miércoles, mayo 28, 2008

¿Dónde está la ETA? ¿y HB?

Emitían esta misma semana en la caja tonta un reportaje sobre un experimento particular: aparcaban un coche en la calle con banderas, pegatinas y demás parafernalia en cuatro ciudades de España para ver las reacciones de los ciudadanos. En Sevilla y Murcia eligieron banderas catalanas y vascas respectivamente, mientras que en el País Vasco y Cataluña pusieron la bandera española por todas partes.

El comportamiento de sevillanos, murcianos y catalanes puede entenderse como la normal en la iberia de estos días. Un par de insultos, algún otro que se para, pero el asunto se queda ahí, en una simple anécdota.

No obstante, en un municipio de Guipuzcua - concretamente en Fuentebarria - las reacciones no se hicieron esperar, y especialmente destaco las de unas mujeres entradas en año que tuvieron el siguiente diálogo:

- ¿Y este coche?
- ¿Has visto?
- ¿Qué pone ahí?
- España, España , el toro...
- Uy la hostia...
- Saca la gasolina
- Yo no, yo no, luego lo veo por la ventana toda la noche
- ¿Tienes un spray?
- No...
- Bueno, ¿y HB dónde está? ¿dónde está ETA?
Lo podéis ver en el siguiente video:



Nada de chavales, ni de los cachorros de la kaleborroka, mujeres hechas y derechas que tendrán a sus hijos en su casa; que les inculcarán que la mejor solución es coger el spray, la gasolina o preguntarse donde está ETA cuando se ve la bandera de España.

Viva el pacifismo.


viernes, mayo 23, 2008

Pasotismo

Hacía más de un año que no nos veíamos, pero quedamos a tomar algo hace un par de días. Un viejo amigo que conocí en uno de esos divertidos congresos de trabajo que te ayuda a no dormirte a primera hora con sus comentarios y su afilado humor. Mi amigo, sevillano de pura cepa, no pasaba desapercibido en el entorno en el que nos movíamos.

Así, comentando viejas historias, nos pusimos a hablar de nuestros respectivas políticas municipales. Como allá, en Sevilla, hay ciertos barrios donde los servicios públicos no se atreven a entrar y resto de anécdotas surrealistas para una ciudad española; la que más me llamó la atención, no obstante, fue la del Metro de Sevilla.



Parece ser, que la idea de que una de las urbes más grandes de Iberia tuviera ese transporte surgió allá por el año 1968, en el propio franquismo, con un ayuntamiento no democrático. Cuando se llegó a la democracia , ya bien por falta de fondos o porque a alguien no le apeteció tomarse el proyecto en serio, se guardó en el cajón del olvido hasta hace unos pocos años. Ese metro, se inagurará 40 años después, en el próximo otoño.


Cuatro décadas donde los ciudadanos no han conseguido que sus políticos se tomaran en serio sus peticiones, y en las que han primado los intereses de los burócratas en vez del de la de los primeros; donde las personas de a pie no han presionado a los que eligen con su voto - y a su gran séquito de acólitos y vendidos cuando nos referimos al cortijo andaluz - en los que ha vencido el pasotismo como estilo de vida.

No se puede mostrar la imagen “http://img204.imageshack.us/img204/5027/t49sn.png” porque contiene errores.

Pasotismo, como el de los ciudadanos de Coslada que, después de 20 años con un corrupto como jefe de la policía municipal, nadie ni dijo, denunció, o expuso algo en contra. Todos callaron.

Y así, cerramos la boca hasta que un día explota algo y nos miramos pensando que cómo ha podido pasar eso: muy simple, mirando hacia al otro lado día sí y día también.


domingo, mayo 11, 2008

Despertar

No sé si ha sido risa, indignación, o más jolgorio, cuando he visto la siguiente foto en la prensa de hoy:


Como casi todos ya sabréis a estas alturas, nuestra querida vicepresidenta del gobierno, la cual anda bien crecidita desde que ganaron las elecciones, se ha hecho una foto con un empresario local nigeriano y con tres de sus esposas; doña "Inocencia" de la Vega se creía que Nigeria era como España que cuando un hombre está rodeado de tres adolescentes, éstas suelen ser sus hijas.

Y tal vez haya pecado de ingenuidad en su visita oficial a ese país; o bien ha creado la trola del siglo de que está horrorizada para que no se hable mucho en Iberia de este incidente; pero lo que queda claro, es que un miembro de un gobierno que tiene que gestionar tal cantidad de inmigrantes y choques culturales, no puede permitirse tener las ideas de una monjita de la caridad cuando se enfrenta a estos hechos.

Espero que De la Vega haya despertado de su mundo de ciencia ficción y se dé cuenta que no todas las mujeres tenemos los mismos privilegios. Al menos, que no se ponga de parte de los que creen que el género femenino sólo sirve de para formar parte de la colección particular de un hombre.


jueves, mayo 01, 2008

Héroes

Ahí están: quietos, impasibles, desafiantes. Llevan más de cien años observando lo que hacen nuestros políticos en este país; cien años en los que, seguramente, alguna vez les hubiese gustado poder convertir la piedra en tejido vivo y emitir un rugido que se oyera en todo Madrid. Fieles testigos de la política española del siglo XX, mirando como nuestros diputados se pisan a otros por conseguir el poder. Amargo trago para ellos.

Claro está, me refiero a los leones del Congreso de Diputados que coloquialmente reciben el nombre de los héroes del 2 de mayo: Luis Daoiz y Pedro Velarde.



Los únicos oficiales del ejército español que aquel día de hace ya doscientos años, salieron a defender a su pueblo mientras se batía con el invasor extranjero; los que iniciaron una batalla inútil, sabiendo que estaban destinados a la derrota, a la muerte o fusilamiento, porque no podían mirar hacia el otro lado mientras la gente de Madrid era aplastada, asesinada a bayonetazo limpio y aniquilada por el ejército más poderoso del mundo.

Ni el clero, la nobleza, el ejército o la patética monarquía de la época, movió un dedo por la sangre española derramada en nuestras calles. Sólo dos, entre tantos, fueron capaces de rebelarse mientras el resto se escondía en sus enormes y lujosas mansiones.


Y lo único que me planteo a estas alturas, es si nuestros políticos de hoy en día son conscientes de saber quiénes les están mirando cuando llegan a la Carrera de los Jerónimos y si intentan comportarse con tal honor, valentía y entrega como el representado por esos dos leones de bronce. Cosa que dudo, pero bueno.

Nota: los que no hayan huido hacia la playa y se hayan quedado en la capital, que no se pierdan lo programado para el bicentenario del dos de mayo este año.