jueves, octubre 25, 2007

Cosas de mujeres

Muchas veces, en conversaciones con amigos o compañeros de trabajo, cuando las féminas nos hemos puesto a hablar de rebajas, maquillajes y temas similares, se nos ha mirado con una cara un poco extraña y se nos decía eso de, con tono jovial: estáis hablando de cosas de mujeres, no nos interesa.

Recordaba esto al encontrarme el otro día a un viejo amigo con el que tomé un café. Me contaba que le habían despedido y que acababa de venir de apuntarse al paro. Tal vez lo destacable no es este hecho en sí, sino que, según sus palabras, era el único hombre de la larga fila. De treinta personas, sólo un varón y el resto mujeres con edades comprendidas entre 30 y 45 años. Terminó asustado pensando que la paridad no había llegado a la cola del paro. Y esa impresión cuadra con lo que dicen ciertas cifras que sitúan el paro femenino en el doble que el masculino en España.


Y al fin y al cabo, mi amigo estaba bastante tranquilo ya que tenía tres entrevistas de trabajo para las próximas dos semanas y se iba a tomar estos días como unas pequeñas vacaciones, que también se las había ganado. Pero yo pensé, que esas mujeres que estaban en la oficina del INEM no tendrían tanta suerte y tendrían que ir mes a mes a sellar su tarjetita. Parece ser, que no sólo son los zapatos, ropa y maquillaje cosas de mujeres, sino también carecer de empleo cuando alcanzas cierta edad en España. Porqué será.

7 comentarios:

Hartos de ZPorky dijo...

Tranquila, no va a haber problema de cuota en esto, va a haber paro, para todos.

zETAp dijo...

Por norma general se buscan trabajadores jóvenes a los que las empresas puedan formar a su antojo, moldeables, manejables y sin vicios laborales adquiridos.

Cuando alcanzas cierta edad, el problema de tener trabajo o encontrarlo es tanto para mujeres como hombres. Bien es cierto que las mujeres os lleváis la peor parte, pero también hay que tener en cuenta la tasa de paro que hay en hombres de más de 40 tacos.

No quiero generalizar, pues habrá de todo, pero en España muchos empresarios tienen el pensamiento de que una mujer de más de 30 años tiene más posibilidades de faltar al trabajo por motivos familiares (hijos, casa, embarazos ... ) e incluso por motivos médicos (más de uno me lo ha dicho tal cual y se ha quedado tan pancho) que un hombre.

Es lamentable que actualmente estemos así, pero es cierto.

Militos dijo...

Es verdad,tengo mujeres de esa edad entre mi familia y siempre están en esa cola.Lo más que suelen encontrar son sustituciones. Los empresarios siguen teniendo pánico a embarazos y niños en edad escolar.
Por cierto Chesk, me encantan esos zapatos, aunque sea un frivolidad.

Eos dijo...

Es duro, pero es asi.
Las empresas tienen que madurar y darse cuenta que las mujeres tenemos mucho que ofrecer

patri dijo...

divina elección de foto, y que duro....el tema! abrazos

Peggy dijo...

Normalmente , la mujer tiene trabajos menos cualificados y mas precarios , une a eso , el miedo a contratrar a mujeres con obligaciones familiares

Chesk dijo...

zETAp, el tema que dices de que a partir de 40 años en chungo encontrar trabajo, independientemente del sexo, creo que lo abordaré en otro post. Lo tenía en la cabeza desde hace tiempo, y tienes toda la razón.

Otra cosa es que mujeres que no estén bien colocadas cuando llegan a los 30 luego tienen muy difícil encontrar trabajo. Son consideradas menos productivas.

Aunque no entiendo porqué a partir de 40 tienen esos problemas.

Yo conocí a un pequeño empresario que tenía diez mujeres trabajando en su fábrica y me decía: "yo no tengo problemas, están todas paridas."

Tenía trabajadoras de más de 40 o 50 años que ya no tenían cargas familiares. Y esa visión, la tiene poca gente.

Militos, no te preocupes por la frivolidad. La culpable de los zapatos es Patri (te enlazaré en breve :)), la que nos saluda en este post, que tiene un blog dedicado a eso.

Si te gustan, como sé que a Peggy también, no dejéis de pasar: patripatri.blogspot.com.

Un abrazo a todos.