jueves, mayo 01, 2008

Héroes

Ahí están: quietos, impasibles, desafiantes. Llevan más de cien años observando lo que hacen nuestros políticos en este país; cien años en los que, seguramente, alguna vez les hubiese gustado poder convertir la piedra en tejido vivo y emitir un rugido que se oyera en todo Madrid. Fieles testigos de la política española del siglo XX, mirando como nuestros diputados se pisan a otros por conseguir el poder. Amargo trago para ellos.

Claro está, me refiero a los leones del Congreso de Diputados que coloquialmente reciben el nombre de los héroes del 2 de mayo: Luis Daoiz y Pedro Velarde.



Los únicos oficiales del ejército español que aquel día de hace ya doscientos años, salieron a defender a su pueblo mientras se batía con el invasor extranjero; los que iniciaron una batalla inútil, sabiendo que estaban destinados a la derrota, a la muerte o fusilamiento, porque no podían mirar hacia el otro lado mientras la gente de Madrid era aplastada, asesinada a bayonetazo limpio y aniquilada por el ejército más poderoso del mundo.

Ni el clero, la nobleza, el ejército o la patética monarquía de la época, movió un dedo por la sangre española derramada en nuestras calles. Sólo dos, entre tantos, fueron capaces de rebelarse mientras el resto se escondía en sus enormes y lujosas mansiones.


Y lo único que me planteo a estas alturas, es si nuestros políticos de hoy en día son conscientes de saber quiénes les están mirando cuando llegan a la Carrera de los Jerónimos y si intentan comportarse con tal honor, valentía y entrega como el representado por esos dos leones de bronce. Cosa que dudo, pero bueno.

Nota: los que no hayan huido hacia la playa y se hayan quedado en la capital, que no se pierdan lo programado para el bicentenario del dos de mayo este año.



16 comentarios:

Cowboy en paro dijo...

Hoy el clero, la nobleza, los militares, los políticos y la monarquía seguirían sin hacer nada llegado el caso, pero lo mas triste es que me parece que el pueblo español tampoco, porque no creo no que exista ya.

Por cierto ¡que emoción cuando mi padre me llevo por primera vez a ver esos leones!

Carlos Suchowolski dijo...

¡Hermosa redacción romántica! De verdad me gustó, al margen de la crítica que pongo en segundo plano al calificar el alegato de romántico. Lo cierto es que en las condiciones imperantes es normal que un espíritu sensible se inflame: no dudes, los que pasan por delante ignoran el ser que escoden los leones desde que llevan esos nombres heroicos, los ignoran para no avergonzarse, como se avergüenzaría ante tantos ejemplos de la Historia del Mundo, luchadores o pensadores, la mayoría de la gente y sin duda todos los políticos y dirigentes que se atribuyen y a los que les atribuimos representatividad. No dudes, no se avergüenzan porque deberían renunciar a vivir de lo que viven.

Kinn dijo...

¿Lo ves? a fuerza de repetir tópicos se acaba por asumirlos. Te olvidas como la mayoría de nombrar al tte. RUÍZ y los infantes del rgto Voluntarios del Estado, que sin él ni ellos, la carnicería de Monteleón no se hubiera dado, porque no hubieran capturado a la pequeña guarnición francesa que custodiaba el Parque.

Sigue en aumento la idea que se tiene del acontecimiento, o sea, machada madrileña, perfidia francesa, etc. cuando las cosas no son como nos lo cuentan los hispanos recios de pro y así ha quedado en la mente de la inmensa mayoría. Nación humillada, Godoy inepto y complaciente con el francés, pueblo con conciencia de serlo frente al invasor que se levanta como uno solo y militares y eclesiásticos acojonados. Pues esto queridos, esto no fue así, como durante el franquismo se empeñaban en enseñarnos (bien, no se incidía en lo de militares acojonados, en verdad, que esto es cosa de gurús radiofónicos), le pese a Losantos o a Cesarvidales de turno.

