domingo, septiembre 26, 2010

Creced y multiplicaos (2ª parte)

Hace muchos años, un amigo y yo discutíamos sobre modelos urbanísticos y el tipo de ciudad en la que nos gustaría vivir. Él exponía que le agobiaba un prototipo como pudieran ser Benidorm y Torrevieja donde sólo se veían bloques enormes de hormigón y te sentías como una hormiga; yo le contestaba que por mucho que el impacto paisajístico fuera intolerable en esos casos, era más sostenible que la ciudad tipo unifamiliar: está comprobado que el consumo de recursos es más elevado en este tipo de vivienda y la densidad de población es mucho menor. En definitiva, ocupan más espacio menos personas.

Y he recordado esta vieja conversación cuando me topé con esto el otro día:



Es un reportaje de fotografías aéreas sobre la expansión urbana en USA. No obstante, no hace falta irse tan lejos para saber que la burbuja inmobiliaria y la conciencia del español de invertir en ladrillo, ha provocado el aumento a lo tonto de muchas ciudades, el gasto más innecesario de recursos que no podemos derrochar , sirva de ejemplo el agua en este país, y que ahora tengamos barrios y urbanizaciones fantasmas.

Y yo lo único que pediría, si es que acaso estoy en posición de socilitar algo, es que hubiese alguna persona en la administración de turno que no tuviera en mente únicamente el símbolo del euro a la hora de expandir las ciudades, sino también que algo bueno deberemos dejar a nuestros hijos.

No sólo calles desiertas llenas de hormigón.


11 comentarios:

aguilar dijo...

Pues lo de las viviendas unifamiliares parece imparable: en ocasiones hay urbanizaciones de ese tipo que abultan más que el núcleo urbano original de la localidad en la que están.
Supongo que todo el mundo quiere vivir según el estilo de las películas estadounidenses antes que en una pesadilla urbana soviética de bloques inmensos de hormigón gris.
Supongo que habría que buscar un equilibrio, como creando más zonas verdes en las zonas urbanas de toda la vida.
Pero lo cierto es que, por simple tranquilidad, preferiría vivir en una zona de viviendas unifamiliares: menos gente, menos tráfico, menos ruido, más seguridad.

Chess dijo...

Ya no es preferencia sino el precio. Por metro cuadrado y calidad de vida, las viviendas unifamiliares son más baratas que el piso en la ciudad.

Y cuando uno echa cuentas, tal vez prefiera el unifamiliar en el extrarradio que el zulo en el centro.

Al final la pelota queda de mano de la administración de turno a la hora de aprobar los PAU y demás actuaciones en ordenación del territorio. Y que hagan algo decente es mucho pedir..

Carlos Suchowolski dijo...

"que hagan algo decente es mucho pedir..", esto lo dice casi todo, esto dice incluso que todo irá a peor (sorry). Y cuando esta conclusión nos apena profundamente, ¿acaso no queremos más de lo mismo aunque un poquito mejor... o sea un paso atrás para que vuelvan a dar los mismos pasos dados? (sorry again)
Y besos.

octopusmagnificens dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
octopusmagnificens dijo...

Aquí hay más.

Señor Ogro. dijo...

Vitoria tiene una parte de su extraradio protegida, hay un bosque, unos montes, etc. Hace ya años, se construyó una carretera a través de esa zona protegida, que llevaba a... ninguna parte!!!. (literalmente). Así lleva ya 4-5 años.

Lo sorprendente es que nadie puso el grito en el cielo. La cosa es que justo en la crisis del ladrillo (hace 1-2 años), salio una caja pidiendo pasta publica, porque nadie compraba unos terrenos casualmente dispuestos al borde de esa carretera fantasma, plantada como digo unos años antes.

Aparte del modelo, el problema se llama ayuntamiento, que ve en la construcción la forma de sufragar obras faraonicas o infraestructuras insostenibles en el tiempo y para ello se conchabean con cajas y bancos.

Les importa 3 cojones arrasar lo que sea y el problema es que la sociedad sigue creyendo en la "gratuidad" de ciertos servicios que nos dan los municipios. No se dan cuenta (tiene huevos) que todo tiene un precio.

Chess dijo...

