viernes, mayo 23, 2008

Pasotismo

Hacía más de un año que no nos veíamos, pero quedamos a tomar algo hace un par de días. Un viejo amigo que conocí en uno de esos divertidos congresos de trabajo que te ayuda a no dormirte a primera hora con sus comentarios y su afilado humor. Mi amigo, sevillano de pura cepa, no pasaba desapercibido en el entorno en el que nos movíamos.

Así, comentando viejas historias, nos pusimos a hablar de nuestros respectivas políticas municipales. Como allá, en Sevilla, hay ciertos barrios donde los servicios públicos no se atreven a entrar y resto de anécdotas surrealistas para una ciudad española; la que más me llamó la atención, no obstante, fue la del Metro de Sevilla.



Parece ser, que la idea de que una de las urbes más grandes de Iberia tuviera ese transporte surgió allá por el año 1968, en el propio franquismo, con un ayuntamiento no democrático. Cuando se llegó a la democracia , ya bien por falta de fondos o porque a alguien no le apeteció tomarse el proyecto en serio, se guardó en el cajón del olvido hasta hace unos pocos años. Ese metro, se inagurará 40 años después, en el próximo otoño.


Cuatro décadas donde los ciudadanos no han conseguido que sus políticos se tomaran en serio sus peticiones, y en las que han primado los intereses de los burócratas en vez del de la de los primeros; donde las personas de a pie no han presionado a los que eligen con su voto - y a su gran séquito de acólitos y vendidos cuando nos referimos al cortijo andaluz - en los que ha vencido el pasotismo como estilo de vida.

No se puede mostrar la imagen “http://img204.imageshack.us/img204/5027/t49sn.png” porque contiene errores.

Pasotismo, como el de los ciudadanos de Coslada que, después de 20 años con un corrupto como jefe de la policía municipal, nadie ni dijo, denunció, o expuso algo en contra. Todos callaron.

Y así, cerramos la boca hasta que un día explota algo y nos miramos pensando que cómo ha podido pasar eso: muy simple, mirando hacia al otro lado día sí y día también.


5 comentarios:

Jose M. dijo...

el pasotismo es uno de los males endémicos de España, acrecentado por unas castas políticas que hacen lo que les da la real gana, en vez de atender las demandas y soluciones reales de sus administrados, sus convecinos... es la otra cara de tanta burrocracia estéril, ineficaz, etc, de cara al contribuyente-ciudadano, no así para repartir cargos, influencias, y demás caramelos entre los politicastros, sean de Coslada, Madrid, Sevilla, Cartagena o de dónde sea, es un triste denominador común

saludos y un besote, Chess, que hacía tiempo que no se te veía el pelo :)

Zapatrácula.

Elentir dijo...

Lo malo del pasotismo es que mucha gente ya lo ha convertido casi en una costumbre social. Y si te la saltas parece que eres algo así como un especimen curioso, digno de estudio. Es muy triste a lo que hemos llegado en una democracia que debería ser participativa.

Chess dijo...

Sí, pero una pregunta, ¿creéis que Gallardón saldría reelegido si en un barrio de Madrid no pudiera pasar los servicios públicos a hacer ciertas tareas como barrer las calles?

Francamente, creo que no.

El pasotismo es un mal endémico, totalmente de acuerdo, pero según vamos descendiendo a ciertas comunidades se agrava más la cosa.

Un abrazo a los dos. :)

Jose M. dijo...

En el caso de Gallardón, saldría de refilón en los medios (si le sucede a Esperanza Aguirre, la ponen de vuelta y media, eso de entrada). En general, los vecinos presuponen que los políticos están ahí para servirse, y lo que les joroba, más que pagar impuestos y más impuestos, es ver que no hay(haya) 'traducción', vamos, reflejo de los mismos, desde ver que se limpian las calles, hasta otras necesidades y equipamientos, seguridad, etcétera

Lamentablemente, al pasotismo endémico hay que unir el viraje del ex-principal partido de la oposición (al menos, su aún 'líder' y presidente, y sus acólitos)...

pasotismo + dictadura progre-demagógica = desastre, borreguismo, y nihilización

saludos y buenas noches

Arbok dijo...

Lo de coslada me parece un juicio injusto, porque cuando quien te arrolla es la propia policia, y de tu barrio...¿ a quién denuncias?, es como pedirle a un militante del PP en Mondragón que pida ayuda a la alcaldesa....

No se puede culpar a la gente de eso, no al menos en este caso. No es TAN sencillo...ese juicio ha sido injusto.

Un saludo.