lunes, enero 19, 2009

Gomorra

Tras leer ayer que habían detenido a un jefe de la Camorra napolitana en España, recordé el imprescindible libro de Roberto Saviano, Gomorra, cuya versión cinematográfica llegó a las pantallas hace unos meses. Esta organización mafiosa le ha puesto precio a su cabeza desde que se aventuró a escribirlo y su vida se ha transformado en un infierno en el que no puede prescindir de protección policial. Sabe que, más tarde o más temprano, pueden matarle.

El libro, de forma resumida, nos puede indicar hasta qué calado tiene la Camorra con sólo describir algunos asuntos:

  • Desde 1980, ha causado cuatro mil muertos. Más que ETA, el IRA o las brigadas rojas.
  • Es la dueña y señora de toda Napolés: desde el negocio de recogida de basuras, tráfico de influencias, drogas y de las propias calles. Quien quiere triunfar en Nápoles debe pasar directamente por caja.
  • La alta costura italiana, la que te cobra mil euros por una mísera prenda, baja a Nápoles para hacer una subasta: la mejor oferta será la que realice la colección en la clandestinidad. Al menos no te mienten con el Made in Italy.
  • La basura que recogen no es echada a un vertedero como el resto de Europa. Ha sido enterrada en los campos, en fincas abandonas, viejas canteras, etc. Esto ha provocado un grave problema medioamental, en especial a lo referente a contaminación del agua y de los suelos. Suelos donde pastan las vacas cuya leche produce la mozarella, o dónde se planta toda variedad de verduras y hortalizas.
  • El turista que va a Nápoles lo primero que le advierten es que se guarde joyas, que no se pierda por las calles y que no vaya solo; que se quede cerca de los Carabineri o del ejército con sus metralletas.
Nápoles en la actualidad.

Reflexiono sobre todo esto por dos motivos fundamentales: el primero, es que teniendo este problemón tan cercano geográficamente, la mayoría de los europeos lo desconocen y prefieren seguir haciendo tesis sobre conflictos más alejados como puede ser el de Oriente Medio; el segundo, porque me hace gracia cual es el origen del término camorra o camorrista.

Nápoles, antigua colonia española hasta el siglo XIX, heredó y mantiene varias costumbres nuestras- horas de comer, la personalidad de la "mamma" tan parecida a las madres ibéricas- y también el camorrista. El chulito, el guapo, el español que supervisaba las apuestas callejeras siglos atrás llevándose su porcentaje del tinglado.

Una de nuestras gloriosas herencias, lo que nos hace concluir que otra cosa no, pero dejar nuestra huella, personalidad y corrupción allá por donde hemos pasado se puede considerar como un hecho irrebatible.

7 comentarios:

aguilar dijo...

Lo cierto es que hay muchas situaciones dramáticas incluso más cerca... Nápoles sigue estando lejos.

Europa no es perfecta, en ningún caso, aunque en conjunto resulta mejor que otras regiones del mundo tampoco tan alejadas.

Rabbateur dijo...

Años ha... en una reunión de amigos en Bologna, fui requerido por uno de ellos:
"¿es cierto que España está en guerra abierta con el País Vasco?"
A lo que yo respondí: "hay problemas serios, pero de allí a considerarlo una guerra abierta media un abismo".
Él insistió:
"pero... ¿no matan cada mes a tres personas?"

Bueno... quiso el destino que en otro encuentro en una trattoría no demasiado sofisticada (tenían puesto el televisor para el público... como aquí en los restaurantes de menú en la carretera), compartiendo mesa, comprobé horrorizado que la Mafia (contando la Ndrangheta, la Cosa Nostra y la Camorra)mataba, mínimo, a una persona al día. Yo no pude por menos que preguntarle:
"me preguntaste si matando a cuatro personas al mes no estábamos en guerra civil; ¿no es peor un mínimo de treinta muertes al mes?"
Sin pestañear, me respondió:
"Questo é normale in Italia; quello realmente pericoloso... sonno le morte polítiche".

O sea, que en Italia no entienden la vida (todo y ser "polentone" -gente del norte de Italia-) sin la Mafia. Quizás aún estén pagando por la inestimable ayuda que facilitaron a los aliados durante la Segunda Guerra Mundial.

Saludos liberales.

Militos dijo...

Es curiosa la procedencia de la palabra camorra. Todo un detalle de nuestro paso por el mundo, pero Chess no seas tan dura que alguna cosa buena hemos dejado.
Si te has currado este post, yo creía que la mafia no tenía ya tanta relevancia, y mucho menos que también controlase la moda.
Gracias por la información.
Besitos Chess

samuel dijo...

Y el que se meta con ellos ya no vuelve a casa para cenar, eso esta claro.
Este tema merece otro post, sabe a poco. Y merece pensar en la gente que arriesga su vida para contarnos un par de verdades.

Chess dijo...

Aguilar, tal vez pase algo por alto, pero creo que esa tasa de homicidios no la tenemos mucho más cerca que el caso italiano. A menos, que nos bajemos hacia África que ese es otro asunto.

Saviano, en su entrevista, afirma que cuando escribió su libro, había habido más muertos que en "Gaza" y que no se le daba importancia al asunto. No obstante, nos han estado talandrando con el conflicto árabe israelí hasta la sociedad.

La camorra no vende, y cuando vende, te regala un disparo en la nuca a modo de hola.

Rabbateur, totalmente de acuerdo. Una de las escenas que cuenta el libro de Saviano, es la de varias adolescentes delante de un recién ajusticiado que, en vez de estar asustados, llorando o histéricos, discuten con el cuerpo en caliente cual es la forma más rápida de matar a alguien. Si un tiro en la cabeza, en el corazón...

Adolescentes, que dentro de poco formarán parte de los clanes camorristas y aplicarán lo que les enseñaron sus padres. Los que los conocieron, eso sí.

Militos, hay más detalles de nuestro paso por el mundo que son peculiares. También concedo que el enseñar a ser ladrón es algo muy común en todas las culturas.

Y también que hicimos cosas buenas, pero prefiero sacar yo los propios trapos sucios que nos lo hagan los demás. :)

Sam, sí, el post se queda cortísimo, habría que profundizar mucho más en él.

Como apunta Rabb arriba, los aliados dieron bastante ayuda a estas organizaciones durante la guerra, principalmente porque Mussolini los había mandado a todos a la cárcel. Eso es un motivo por el que ahora estén ahí tan campantes, pero el que se hayan mantenido así durante siglos haciendo lo mismo...me es un misterio.

Un abrazo a todos.

ARCENDO dijo...

Excelente y esclarecedor comentario. Descubre muchos datos que desconocia, lo triste es lo que comentas, que Europa mira para otro lado como si no fuera con ella; lo mismo, lo mismito que nos pasa aquí con nuestra asquerosa camorra etarra.
Saludos.

Ruby Marmolejo dijo...

'Nápoles, antigua colonia española hasta el siglo XIX, heredó y mantiene varias costumbres nuestras- horas de comer, la personalidad de la "mamma" tan parecida a las madres ibéricas- y también el camorrista. El chulito, el guapo, el español que supervisaba las apuestas callejeras siglos atrás llevándose su porcentaje del tinglado'

Y no solo eso, escuché en un programa de radio que la camorra tiene su origen en una asociación mafiosa al servicio de la inquisición que actuaba en Toledo y que se trasladó a Nápoles.