miércoles, noviembre 19, 2008

Paradoja sueca

He estado leyendo en varios sitios que el gobierno sueco piensa prohibir la enseñanza de cualquier religión en las escuelas ya sean privadas o públicas de su territorio. Parece ser que no quieren que se estudie bajo la excusa de que se puede equipar el concepto de ciencia y religión.

Las opiniones diversas no se han hecho esperar, desde los que dicen que Suecia es un país muy liberal y que va siempre muy avanzado, hasta los que condenan tajantemente esta postura. Mi parecer, no obstante, es que creo que el estado no puede inmiscuirse ni influir en las creencias de sus ciudadanos por lo que no debería permitirse que se diera religión en las escuelas públicas. Otro tema totalmente diferente son las privadas, que allá en su suelo deberían poder hacer lo que les dé la gana.



Y que conste que esto lo digo bajo los efectos de una ley del embudo muy cheskiana: el que se dé religión cristiana en las escuelas no me importa en absoluto, pero que ciertas minorías (en la actualidad, no se sabe cómo estarán dentro de diez años) tales como la musulmana fomenten el odio y fanatismo en nuestros propios centros educativos es algo que a priori ya me revuelve el estómago.

Porque no hace falta ser vidente ni adivino para saber que cuando dentro de unos años haya comunidades islámicas bien instaladas, pedirán los mismos derechos que tiene la religión católica en este país; al mismo tiempo serán apoyados y aupados por esa izquierda que por odio al cristianismo es capaz de aprobar cualquier cosa. Y eso es algo, que no va a beneficiar a ninguno de nuestros futuros hijos.

6 comentarios:

Militos dijo...

Pues sabes Chess que no lo había visto desde el prisma del fundamentalismo. Yo estuve dando religion en colegios públicos de Móstoles y Fuenlabrada hace algunos años, pero sólo a los niños que sus padres lo pedían el resto que era un uno o dos por cien daban Etica.
Pero claro la libertad de religión habrá que respetarla y me parece muy drástico que se eliminara de la enseñanza pública aunque esté ese tremendo riesgo que tan bien apuntas.
Besitos

Gorila sin pelo dijo...

Desde mi punto de vista lo deseable para un país que se declara constitucionalmente como "aconfesional" es precisamente eliminar de la escuela pública la enseñanza de religión, (además de eliminar la financiación del culto católico, claro).

Esto referido a colegios públicos strictu sensu, no a colegios privados concertados que, como su propio nombre indica, no son colegios públicos y tienen todo el derecho a tener su ideario y sus "peculiariedades".

Además, coincido plenamente en que la eliminación de la educación de religión en los colegios públicos significaría no un freno al avance del islamismo sino, al menos, que este no se aprovechara de fondos públicos para medrar... Que es lo que está pasando ahora gracias a los socialistas y a los supuestos privilegios de la Iglesia Católica.

Bilioso dijo...

Tal vez la religion se deba enseñar en nuestros hogares.

Yo tambien comparto la obolicion de la educacion de matiz religioso.

Chess dijo...

Si estuviéramos en un país normal, se podría dar educación católica a los niños que sus padres quieran en los colegios públicos. Al fin y al cabo, nos guste o no, España es un país de origen católico.

El problema es el que os he dicho ¿qué harán los progres cuando los musulmanes pidan lo mismo? ¿Alguien se imagina a ZP y compañía que tenga cojones a decirles que no? ¿Os imagináis a sus medios agitando la bandera de la igualdad y buen rollito?

Y a mí, que se utilice NUESTRO dinero para eso es algo que me hace revolver el estómago.

Un abrazo.

PD: Bilioso, bienvenido a las baldosas. ¡Vaya nombre, por cierto!

Patri dijo...

a sus pies...señorita. Buena pregunta has hecho....tiempo al tiempo para ver la respuesta.

....esto...er...algo que mandarme por correo?....Un beso guapa....

Chess dijo...

Eh...tuve un pequeño incidente, Patri. Ya te contaré. :(