miércoles, octubre 27, 2010

No tener huevos no significa nada en estos tiempos.

Llevamos viendo toda una semana cómo se está perdiendo el tiempo con temas relacionados con lo políticamente correcto. El caso de los morritos de Pajín, la vida sexual de Dragó con las japonesas, o lo de Reverte llamando mierda a Moratinos, se han convertido en portada especialmente en los medios progresistas, que han visto un filón informativo que van a exprimir al máximo.

Sin embargo, de todos los que se han llevado las manos a la cabeza asustados  por las declaraciones de estas personas, la más destacable es la siempre sorprendente Elena Valenciano del PSOE. Recordad que fue la mujer que dijo que era normal que se expulsara a Luis Herrero de Venezuela, o que las niñas no tenían que decirles a sus padres que iban a abortar por miedo a casarlas por la fuerza

Elena Valenciano, ha reprochado ese "lenguaje macarra" empleado por quien -precisamente- ocupa una silla en la Real Academia de la Lengua señalando, "en clave pedagógica", que "no saber que los huevos no son ya un argumento en el siglo XXI de valentía ni de nada demuestra que tiene poca educación". Además, Valenciano, en conversación telefónica con este periódico, ha rubricado que la expresión "no tener huevos no sirve para nada ni significa nada" en los tiempos en los que nos encontramos.

Estaba claro que desde que entró este gobierno en el 2004, el ejecutivo no ha tenido huevos para muchas cosas, pero lo que sí queda patente es que en la España del siglo XXI no sirve para nada y no importa ni lo más mínimo. Por eso se entiende que en política internacional seamos unos papanatas, como en el caso de Gibraltar, Ceuta y Melilla, Marruecos, Venezuela y un largo etc, y agachemos la cabeza ante el primer cantamañanas totalitario que aparece por nuestra puerta..  ¡Para qué vamos a tener valor, arrojo, coraje o valentía! ¡ Qué valores tan pasados de moda...!

PD:  Por cierto, y ya que hablamos de Reverte, merece la pena leer esto.


5 comentarios:

aguilar dijo...

Todos los que nos sean afines al pseudo-progresismo socialista están sometidos a un escrutinio constante y obsesivo para que cualquier frase pueda ser explotada en un furibundo ataque contra su autor.
A Dragó le gusta crear polémica, al alcalde de Valladolid le gustaría rodar una película con Pajares y Esteso (es coña)y a Pérez Reverte le gusta decir las cosas claras. ¡Si siempre hacen lo mismo! ¿Dónde está la novedad?
Y mientras tanto, como bien dices, Chesk, nos apalean desde el extranjero o agentes extranjeros desde dentro: los británicos nos ven débiles y han decidido robarnos aguas, los moros son más hijo putas que siempre, ya que nadie los va a freír a balazos y el gobierno bolivariano de Venezuela ser ríe de nosotros descaradamente. ¡Pero es lógico!
No tenemos fuerza diplomática ni poder militar: somos un chiste para todo el mundo.

Señor Ogro. dijo...

Lo que tiene huevos es que aquellos que predican la sexualidad libre del menor, como, cuando y con quien quieran, sean los que mas aticen los fuegos de Monclor (Mordor+ Moncloa) contra Drago. Y aviso que lo que ha dicho Drago no me parece normal para nada (aun con las consiguientes explicaciones), pero es menos normal todavía la hipocresía de esta izmierda cainita, abyecta y cejijunta.

Chess dijo...

A mí tampoco me parece normal lo de Dragó, creo que le ha dado por provocar una vez más.

Pero al gobierno le ha venido muy bien todo este jaleo y así ha estado diciéndole a los medios que se centren en eso y no en otras cuestiones.

Y entre la falsedad de la izquierda y lo poco que tienen en estima ciertos valores...vamos apañados.

Carmen dijo...

Lo de Dragó es una bravuconada de las suyas para crear polémica, lo que no entiendo es a qué viene ésta cuando, por ejemplo, la serie española preferida de "los peques" trata de un instituto "del montón" donde los nenes van a clase después de una noche de tríos, cuartetos y orgías, cuando no están revolcándose con los profesores, a la sazón, mayores de edad.
Al alcalde de Valladolid le han borrado el nombre de tanto mentarlo y sin embargo, a la Almudena Grandes, la perdonó la "libertad de expresión" cuando se recochineó en un artículo de una monjita violada por milicianos http://www.elpais.com/articulo/ultima/Mexico/elpepuult/20081124elpepiult_1/Tes

(se ve que las activistas de la igualdad estaban de vacaciones por aquel entonces)

En fin, yo creo que mientras haya ruido en el corral, los zorros (y las zorras) seguirán robando los huevos.

Chess dijo...

"yo creo que mientras haya ruido en el corral, los zorros (y las zorras) seguirán robando los huevos."

En eso se resume todo. Este gobierno lleva desde el 2004, incluida su campaña electoral previa, robando huevos en el corral. Y son unos expertos, y nosotros seguimos cayendo. Una lástima.

Saludos!