Que el asunto tuvo un origen bastante chusco e interesado por parte de los fernandinos, auxiliados cuando no dirigidos por gente de sotana, que lo provocaron, azuzando a las masas concentradas frente al Palacio, mirando una carroza vacía, con el grito de ¡mueran los franceses! literalmente y llevándolo a efecto con aquellos pocos que pillaron desprevenidos, cuando todo era calma en esa mañana. Derivado después a escabechina general a tenor de la sangrienta respuesta de Murat al linchamiento de los suyos, que no pudieron ser salvados por aquel oficial de las Reales Guardias Walonas que hizzo lo que pudo viendo el cariz de los acontecimientos con las masas descontroladas.

Y yo no soy amigo de soltar a a bestia en forma de masa incontrolada, tenga los tintes patrióticos o no que se quieran dar.

Los héroes se levantan y son víctimas de las circunstancias muchas veces a su pesar. Las consecuencias de hechos puntuales que se convierten en pólvora invisible son otra cosa y las que se iniciaron ese día resultaron a la postre funestas y ruinosas para España de tal forma, que todavía no nos hemos recuperado.

Si quereis saber sobre esa guerra, mejor es desligase de todo tipo de ideas preconcebidas y sobre todo de conceptos maniqueístas que siempre llevan al yerro y desde luego de las que algunos están intentando fomentar de manera muy interesada y rancia.

Saludos

Aalto dijo...

Gracias por el enlace, Chesk ;)

Yo soy de los que en cuanto tienen un par de días libres se largan a descansar todo lo lejos que pueden de Madrid ;)

Recien llegado del puente de Mayo y pensando en el de San Isidro, y un poco más allá, en el veranito que ya está a las puertas. Como siempre buscando destinos de esos en los que no es fácil encontrar a muchos madrileños.

Chesk dijo...

Sí, Marce, da ilusión verlos. Son esas pequeñas cosas que las tienes siempre ahí y no te das cuenta de su entero significado hasta que los tienes delante. :)

Carlos, un placer verte. Sí, me salió en plan romántico el post, porque siempre, desde hace mucho tiempo, he pensado qué dirían los leones cuando ven subir a los políticos. Si no rugir...pero a más de uno le habrían puesto una buena zancadilla.

Pero cada día estoy más convencida de lo que dices en tu última línea: para ser político te tienes que despojar de una buena capa de valores.

Kinn, no me he olvidado del Teniente Jacinto Ruíz, pero he nombrado a los oficiales de más alta graduación que había allí. Conozco su historia, enfermo se levantó de la cama para luchar, también es un héroe.

Respecto a la crítica losantina y demás, bueno, yo tengo mi propia versión sin franquismo por en medio que ya sabes que a gracias a Dios me libré de sufrir.

Y lo que tengo claro, es que cuando los que mandan un país fallan, dan lugar a que las masas salgan a la calle; y la masa enfurecida puede hacer muchas cosas.

No obstante, me ha dado mucha pena las interpretaciones políticas que han dado este tema estos últimos días. Hasta bloggers de similares ideas han dicho cosas...pfff, bárbaras de ignorar.

Sólo digo que yo celebraré cuando el pueblo español salió a defender algo suyo, aunque eso "suyo" era más bien nada, o nada defendible.

Aalto, ya lo sé, es como una plaga eso de huir de Madrid, pero sabes que en eso no coincido contigo. Yo suelo estar en puentes de guardar. :)

Un abrazo a los cuatro.

Chesk dijo...

Kinn, se me había olvidado:

http://www.capitanalatriste.com/escritor.html?s=patentecorso

Recuerda que soy fan de Reverte. :)

Militos dijo...

Chesk. yo sí me fui al campo solitario pero muy acompañada. Me gusta mucho tu visión de los leones. Y creo que dos héroes son ssuficientes para levantar un pueblo. Lo malo es que ya no quedan héroes, que no necesariamente luchen con armas sino con una vida honrada y una buena política.
Un abrazo fuerte

Kinn dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kinn dijo...

