lunes, octubre 29, 2007

Gran Vía, el Nueva York español (juas)

Hace unas semanas, vi el anuncio del programa Callejeros de Cuatro en el que hacían un reportaje sobre la céntrica Gran Vía. En la publicidad mostraban una calle que no dormía, que tenía algo "especial" y que lo denominaban el Nueva York español. Y tal vez eso pareciese en la publicidad del programa, pero quien haya pasado por allá cualquier noche, o bien se haya tragado el programa entero, vería que eso era una patraña. En vez del NY español, podrían denominarlo el harlem ibérico y sería más adecuado.




Prostitutas, mendigos, camellos, chinos explotados vendiendo bocadillos y refrescos que guardan en las papeleras municipales para que la policía no se lo incaute (procedimiento de manipulación de alimentos básico); un barrio con un encanto especial.

Y viéndolo, me acordé de lo sucedido en la cañada real, del problema de Lavapiés, y de tantos otros barrios de España que se están convirtiendo en un peligro para las personas normales. Parece ser, que esta es la España del siglo XXI con la que nos toca vivir.

11 comentarios:

Elentir dijo...

Desde luego, me cuesta reconocer en el Madrid de hoy aquel otro Madrid que conocí cuando era un niño. Ha cambiado mucho, y en muchas cosas ha ido a peor, entre ellas la inseguridad.

Morena dijo...

Clavadito lo de "el harlem ibérico", por las noches da muuucho miedo.

Pero por el día me encanta, tanta tienda junta, los cines, los teatros...

Besos

zETAp dijo...

¿Por qué se van los de Cutreº a hacer el programa de día?

Claro. Es que no hay para un par de ... ir de madrugada o símplemente de noche.

Segúramente vendrían sin las cámaras, micrófonos y sin cartera.

Freman dijo...

Bueno, las ciudades son entidades vivas. Y todo lo vivo produce entropía. En el caso de las ciudades, putas y mendigos. Cuando llego a una ciudad y no veo putas y mendigos, me digo que alguien los habrá barrido debajo de la alfombra... o sus habitantes serán tan mierdas que putas y mendigos no pueden vivir en las márgenes. Conozco alguna ciudad psocialista a la que le ocurre precisamente eso: es tan pulcra, tan artificialmente aséptica... que da asco. Cuando llego a una de esas ciudades, sacudo el polvo de mis sandalias bíblicas y me voy con mi música a otra parte.

Sí: Madrid está viva. Sí: Madrid produce detritus sociales. Nosotros también producimos mierda. No es cuestión de ponerse la mierda de sombrero. Pero tampoco se trata de ulcerarse el culo a base de friegas.

Militos dijo...

Es una pena pero hay que reconocerlo. Casi sin darnos cuenta se ha incrustado en nuestro Madrid (al que adoro) ese Harlem que dices.La Gran Vía era, en mis tiempos de universidad,como un sucedáneo para los que no podíamos viajar a N.Y. . Aquellos cines espectaculares, antes de transformarse en "minis" que no tenían nada que ver con los de barrio (también adorables pero que siempre frecuentábamos). Algunos con horario de mañana donde acudíamos, de vez en cuando, para aligerar nuestros cerebros del peso pesado de algun insigne catedrático que no era capaz de traspasar su ciéntifico conocimiento a sus cerrados alumnos. Sobre todo, segun él, si el neófito era mujer.
Y las cafeterías, con amables camareros/as que siempre atendían sonrientes y sin prisas.
Pasear de noche por la Gran Vía, a la salida del cine, era la aspiración de todo adolescente. el espaldarazo de la mayoría de edad.
Bueno tampoco quiero crispar, pero ¿Quién se atreve ahora a caminar despacio por ella, despues de haber tenido la osadia de recrearse con un musical?.
¿Habrá una fórmula eficaz de recuperar la Gran Vía para los madrileños, de nacimiento o de adopción?.
Espero que Z no te lea Chesk. A lo mejor se le ocurre acoplar esta idea a su programa electoral.

Chesk dijo...

Elentir, eso mismo decía uno de mis mayores sobre Madrid: "donde está la ciudad por la que andaba a las tres de la mañana sin miedo". Yo tampoco lo conozco. :(

Morena...estuve hace poco a las tantas de la mañana. No creo que haya sacado tanto partido a las tapas de mis zapatos como ese día. Además, por más que quería no encontré ni un taxi, así que me tocó acelerar el paso...por mi bien.

zetap, lo que ocurrió es que en el programa en sí sacaban la delincuencia de la Gran Vía pero no en la publicidad. Esa parte, la habían omitido por arte de magia...

Freman, todo lo que dices me parece muy lindo, pero prefiero sacrificar una ciudad que está "viva", por ser yo la que vuelve "viva" a su casa. Así de simple.

Si tengo que elegir entre mi pescuezo y el de la ciudad...a tomar por saco ésta. Claro y cristalino.

Militos, preciosa crónica, para enmarcarla. Muchas gracias por compartirla con nosotros :)

En realidad sólo se anhela lo que dices: pasear despacio después de ver un musical sin pensar que te puede pasar cualquier cosa.

Un abrazo a todos.

Ijon Tichy dijo...

A mí lo de "el Nueva York español", más que otra cosa lo que me parece es una paletada espantosa.

Y en cuanto a la fauna pobladora de la Gran Vía, en fin, comparto con Freman la opinión de que no es tan grave la cosa. Tened en cuenta que a las putas también les gusta estar cerca de sus hijos y un buen número de éstos trabajan en Gran Vía 32.

El Cerrajero dijo...

La Gran Vía por la noche es el mejor escaparate de la alianza de las civilizaciones.

Freman dijo...

Pues será que cuando la gente se encuentra conmigo de noche se pasa a la otra acera, pero más peligro le veo a la Plaza de España o a eso que llaman "eje Prado-Recoletos". Ahí han asaltado dos veces a un conocido mío en menos de tres años.

Por lo general, donde hay putas, hay chulos. Y donde hay chulos, no hay carteristas ni drogadictos (excepto las propias putas), porque les joden el negocio. Lógica comercial.

Chesk dijo...

Pienso algo parecido cuando paso por Gran Vía 32, lo único que no suelo decirlo en alto...

Pues no sé vosotros, pero yo cada vez que me asomo noto muchos ojos fijándose en mí. Y la verdad, no me hace ni pizca de gracia...

Kinn... dijo...

"donde está la ciudad por la que andaba a las tres de la mañana sin miedo"

Pues se fue... se fue como fue desapareciendo los resortes de la dictadura para controlar al personal. Entonces no había la gentuza agresiva que hay ahora, pero había putas con sus chulos y mendigos también, más disimuladamente, pero los había, como los ha habido siempre y los habrá en cualquier ciudad del mundo, lo que no es molesto para mí.

Lo de las bandas multiculturales es nuevo, o los "gang" y esto sí que es lo que descuadra el marco del espejo social.

Lo del NY español es una chorrada de tal calibre que me da risa más que otra cosa, el carrete no da para el hilo. Es que para gilipolleces, los sociatas se quedan solos, como cuando dijeron -o dijo Barreda- que Albacete iba a ser como NY por sus "rascas", cosa que no es posible comprender si no te has metido para el cuerpo 200 gramos de tabasco y aliños varios, mientras miras un episodio de la casita de la pradera... eso sí, sin pecaoresss.

Ciudades asépticas como el Sanángeles de Demolition Man, con el subsuelo lleno de humo, polución, ratas cocinadas y caos total con guarreras que no utilizaban el jabón, no son la solución, aunque te encontrases de cara con la Bullock.