domingo, julio 01, 2007

Ojo por ojo

Si les pusieran a ustedes como jueces durante cinco minutos, seguramente no coincidirían con más del 50% de las sentencias de la justicia española. En mi caso, lo más probable, si un lunes a primera hora de la mañana me preguntan cuántos años de cárcel dictaría a alguien que ha violado, maltratado, atropellado y quemado a una persona, me pondría a rebuscar cualquier vacío legal para que ese desalmado sólo viera los barrotes de su celda durante el resto de su vida. Sin embargo, los políticos y los jueces, le colocaron cuatro años de cárcel en un centro de internamiento cuyo castigo más importante era no poder jugar con la Play:


Si a las dos semanas, se les presenta otro caso donde haya que imponer condena a un chaval que ha robado cuatro móviles y trece euros, me imagino que se estarían acordando del caso anterior, de su crueldad, atrocidad y resto de adjetivos, y pondrían una sentencia acorde del delito. Bueno, eso harían ustedes, no el juez de turno:
Santiago M. J. tiene 21 años y está en la cárcel de Zuera desde marzo de 2006 cumpliendo una condena de once años que le fue impuesta por robar cuatro teléfonos móviles, una tarjeta de autobús y 13 euros. Una pena asimilable a un homicidio o una tentativa de asesinato.

Los cuatro delitos los cometió en dos horas y media, la noche del 18 de marzo del año pasado. Nunca antes había hecho nada parecido, ni tenía antecedentes penales y admitió que cometió una estupidez.
Once años de cárcel por cuatro móviles y trece euros, un botín digno de Al Capone; mientras, "Rafita", andará suelto refugiándose entre los suyos y sin ningún arrepentimiento de haber quemado viva a la joven Sandra.

Aunque los beatos de turno y los dueños giliprogres de las sotanas raídas se escandalicen y saquen el fantastama de las buenas intenciones, no estaría de más que los jueces empezaran a pensar en algo similar al ojo por ojo. Se evitarían muchas injusticias, y resto de criminales volviendo a comenter asesinatos.


10 comentarios:

Elentir dijo...

Cada vez que escucho a los sociatas hablar con toda solemnidad de "la verdad judicial" y rasgarse las vestiduras como fariseos cuando alguien discrepa de una sentencia que les conviene a ellos, me da la risa. La Justicia en este país es una burla a la inteligencia de los ciudadanos. Pide a gritos que la reformen desde los cimientos, así no se puede seguir.

aguilar dijo...

La Justicia es proporcional, la Justicia es legitima, la justicia es ... ¿qué es la Justicia en España?
Pues la prueba palpable de que nuestra sociedad se desmorona desde las instancias que se supone que han de mantenerla.

Germánico dijo...

Para Rafita la pena del legislador Dracón(digo "pena" en singular porque todos los delitos tenían pena de muerte) sería suave.

Para mi un menor de edad que hace eso es adulto para sufrir las consecuencias.

Y el de Zuera, en fin, esta comparación es especialmente odiosa.

Butzer dijo...

Todos tenemos claro que la Justicia debe reformarse, el problema está en quienes tienen potestad para hacerlo. Estos señores no toman medida alguna, algún interés habrá, digo yo.

Ijon Tichy dijo...

El problema giliprogre reside en la ubicua consideración de que "la sociedad es la culpable".

Lo cual se da de leches con la realidad tantas veces demostrada: Alguien, sea menor o mayor, capaz de hacer lo que le hicieron a la pobre chica ésa, sencillamente no tiene arreglo. No puede vivir en sociedad.

El Cerrajero dijo...

La Justicia que no es proporcional, no es Justicia.

De todas las instituciones del Estado que están castigando los del P$o€, la Justicia es la más fostiada con diferencia.

Chesk dijo...

Recordemos aun así, que la ley del menor la aprobó Aznar. Vamos, que se lució el buen hombre.

Sin embargo, seis años después, el ejecutivo socialista no tiene ni la más mínima intención de retirarla viendo cómo ha salido el invento. Al revés, seguro que ablanda las cosas para la edad de 18 y 21.


Por eso pido lo del ojo por ojo: proporcionalidad.

El asesino de Sandra Palo, toda su vida en la cárcel picando piedras. Alguien que roba cuatro móviles y trece euros, la pena correspondiente...vamos ¿dos meses de cárcel?

En fin, me envenena toda esta falta de todo.

Militos dijo...

¡Pobre madre de Sandra!. Yo no sé si podria resistirlo, o me tomaría la justicia por mi mano, algo que ya sé no se puede hacer.

marce dijo...

Pasaos un momento por mi blog, es importante

marcaliope dijo...

Totalmente de acuerdo.