jueves, agosto 27, 2009

Tres meses de soledad

En un apartado rincón del Mediterráneo, por llamarlo de alguna forma, he vuelto a escabullirme de vacaciones todo el tiempo que mis obligaciones me lo han permitido. Para mí ha sido poco, pero otros me dicen que no tengo nada de qué quejarme.

De esos días, puedo destacar los lugares que he visualizado donde sólo hay palmeras: futuros residenciales que la crisis ha frenado su construcción y sólo quedan los árboles -de la fase de la urbanización de la obra - como los reyes del lugar. Las palmeras campan a sus anchas gracias al estallido de la burbuja inmobiliaria. Y a mí, esa soledad y silencio que se respira en el ambiente, me produce cierta melancolía.

También tengo recuerdos de ver en la playa cómo un padre juega con su hija a ver cuántas veces le enseña el culo a la benjamina mientras ésta aplaudía y decía "ota vez, papi, ota vez". Sí, como lo oyen, por lo que de la melancolía de las urbanizaciones desiertas pasé pronto a una cierta estupefacción.

http://sololoquemeinteresa.files.wordpress.com/2008/12/clip_image001.jpg

Y ya por último, cuando me refugio en mi pila de libros, el genial Stieg Larsson, me provoca en la página 795 de su última parte coñazo de la saga Millenium un profundo sentimiento de rabia:

Gibraltar le gustaba. Era su tercera visita a esa extraña roca que tenía esa ciudad inglesa de absurda densidad de población a orilla del mediterráneo. Gibraltar era un lugar que no se parecía a ningún otro. La ciudad había permanecido aislada durante décadas: una colonia que, inquebrantable, se resistía a incorporarse a España. Por supuesto, los españoles protestaban contra la ocupación. (Sin embargo, Lisbeth Salander consideraba que los españoles deberían cerrar el pico mientras ocupaban el enclave de Ceuta en territorio marroquí, al otro lado del estrecho)

Sí, los suecos que últimamente tienen el encanto del ácido nítrico y les da por apoyar a todos las causas más absurdas y antidemocráticas que existen.

Como véis, un placer comprobar como todo sigue igual y que nada ha cambiado en estos meses de soledad. La realidad es la misma, por mucho que haya querido cerrar los ojos y no saber si el mundo sigue girando.

8 comentarios:

Winston Smith dijo...

¿todo sigue igual?, ¡qué va! la cosa va a peor, es como el cubito de hielo que a "su amor" se va deshaciendo. Si de verdad piensas que todo sigue igual, es que te han sentado muy bien las vacaciones (a pesar de lo de Gibraltar)

Carmen dijo...

Con lo bien que me caía Lisbeth Salander (sólo me he leído el primer libro) y mira por dónde me sale con una chominada propia de cualquier periquita descerebrada de ésas que no se pierden una manifestación.
Lo que me joroba es que si eso lo llega decir de los ingleses el grito aún retumbaría en el cielo y Stieg Larsson se alegraría en su tumba de estar muerto.

Militos dijo...

Pero ¿dónde te has metido, preciosa? Mira que tenía ganas de verte y no había manera.
¿Qué tal estás? Te he echado mucho de menos.
Y vaya cosas que ves en la playa, Chess.
De Millenium, ni hablar, nunca leo los libros que aparecen en las listas.
Un beso muy grande, niña

Chess dijo...

Winston, sí, me han sentado genial las vacaciones. Ten en cuenta que tengo que recuperar fuerzas para todo un año. Por cierto, creo que uno de mis próximos post te va a ser familiar. :)

Carmen, leete el segundo de la saga pero, bajo mi humilde opinión, no pierdas ni un segundo en el tercero. ¡No descubre nada nuevo, son los mismos hechos que en el segundo! ¡una estafa!

Y la frasecita de que Ceuta la tenemos invadida...sin comentarios.

Militos, muchas gracias por estar siempre aquí. He estado con la mente ocupada en otros asuntos, sólo me ha pasado eso.

Yo sí leo los libros de las listas, principalmente porque pienso que si se venden tanto, alguno me gustará...

Un abrazo a todos!

Carmen dijo...

No pretendo hacer una línea de debate, pero yo tengo prejuicios sobre los prejuicios acerca de los best-sellers. Es cierto que hay libros que responden al guión propio del éxito editorial, eso es innegable, pero si una novela es buena, no veo razón para demonizarla sólo porque se haya puesto de moda.
Al fin y al cabo, "El Quijote", "La Biblia" o "Cien años de soledad" son un ejemplo de los libros más leídos de la historia. ¿Por qué no Larsson no iba a gozar de esos privilegios?

Chess dijo...

Yo normalmente saco mis lecturas de dos sitios: lo que me recomiendan o regalan o de la lista de los más vendidos.

Pero vamos, habla la persona que se ha leido mil veces las sagas de Harry Potter y Crepúsculo. :)

samuel dijo...

No he leido esa saga de Larsson, tampoco me tienta mucho, pero desde luego no coincido con el protagonista en sus gustos. Por lo que conozco de Gibraltar, de ciudad tipicamente inglesa tendra las dos cabinas telefonicas rojas de palilleria, un par de funcionarios y poco mas, lo demas es una sucesion de casas a la mecagoendiez donde no cabe un alfiler, con la gran explanada muy espaciosa de la punta del penon con vistas al estrecho consagrada a una mezquita, en un lugar donde el espacio es oro. A lo mejor esa es la parte inglesa.
Ya era hora de verte postear Chess, y encima me sorprendes con el enlace, lo agradezco mucho, y espero que agarres el ritmo otra vez.

Chess dijo...

Intentaré coger el ritmo, Sam :)

Ahora es que se ha puesto de moda la novela negra sueca, parece que el resto de nacionalidades no supieran hacer nada en ese género.

Yo en Gibraltar no he estado, no puedo opinar. También me niego a entrar, porque seguro que terminaría gritando Gibraltar español y como que no es plan.

Un abrazo!