A veces defender algo nuestro es lo peor que se puede hacer... por esa lógica seguríamos quitándonos piojos en cumbres inaccesibles y masticando cuero, mientras la civilización discurre a nuestros pies. Y... ¿es nuestra la democracia? ¡tchan tchan....! pero sí es nuestra la fiesta taurina y... ¿?

¿Era nuestra la monarquía borbónica? y si lo era, entonces ¿porqué no iba a serlo también la bonapartista?

Bueno, te olvidaste también del capitán Goicoechea, que al fin y al cabo mandaba la compañía de granaderos, disminuida, del 1er batallón de Voluntarios del Estado. Y también hay un olvido de otros oficiales que sí secundaron la acción, como los capitanes de artillería D. Juan Nepomuceno, D. José Dalp, o D. josé de Córdoba y el capitán de milicias provinciales D. Andrés Rovira (catalán de vellón).

Sí ya sé lo que piensa Arturito ;- y también como compara ese conflicto con el de Iraq y no es disparatado tal cosa) pero lo que si es históricamente acertado, por los documentos, es que había al menos dos intentos de insurrección, en el mes de abril. El primero es el que los mismos Daoíz y Velarde habían planificado con mucho detalle y que abarcaba a muchas de las guarniciones del territorio hispano, implicando a muchos militares de alta graduación. Este levantamiento fue contrarestado por el propio ministro O'Farrill a finales de abril. El otro es el que los fernandinos, encabezados por el propio Infante D. Antonio Pascual de Borbón, tenían pensado hacer y que materializaron el 2 de mayo. Madrid ya había visto como grupos de gente increpaban a Murat el mismo día 1 y como se llenó el 2 desde horas muy tempranas de la mañana de diferentes grupos procedentes de Aranjuez y de pueblos aledaños, que se fueron concentrando en los alrededores del Palacio Real. Después de las 10 de la mañana, siguieron apareciendo grupos muy coordinados dirigidos por personas de diferente posición que animaban a levantarse contra los franceses y dirigirse a Monteleón a por armas.

Fué muy fácil ir ganando a la población una vez que la sangre ya había corrido.

No fue un levantamiento popular espontáneo, sino la utilización de la población para secundar fines partidistas, nada de defender a la nación, sino a la figura del pretendiente nefasto D. Fernando.

Lo obvian constantemente, pero ahí están las cartas de Napoleón a Murat, una fechada el 25 de abril, dándole instrucciones para contrarestar los intentos fernandinos y de levantamiento, con la mayor severidad posible y otra fechada el 5 de mayo, en que a respuesta de la de Murat del 2, le informa de que sabe quienes son los responsables del levantamiento. Están las cartas del rey Carlos IV fechadas el 4 de mayo (cuando todavía no sabía nada de la revuelta) a su hijo D. Fernando y a la Junta Suprema, presidida por el intrigante D. Antonio. Está la proclama a los españoles del mismo Carlos IV en esa misma fecha, advirtiendo de las maniobras engañosas de agentes ingleses y fernandinos para iniciar un enfrentamiento contra los franceses. Y por muy abúlico y bobo que fuese este rey, en esa proclama hay una visión tan acertada de lo que iba a suceder que no deja uno de pensar que por un momento este rey no era tan tonto ni tan abúlico como nos lo han pintado.

Si a todo eso le añades las soflamas que desde los púlpitos hacían los sacerdotes a sus feligreses, mostrando los logros revolucionarios como vómitos del diablo y a Napoleón como a Satanás mismo, redivivo, pues ya están los ingredientes.

La extrema rapidez con que se extendió el levantamiento en toda España no fue nada, pero nada casual...

Y ahora, otros, aprovechando el evento para sacar sus instintos francófobos y buscar similitudes actuales en la misma España que nos toca vivir... por más que imposibles. Así pasa, que personas como militos, pues no se enteran y reduciento "ad extremis" piensa que dos héroes bastan para explicar todo el evento ¡Ay, señor, señor, señor!

