domingo, junio 24, 2007

Cascos inútiles

La conocí hace tiempo en una reunión de amigos, ésas en las que una ronda tras otra de cañas se suceden sin mirar mucho el reloj. Cuando avanzó un poco la tarde, alguien le preguntó a qué se dedicaba, y ella contestó que era la jefa de una cuadrilla de peones. Nuestras caras se entornaron un poco en desconcierto y nos lo explicó con más detalle, estaba acostumbrada a ello. Tenía a cuatro o cinco peones a su cargo e iban de obra en obra sacando todo el curro que había, y ella la primera al frente.

Cabe destacar que nos extrañó puesto que las mujeres no suelen ocupar cargos de curritos en los tajos, sino otros más administrativos o de coco. Es muy habitual encontrarse con "la arquitecto" o "la administrativa", pero muy poco con "la peon". Hoy, sin embargo, repasando todos los titulares de esta semana atrasada. me he acordado de Marta y de toda su historia:

En España, cada día, fallecen tres personas en obras de construcción; el viernes, por primera vez, le tocó el turno a una de esas escasas mujeres que se suben al andamio a ganar su dinero en un mundo totalmente de hombres, en el que se encuentran en minoría y teniendo que demostrar continuamente lo que valen.

Aun así, la mala suerte, las consecuencias de la falta de medidas de seguridad no discriminan sexualmente. No necesitan ley de paridad que valga sino simplemente que la moneda caiga de tu lado y te diga que se acabó el juego para ti.

Mis más sentidas disculpas a todos por esta semana en off. Creía que iba a tener internet pero, al final, he estado totalmente aislada.

10 comentarios:

careiro dijo...

Tengo que reconocer que el título me ha inducido a error....

Chesk dijo...

Bueno, si lees la noticia verás cómo el casco se fracturó y no le sirvió de nada ante la caída del andamio...

Elentir dijo...

En general, en la construcción se ha avanzado mucho en medidas de seguridad, pero sigue siendo un trabajo muy peligroso y basta que ocurra cualquier cosa para que sucesa una desgracia como ésta... Por otra parte, habría que ver en qué condiciones trabajan muchos constructores.

Peggy dijo...

lo dela seguridad laboral un tema aun pendiente demasiada negligencia por parte de la administracion en la inspeccion a de medidas y explotacion indebida del empresario .
un recuerdo para los afectados

Crispal dijo...

Por no hablar de los propios obreros que muchas veces rechazan las medidas de seguridad por diversos motivos: el casco da mucho calor, el arnés es molesto, etc. Cualquier jefe de obra puede contar muchas anécdotas de cómo en ocasiones son los propios obreros los que ponen su vida en peligro. Pero claro, esto es políticamente incorrecto, la culpa es siempre del empresario.

Chesk dijo...

Seguramente, más de una vez, la culpa será de los obreros que hacen el cabra y no están concienciados. El "si no pasa nunca nada", me imagino que será la frase habitual, no sólo la culpa es del empresario.

Lo malo, es que esta mujer llevaba puesto su casco, estaba trabajando en condiciones seguras...pero le tocó a ella la ruleta.

Un abrazo a todos.

Elentir dijo...

Chesk, te acabo de lanzar un meme:

http://www.outono.net/elentir/?p=1369

Freman dijo...

Seguramente, más de una vez, la culpa será de los obreros que hacen el cabra y no están concienciados.

La tetosterona. El ciervo tiene esos cuernos para decir: "eh, mira qué dotación genética tengo, que me permito el lujo de llevar esta mierda de cuernos en la chepa y no me importan los depredadores". El macho de Homo Sapiens suele decir: "eh, mira qué chulo soy, que puedo ir sin casco y no pasa ná".

Pero evidentemente, éste no fue el caso.

Chesk dijo...

Elentir, vengo de escuchar la radio con todo lo acontecido hoy, y tengo los ojos rojos. Sin más falta lo hago esta noche.

Freman, en realidad hay muchos sucesos en los que ves cómo el hombre no ha dejado de tener ciertos instintos "animales". No sólo en la obra, sino en muchas tonterías más. Y tampoco digo que sea malo, sólo que cuando está la vida de una compeñera en juego - al estar esta mujer debajo de un andamio- se ponga un poquito más de cuidado.

Eos dijo...

Triste noticia, la del accidente.
En el tema de riesgos laborales hay que seguir insistiendo en prevencion y formación, solo asi se conseguirán disminuir las cifras de víctimas.