martes, mayo 04, 2010

Fuera la VPO

Hace unos días, me enseñó su nueva casa un familiar bastante cercano. Es una vivienda de VPO,de unos 72 metros cuadrados y un total de tres habitaciones. Cabe destacar que la impresión que me dio es que los materiales de la construcción eran de bastante pésima calidad, que estaba en el escaparate de IKEA de su casa en 35 metros cuadrados ( o sea, un pequeño ataque de claustrofobia) y que mi familiar iba a tener que invertir bastante dinero para meterse ahí.

Después de eso, mis impresiones variaron cuando me enseñó el garaje comunitario y vi al lado de su plaza este coche:



Un precioso coche alemán, de bastante kilos, que el vecino de turno se había comprado. El dinero que se había ahorrado en la vivienda de protección, lo había invertido en adquirirlo. Un dinero que, cabe recordar, buena parte viene de las subvenciones que las administraciones dan de nuestros impuestos.

Por estas razones, desde aquí aboco por la finalización de la vivienda protegida. Por eso y por la estafa que las rodea: viviendas que no se pueden alquilar y que se alquilan; ventas a precio de VPO que por debajo se entrega un dinero en B; y que estoy harta de que muchos ayuntamientos vean en este tipo de inmuebles un arma electoral y populista. Como el caso de Getafe que a falta de pisos tiene diez mil para ellos solitos. Una locura incluso cuando la burbuja ha explotado por completo.

4 comentarios:

Señor Ogro. dijo...

En mi ciudad, Vitoria, vemos esa situación de continuo. Jovenzuelos que curran ganando bien, les toca un piso de vpo, y a comprarse un cochazo.

Yo estoy a favor de que las vpo no sean en propiedad, o que al menos el valor de la hipoteca mensual se revise en función de las ganancias anuales.

Lo que no puede ser es lo expuesto, u otros casos de gente que al medio año de tocarles la vivienda, ganan más de 2000 pavos mensuales, como también hay casos.

Chess dijo...

Xka, sé que este post no es precisamente políticamente correcto. Es más, todos los políticos se les cae la baba pensando la cantidad de votos que van a arañar con la palabra VPO.

Pero tenemos que concienciarnos todos que es un fraude y que se financia con nuestros impuestos.

Los materiales de pésima calidad, las construcciones dejan de desear muchísimo, el límite para acceder a veces es de 60000 euros al año por familia ¡eso es muchísimo! y encima atas a una persona 25 años en la misma ciudad porque no lo puedes vender.

Hay que liberalizar el suelo y dejarse de protecciones, pero claro ¡ estoy cometiendo pecado al hablar de esto!

Un saludo.

Señor Ogro. dijo...

Aunque reniego del actual sistema donde pagamos durante 25 años los terrenos que los ayuntamientos venden a precio de oro, tampoco estoy a favor de una total liberalización.

Creo en un crecimiento ordenado de las ciudades, una de las mejores inversiones que se puede hacer en el bienestar de los ciudadanos. Pero tampoco puede ser lo que hay ahora, donde el terreno público es la mina de oro para los ayuntas.

Chess dijo...

Desarrollo ordenado es justo lo que no hay. ¿Has observado esas nuevas moles de hormigón que han hecho en la última década?

Por Dios, ves ciudades extranjeras y da gusto. Es calidad de vida y aquí sólo tenemos calles angostas, edificios de colores de VPO, y el ayuntamiento de turno rico hasta las trancas. ¡Y con nuestros impuestos!

Yo lo que fomentaría enormemente es las reformas de casa en vez de tanta nueva. El impacto a lo tonto que estamos haciendo es bestial.