Luego nos queda plantear que hubiéramos hecho cada uno de nosotros en aquellos momentos, dependiendo de que posición hubiéramos tenido. :-)

Saludos muy sinceros.

Kinn dijo...

Vistas las cosas, hubiera sido más acertado con los cañones morubes, esculpir un par de ratoncillos que los leones, para estar a la par con los de dentro....

Patri dijo...

siempre es un placer venir a leerte. Un abrazo

Chesk dijo...

Militos, sí, leí que habías estado fuera tomando aire fresco. :)

No sé si un país se levanta con dos héroes únicamente, pero sí que necesita valientes de corazón. Y eso es lo que nos tenemos que plantear para dos siglos después...

Kinn, Reverte se equivoca muchísimas veces, por ejemplo cuando habla de Israel que es para ponerle un esparadrapo en la boca, pero a grandes rasgos estoy de acuerdo en este tema con él.

Todo, todo, es política, siempre hay hilos que intentan ser movidos por los poderosos; algunas veces con más maña, menos acierto, pero no todos pueden calar deprisa.

Los pueblos pueden ser manipulables, pero no hasta el infinito.

Al menos es ésa mi opinión.

Y por cierto, no des ideas con lo de ratoncitos y demás. A ver si algún día dice alguien que los leones son ofensivos por el bronce de no sé qué, y se quitan por no molestar.

Patri, sabes que siempre serás bienvenida en las baldosas. Un placer tenerte aquí. :)

Un abrazo a los tres.

Peggy dijo...

pues habra que ver la exposicion de Reverte ...la del dos de mayo

Kinn dijo...

Que no es tan fácil o tan simplista, como se pintan las cosas en el Dos de Mayo, que todo bastante más complejo y hay que saberse a la perfección el desarrollo de los acontecimientos y de los personajes implicados antes de esa fecha.

Imposible entenderlo sin entender a su vez, que pasó, cuales fueron las causas y quienes promovieron el Motín de Aranjuez, para echar a Godoy.

En Madrid no se levantó "un pueblo entero", la mayoría de los que iniciaron los altercados iniciales eran gente forastera llegada el día anterior y de madrugada el 2, incluidos muchos de los elementos del regimiento de guardabosques que sí sabían como manejar un arma. ¡La población de Madrid era de alrededor doscientas mil personas y no participaron en la revuelta más de 3000 y esto ya estirando la cuerda al máximo!

Lo jodido de todo ese puto día es que pagaron inocentes que estaban en sus casas por las culpas de otros, o sea, los que les incitaron y los que se metían en las casas para disparar a mansalva a los franceses.

Las opiniones de Arturo están ahí y yo concuerdo con la visión que tiene de ese día, con la diferencia de que él sobrevalora la importancia de la lucha en algunos sectores como la de los alreddores de la Puerta de Toledo y todo en base a lo que otros autores han escrito. Su opinión es una cosa y el relato que hace de los acontecimientos otra.

Peggy: léete esta entrevista con APR, de lo más esclarecedora.

Napoleón cometió un error que le lastró el resto del tiempo que estuvo en el poder y que le llevó a Santa Elena finalmente al pensar que España podía ser manejada sin tener en cuenta las clases sociales populares y los exaltados del 2, iniciaron un proceso que convirtió a España en una ruina y la retrasó del resto de Europa 100 años.

Además, como hay de todo en este mundo, se ha dicho sin fundamento que Daoiz y Velarde eran masones, lo que es falso, qunque sí pertenecían a sociedades patrióticas militares, lo que era muy común en esa época y en su caso, de artilleros.

Militos dijo...

Chesk: "pue" que me mates pero si me llega un premio al "Buen Corazón, no se lo puedo dar a otra persona que no seas tú. haz una recolección de todos los que te lleguen y un día tranquilita contestas de un sólo golpe.
¿Vale?, cuando quieras pasa a recogerlo.
Un beso grande

Chesk dijo...

Militos...me mimas demasiado...ahora mismo paso a recogerlo. :)