martes, marzo 10, 2009

Mobbing maternal

Como la crisis en este país parece un huracán que no perdona, que arrasa con todo lo que pilla a su paso, parece ser que también está afectando a ese sector de la población activa un poco más sensible: las mujeres embarazas. Según un reciente estudio, más de 30,000 trabajadoras han sido despedidas en el pasado año por el simple hecho de traer una vida al mundo (estos datos yo los cogería con pinzas, pero bueno) :

Y lejos de ponerme a hacer un alegato a favor de las mujeres, habiendo pasado hace poco el día de la mujer trabajadora, lo que sí voy a exponer es una crítica en toda regla: la culpa, si de alguien ha de ser, es parte nuestra.

Nuestra porque estoy harta de ver a mujeres que con ocho semanas de gestación se dan de baja del trabajo aludiendo motivos inverosímiles; o sin excusa, simplemente por el hecho de estar así. Y claro, mientras ellas están en casa con un sueldo mensual, sus compañeros tienen que hacer el trabajo por dos, los costes de la empresa aumentan y tiene unas consecuencias a largo plazo que pagamos las demás.


http://empleo.universiablogs.net/files/embarazo_trabajo.jpg

Al final cuando, por ejemplo, vas a una entrevista de trabajo sucede que no te miran como a una profesional, sino como un futuro trabajador que puede tener siete meses de baja preparto, más uno de vacaciones, dieciocho semanas de baja maternal, más las horas de lactancia cuando te incorporas.

No nos vamos a extrañar de que en esta vida al final siempre paguen justos por pegadores, pero al menos dejar las cartas bien claritas encima de la mesa.



7 comentarios:

aguilar dijo...

Eh... me has dejado sorprendido, sinceramente.

Freman dijo...

He visto de todo. Si te portas bien con el jefe, el jefe abusa. Si te portas mal, en dependencia de la necesidad que tenga el jefe, te lo pasa y te cuida más, paradójicamente, o te echa.

El problema es que, mientras más protectoras sean las leyes, más bajos van a ser los salarios.

Gorila sin pelo dijo...

Siempre es de aplaudir que alguien ponga las cartas boca arriba...

El lobo estepario dijo...

Valiente reflexión, aunque es difícil generalizar.
Hay embarazos y embarazos. También depende del lugar de trabajo y a los peligros que se exponga.

Por mi experiencia, las embarazadas suelen alargar más de lo debido, precisamente por miedo a ser despedidas.

Hay muchas opciones, más ahora con internet y el teletrabajo. Sobre todo hacen falta empresarios creativos, capaces de sacar ventaja a situaciones como ésta.

Un fuerte abrazo.

Militos dijo...

Tienes toda la razón, el embarazo no es una enfermedad y hay que cumplir como las demás. hace unos días publiqué algo sobre ello en //consinnada.blogspot.com/.
hace mucho que no te premio, así que te he dejado uno en De Dentro. Me voy al campo hasta el lunes, ero puedes recogerlo cuando quieras, reciosa. besitos

Carmen dijo...

Efectivamente, eres muy valiente al exponer esto.

Yo tengo claro que cuanta más protección por parte de las instituciones, más recelo por parte de los empresarios. Es así aunque nos pese. Y más ahora.

Durante un tiempo tuve una enfermedad de difícil diagnóstico que me hacía muy cuesta arriba acudir al trabajo. Pero aunque me lo aconsejaron nunca pedí la baja. Por el contrario, otros se tomaron unas "largas vacaciones" a costa de la empresa alegando una más que dudosa "depresión". Al final, en el saco de los "enfermos" entramos todos, incluso los que alguna vez tuvimos que ausentarnos por causas extremas. Aquellos empresarios lumbreras y muy progres, por cierto, lo llamaron "absentismo". Mientras tanto, los "depresivos" seguían de vacaciones en la playa para curarse de sus tristezas.

Hay que joderse.

Un abrazo Chess

Chess dijo...

Aguilar, ¿por qué te he sorprendido? Defiendo los derechos de las mujeres, pero no que nosotras mismas abusemos del sistema. Al final, las únicas perjudicadas somos nosotras.

Freman, claro que hay de todo, todo depende de cómo de imprescindible te considere tu jefe y el grado de "humanidad" que tenga. Pero lo que está claro es que la empresa privada no es una ONG y no se pueden aguantar cuentitis aguditis vengan del sexo que vengan. Por cierto, cuanto tiempo sin verte...:)

Gorila, si en realidad esto ha sido un desahogo mio después de conocer el caso de una mujer que, sin embarazo peligroso ni riesgo alguno, se ha dado de baja con un mes de embarazo. Después de que el predictor se lo afirmara. Lo primero que me pasó fue cabrearme, lo segundo acordarme de la cantidad de mujeres que hay en el paro, y lo tercero de posibles entrevistas de trabajo..

Lobo estepario, mi última compañera embarazada le suplicamos todos que se diera de baja ya porque no queríamos llevarla corriendo al hospital, estuvo hasta los ochos meses trabajando porque se sentía bien y no quería estar en casa.

Generalmente, los trabajos de índole administrativo las mujeres aguantamos más precisamente porque solemos valorarlo. Pero en sitios de producción y demás...pffff.

Militos, creo que tú de embarazos sabes bastante. :)
Y no, no es una enfermedad, eso es lo que hay que intentar trasmitir.

Me paso ahora mismo a por el premio, muchas gracias por acordárte de mí. :)

Carmen, creo que me he permitido decir todo esto sólo por el hecho de ser mujer. Sé que si lo hubiese escrito un hombre otro gallo cantaría.

Y mas bien porque a nosotras mismas nos ha perjudicado las actitudes de algunas. Ahora ya por ley no se puede despedir a una mujer embarazada, que en el origen de la medida me parece perfecto, pero sólo me imagino cómo van a afrontar los empresarios la actitud de algunas que, sabiendo esto, se pintarán las uñas en el puesto de trabajo.

En esta vida, pagamos siempre justos por pecadores. Y del absentismo laboral también me sé historias muy graciosas, algún día hablaré de ellas.

Un abrazo a todos y gracias por vuestros comentarios.