miércoles, febrero 08, 2006

El paraíso perdido

Leo en la prensa que unos científicos han descubierto en Nueva Guinea una treintena de especies sin identificar. Cada día en el mundo se averigua que existen bichos nuevos, pero lo destacable de este caso, es que son ranas, mariposas y algún mamífero, en especial un mamífero ovíparo; recordemos que tan sólo casos tan raros como el ornitorrinco tienen esas características.
Dicen que es como el pequeño jardín del Edén, un lugar donde no ha llegado el hombre, que no existen guerras, ni odio, ni gobiernos con ganas de broncas, ni terroristas con ansias de poner bombas. Allá, no ha llegado el escándalo de las caricaturas ni hay etarras que van a ser liberados.
Es un auténtico paraíso. La lástima, es que seguramente nuestros ojos no podrán verlo y nos tendremos que conformar con nuestra rutina diaria. Una pena.

2 comentarios:

Indrackia dijo...

La lástima es que una vez descubierto deja de ser tal Edén... y es que los seres humanos dejamos huella donde vamos...

Un abrazo.

Chesk dijo...

Sí, en eso había pensado también Indri. Cuando vi que los pobres animalitos se dejaban coger alegramente ya que no conocían la faceta destructiva del hombre...se me vino a la cabeza la idea de que o aprendían pronto que a los humanos no hay que darles la mano o se irán directos a la extinción.

Un abrazote.