jueves, julio 06, 2006

Un cura rebelde.

Hoy, por diversos azares, he terminado viendo un poco del telediario de las nueve de TVE. Nunca se deben hacer excepciones en determinados buenos hábitos ,como es el de tener desterrada ese tonto monitor de mi vida, pero hay veces, que por mucho que queramos, nos saltamos ciertas costumbres.



Me imagino que entre la Garzonada, el horrible accidente de metro de Valencia, el viaje del Papa a España esta semana, e incluso, el dichoso mundial de fútbol con la selección en casa, daría más que suficiente para rellenar los minutos de ese informativo que cada día pierde más audiencia. Cual ha sido mi sorpresa, cuando a mitad del telediario, han contado durante un buen rato cómo una niña no había sido bautizada por un cura en Andalucía. Sí, la exclusiva con reportaje "a todo color" consistía en que unos padres se habían quedado 'plantados' ya que éste se había negado en el último momento a oficiar el sacramento. Los progenitores querían compaginar el casarse ellos por lo civil el mismo día del bautizo de la pequeña.

Y claro, algunos de ustedes pensarán que qué cabrón de párraco, negarse a introducir en la fé católica a una dulce criatura. Otros, que qué bien, así la niña se ha librado de entrar en una religión retrógrada, feminista y homófoba. Algunos, seguramente, que es más interesante el mundial de fútbol y que Chesk podría cambiar de tema, que éste es muy aburrido. Yo, sin embargo, he pensado que bravo por este señor. Últimamente, personas que reniegan de esta religión, que la atacan, y que precisamente no son los mejores amigos que el catolicismo pueda tener, bautizan a sus hijos, los llevan a colegios católicos, y les dan la comunión, simplemente por ser considerado un hecho social, prepararles una bonita fiesta, hacer unos espléndidos regalos y llenar bien las tripas.

Tal vez es que llevo leyendo estos días ciertos comentarios anti-todo que me hacen obtener una visión más radical del asunto, pero no puedo aceptar que se pisotee, escupa y margine a una institución para unas cosas y que se la acepte para otras. Lo siento por la niña, pero no por la madre cuya única preocupación era que había dejado plantados a los invitados...y el banquete pagado. ¡Qué horror!

5 comentarios:

Indrackia dijo...

A mi me vas a contar... en Logroño todo el que puede lleva a los hijos a colegios concertados, se pegan por meter allí a sus niños. Ahora bien, en cuanto pueden ponen a parir a curas y monjas, la iglesia y lo que haga falta, que a progres no les gana nadie. Mira que sonn incoherentes.

Un abrazo :)

rakras dijo...

Me parece bien, la verdad. Si se tuviese esa coherencia en general, me parece que se eliminarían muchos problemas en esos asuntos. En honor a la verdad, también me parece que muchos curas se han estado aprovechando de la situación para inflar cifras y me alegro de que eso, que no me gusta nada, no ocurra en este caso.

Cuando se eliminan dobleces y quedan las cosas claras, suelen ir mejor las cosas.

Hablando de estos temas,justo ayer me hablaron de un colegio de sólo bachillerato que ahora dicen que es el mejor de la ciudad...hay rezos al principio de todas las clases, y por lo visto la escena es bastante graciosa con todos los hijos de los de IU y demás.

Gandalf dijo...

Dices "y que se la acepte para otras", sé que es una precisión nimia, pero el verbo sería "utilice", si se la aceptara la cosa no estaría tan mal.
Los hijos de los "prebostes" de las ciudades (progres todos ellos) suelen estar, mayoritariamente, en esos colegios concertados que luego tanto critican.
En Huelva ciudad, para concretar, los colegios concertados tienen una demanda tan alta que faltan más de doscientas plazas para atenderla, sin embargo en la pública hay más de cuatrocientas plazas disponibles según el periódico del régimen (Odiel Información, Grupo Prisa).

Chesk dijo...

Montilla, Bono, tienen o han tenido a sus hijos en colegios católicos, o bien concertados, o bien privados.

Y este es el caso de esta mujer, que no quería casarse por la Iglesia, pero a su hija sí había que bautizarla. Una contradicción en toda regla.

Gandalf, ¿estabas en el foro de GR?

Un abrazo.

El Cerrajero dijo...

Precisamente son los giliprogres los que más batallan por participar en las expresiones externas de fe, desde romerías a primeras comuniones y dedican el resto del tiempo en putear a la Iglesia Católica.