero lo podemos reducir a negro o blanco.

Por eso me extrañaba que mucha gente celebrase el día del diablo sin tener fe en Dios. Me parece una contradicción, ya que creo, que las dos cosas van unidas totalmente.

Y antes de que desaparezcan los pecados pienso que aparecerá nuestro amigo el meteorito...

rakras dijo...

En todo el puto dia no me ha dejado abrir los comentarios...

A mi no me extraña, tener fe en Dios a ratos implica tener que cumplir ciertas normas. Es mucho más comodo adorar al dios ogsero, vulgo diablo.

rakras dijo...

logsero, quiero decir

cruzcampo dijo...

'dios logsero' juajuajuajua, ay que bueno.

Chesk dijo...

Rakras, ayer había bastantes personas que blasfemábamos en arameo por el fallo de blogger. Pensé en instalar haloscan, pero como que no me apetece que se pierdan todos los comments..

Freman dijo...

Estamos en malas manos, por desgracia, y como no nos ha costado un duro, no podemos ni protestar.