domingo, enero 27, 2008

Promesas que no valen nada

Estamos casi en febrero, a un mes de las elecciones, y en vez de estar ilusionada, con anhelo de que de una vez Zapatero se vaya de la Moncloa, lo que me encuentro es una fase de desgana, apatía y desánimo. Y ya sé que se me da muy bien quejarme, eso no es una novedad, pero cada vez pienso más que, aunque la política sea un mundo apasionante, los políticos son una fauna digna de clasificar a parte.

Hoy mismo, al entrar en cualquier periódico digital, me encuentro con una promesa de Rajoy y otra de Zapatero para ganarse nuestro voto; como si fuéramos bobos, que nos creyésemos que van a hacer todo lo que nos prometen. En vez de eso, he recordado una canción cuyo título era promesas que no valen nada, muy apropiada para la situación.


Y tal vez, es que los españoles tenemos los políticos que nos merecemos, al ser un pueblo que sólo se preocupa de la política cuando aparecen las vacas flacas. No obstante, todavía estamos a tiempo: los senadores italianos nos han puesto el listón de denigración política bastante alto.

En fin...me pongo como meta de esta semana recobrar la ilusión...pero qué difícil será.

16 comentarios:

Cowboy en paro dijo...

¡Dichoso el ojo que te lee Chesk! ¿Sabes que? Me siento exactamente igual que tu y por los mismos motivos,es deprimente,deberiamos estar deseando ir a votar una buena opción y simplemente estamos esperando para ir a votar al menos malo y mantener la esperanza de echar al peor de todos.

Elentir dijo...

El nivel de la clase política española está descendiendo hasta lo más profundo de las alcantarillas. Es penoso.

aguilar dijo...

Bueno, al final, el sistema de elección ha demostrado que no es justo: se ha convertido en algo bipartidista, en el que terceros partidos sólo pueden tener peso para pactar, pero jamás para convertirse en una opción viable.
He perdido la fe en esta democracia, que empieza a parecerse sospechosamente a la de principios del siglo XX con la alternancia en el poder de 2 partidos.

NCH dijo...

Esta no es mi Cheska.

Que le ha pasado a la brillante señorita, combativa y antiZP que pululaba por las redes de internet.

Arriba esos ánimos Chesk, ya debemos estar acostumbrados a las mentiras y tonterías del amigo Zapatero.

No seguimos leyendo, pero a ver si es con mayor asiduidad.

Un abrazo.

Carlos Suchowolski dijo...

Yo sólo aprovecharé para mostrate que te visito de vez en cuando. En cuanto a lo demás, ya sabes lo pesimista que vengo siendo desde la prehistoria! Ya dije por ahí que lo mismo había que volver a huir... En todo caso, siempre nos queda... (no, no iba a decir Casablanca ni París, sino...) pensar cada vez mejor.
Un abrazo.

j4m3s dijo...

Bueno, hay alternativas minoristas, pero esta claro que es prácticamente como votar en blanco. Tendremos que escuchar bastantes mentiras hasta marzo, y ver que pasa. Sea como sea, salvo mínimas diferencias, no creo que vaya a cambiar en demasía el rumbo del país.

Militos dijo...

Entiendo tu desilusión. Y para colmo sabemos que nuestro voto no vale nada frente a esas falsas uniones cuyo único objetivo es que "no venga la derecha". Pero Chesk hay que dejar de lado la ilusión y hacer las cosas con esfuerzo y convencidos de que lo nuestro es el granito de arena que unido a otros forman la playa.
¿Qué gusto leerte!. Esto no era igual sin tí.

cruzcampo dijo...

No se quejaran, les va a dar cantidad de cosas Rajoy, cuatrocientas mil plazas de guarderia y dos millones de puestos de trabajo, y por que no tres. O cuatro. Tambien iba a perdonar impuestos a las mujeres, o no? Y todo eso ordeniando la misma vaca.

cruzcampo dijo...

Y el otro Zapatero, promete devolverles cuatrocientos euros que les habia quitado.

Chesk dijo...

¿Sabéis? Menos la eliminación del canon y el IRPF para rentas inferiores a 16000 euros anuales, ambas del PP, las demás promesas me son tomaduras de pelo.

Por eso me venía lo de promesas que no valen nada, mierda y más mierda para nosotros.

Marce, gracias. A veces es difícil llevar un blog sola por eso, cuando no tienes tiempo el blog se queda totalmente vacío, para mí es muy triste, pero ya sabes que el tiempo no se estira. :(

NCH, la Chesk que dices comenzó su andadura antizp hace cuatro años...las espectativas, ilusiones y perspectivas pueden cambiar mucho en todo ese tiempo. Pero no te creas, iré el 9 de marzo a votar con mi papeleta bien orgullosa. :)

Hola Carlos, gracias por tu visita. A veces, lo que me es más difícil, es luchar contra ese pesimismo y no tumbarme a ver la televisión como si tuviese la cabeza con un lavado de cabeza, pero todo se supera, ¿no? :P.

Militos...la que se tiene que animar a tener un blog eres tú, seguro que tienes mucho que aportar.

Un abrazo a todos.

Militos dijo...

Chesk: Ya tengo dos blogs. Uno es de recuerdos, Noray y otro de actualidad, De Dentro. Empecé a finales del 2005 con los recuerdos(ya tengo una edad con derecho a recordar) y luego me animé con el otro.
Un abrazo enorme

Carlos Suchowolski dijo...

¿Has leído "Sobre la libertad" de John Stuart Mill? En todo caso, te recomiendo muy animosamente su relectura. Sentía lo mismo que tú y que yo y que supongo que muchos.
Un beso.

rakras dijo...

Lo peor no es ver que lo que hacen los políticos, lo peor es ver que hasta en el bando de "los buenos", entre aquellos a quiénes representan hay de todo, pero tampoco hay muchos que sean mejores.

Eos dijo...

La verdad es que solo voy a ir a votar por un motivo que es quitar a ZP de donde está. Pero nada más

Chesk dijo...

Pues Militos, la primera vez que cotilleé tu perfil no los vi...me pasaré por allí a menudo. :)

No, Carlos, no lo he leido. Me lo apuntaré entonces para mis días de lectura. Muchas gracias.

Rakras, me imagino que no es que haya buenos o malos, es que hay gente con poder. A algunos se les sube más a la chepa y otros pueden autocontrolarse más tiempo...

Eos, sí, te entiendo, pero iremos.:)

Un abrazo

rakras dijo...

Nah, no estoy hablando de la gente con poder, de los que tampoco voy a esperar demasiado ... estoy hablando de los votantes a los que representan, que desgraciadamente no son mucho mejores.