Carlos, pues no sé, la verdad. A mí en cierto sentido me da rabia haber estado tan ciega con este tema. ¡porque yo también lo he estado!

Me di cuenta de ello un día que me asomé a la ventana de mi antigua casa y sólo vi una cosa: gruas puente.

Gracias octopus por el enlace. En España, teniendo en cuenta que los núcleos urbanos son más compactos, podemos tener casi lo mismo. Habría que echar un vistazo a la base de datos que tiene el IGN.

Xka, al menos en el caso que tú cuentas han sido previsores ¡han hecho la carretera antes que las casas! porque te pondría casos de barrios nuevos congestionados con infraestructuras inexistentes.

Yo sólo pido que dejen las administraciones de recalificar suelo para su financiación. Las ciudades son de todos, no sólo de ellos y su amigo el constructor.

Un abrazo a todos y gracias por vuestros comentarios.

Gorila sin pelo dijo...

Yo no acabo de tener claro que sea más barato vivir en una casa unifamiliar en las afueras de la ciudad que en una casa en la ciudad, aunque soy de Lugo y quizás eso influya bastante en mi visión del asunto.

No acabo de entender, tampoco, que es eso de "zonas urbanas de toda la vida" que dice Aguilar... aunque soy gallego y "de toda la vida" lo que ha primado en Galicia ha sido la dispersión de los núcleos de población.

Y desde luego, si mi mujer y yo estamos haciendo números para construirnos nuestra casa unifamiliar en un terreno a quince minutos de Lugo por autovía no es por querer vivir según el estilo de las películas estadounidenses... Es porque queremos un jardín para que jueguen los perros y los niños, un huerto para cultivar tomates, espacio para que crezcan nuestras plantas, (yo, en especial, quisiera saber hasta donde puede llegar nuestro mandarino una vez transplantado de la enorme maceta de la terraza al terreno), no tener que escuchar al vecino del F con la música a todo volumen ni al del H zumbándole a la mujer ni preocuparnos de si al de arriba le molesta el ladrido de los perros.

Vamos, que buscamos calidad de vida. Y esto significa, creo, vivir según tus posibilidades, necesidades y apetencias. Lo que no significa que deba ser sistema de vida para nadie: Mi hermana se moriria si tiene que vivir en una casa unifamiliar lejos de su adorado asfalto.

Chess dijo...

Creo que Lugo es una de las provincias con el metro cuadrado más barato de España, y también es cierto que las casitas salteadas en el paisaje es muy habitual de Galicia, pero no de otras zonas.

En el centro, o te metes en un zulín, o te vas al extrarradio a chuparte el atasco diurno. Y al final lo único que se sacrifica es la calidad de vida.

samuel dijo...

Me extrana mucho que en Espana puedan tener asiento los mismos barrios americanos que muestras en la fotografia, porque son producto de una mentalidad muy distinta, con un sistema de construccion en dos dias, a base de madera revestida de ladrillo, donde el comprador es exigente con el espacio pero debido a la gran movilidad nunca piensa que va a quedarse de por vida, por tanto no es tan exigente con lo demas y no quiere endeudarse en exceso. Se vive a grandes distancias de todo sin pisar necesariamente el centro de la ciudad y se hace de la casa un centro de reunion social, y eso para un espanol medio, que compra una casa haciendo la inversion de su vida y valora mucho mas estar cerca de todo que la extension de su jardin, igual me equivoco pero no le veo futuro.

Chess dijo...

Sí, Samuel, la mayoría de los españoles no entenderíamos para qué tener tanta superficie de casa y nos costaría bastante alejarnos de nuestro hormigón para otro tipo de construcciones. Yo es más, tendría remordimientos de conciencia por tener tanto espacio para mí.

Aún así, a veces esas expansiones me hacen reflexionar de que deberemos tener algún día un límite porque los recursos no son ilimitados.

En España, yo, por ejemplo, en vez de seguir expandiendo ciudades, me decantaría por reformar, demoler y demás todas esas casas de hace un montón de años que se han quedado en el centro y que pocas prestaciones dan a menos que sea su ubicación. Estoy harta de verlas sin ascensor ni garaje que luego no hay quien viva en ellas.

Besos.