lunes, julio 17, 2006

Desayuno con diamantes

Cuando vi hace tiempo Desayuno con Diamantes, me llamó mucho la atención la manera que tenía la protagonista, Audrey Hepburn, de evadirse del mundo cuando se sentía en un día rojo. Un día rojo, era esa mañana que se levantaba observando todo su alrededor triste, desolado y sin futuro, y ni corta ni perezosa, cruzaba un par de calles para desayunar delante del escaparate de una famosa y lujosa joyería.

En este año, todos, más o menos, hemos tenido un día de ésos en los que nos hubiésemos acercado a la puerta de Tiffany's a consolarnos con el brillo de algún que otro diamante. Sólo nos era necesario teclear la dirección de cualquier periódico digital para pensar, al igual que la frágil Holly, que todo nuestro ambiente estaba adoptando colores más teja, granate o bermellón.


No obstante, no sé si a ustedes les pasa lo mismo, pero a mí como que los diamantes no son un consuelo válido y no conseguirían quitarme esa sensación de desasosiego por muchas horas que estuviera de pie observándolos. No, no los tengo en alta estima.

Aunque sí creo que pudiera servir en sustitución de esa piedra preciosa, una medida bien sencilla, y que puedo aplicar en un corto espacio de tiempo: me voy de vacaciones. Sí, pronto apagaré el monitor y me iré a desconectar, sin televisión, radio, prensa o Internet cerca, simplemente a descansar y renovar fuerzas. Cierro por ello este blog hasta más o menos septiembre ya que el tiempo que tenga libre lo invertiré en Cómo ser de derechas y no morir en el intento y en Noticias de Eurabia.

Los delirios cheskianos desaparecen hasta septiembre.

Espero que cuando vuelva a retomar esta bitácora haya variado un poco el color de todo lo que nos rodea, a tonos menos agresivos y dulces. Al menos que nada se torne definitivamente a negro.

10 comentarios:

Mithrandir dijo...

Que descanses compañero antzp.

Don Nacho dijo...

¡¡Ay de tus lectores que se quedan sin su diamante favorito!!

Que tengas una buena ida (seguro) y un mejor retorno (imposible) ;)

AMDG dijo...

Que te lo pases bien.

rakras dijo...

Que vaya todo bien. Se echará de menos el blog,en fin, habrá que mirar más la tele (Es broma)

Saludos

Don Nacho dijo...

Aquí va una pequeña reflexión sobre los diamantes y las piedras preciosas en general.

Según tengo entendido los diamantes en bruto no valen nada hasta que no son tallados por el hombre, así que en realidad la autentica belleza de estas joyas esta en las manos del hombre que la sabe extraer.

Y como decía antes, este blog es un autentico diamante por las grandes manos que lo han tallado.

Un saludin y descuiden, esto no es peloteo :)

El Cerrajero dijo...

Pásalo bien y descansa: te necesitamos con las pilas bien cargadas porque este otoño va a ser la caña.

Indrackia dijo...

Estaremos esperando tu regreso con un siempre relajante color azul. :)

Que descanses y disfrutes las vacaciones.

Un abrazo.

Ghanya dijo...

Yo también lo espero Chesk, pero mucho me temo que no será así

Disfruta de las vacaciones!!

Chesk dijo...

Gracias a todos por vuestras palabras (Nachito te voy a dar como digas esas cosas :)), todavía tardaré un poquito en desconectar, pero no tiene sentido tener esto abierto habiendo otros blogs donde ha habido 'bajas vacacionales' y se necesita mano de obra.

Ya en septiembre, con las pilas renovadas, volveré a escribir mis tostones.

Y no se me olvida, que si este blog ha tenido 'movimiento', es gracias a todos vosotros que habéis dejado vuestros comentarios en él.

Un abrazo y nos vemos dentro de poco.

(ZP no descansa ni en vacaciones, sigue partiendo el país cachito a cachito)

cruzcampo dijo...

Cuidado por el bosque, aunque parece en calma, solo es calma aparente.

Shalommmm y feliz break