lunes, abril 28, 2008

Discriminación, racismo o sentido común.


Aumento del paro, caída libre del sector de la construcción, mano de obra no cualificada sin un lugar donde recolocarse, eso es y será España en unos cuantos meses. Las políticas de papeles para todos no son beneficiosas cuando las vacas están bien rollizas, pero mucho menos cuando pasan a estado de anorexia.



Y al final, terminamos aplicando una medida intervencionista, un poco discriminatoria, por parte de los que nunca han tenido complejos para hacer y deshacer a su antojo. Si ellos consiguen un trasvase del Ebro del partido que ganó votos derogando el plan hidrológico nacional, los nacionalistas catalanes, independientemente de donde se encuentren en el espectro político, no tiemblan en aplicar su bisturí en la enseñanza catalana.

Inmersión lingüistica y étnica para todos; le guste a quien le guste y patalee quien patalee.

PD: me leeré el tocho de ley de turno, me intriga saber cómo determinan ese cupo y qué tipo de colectivos lo formará.

miércoles, abril 16, 2008

Esfuerzo femenino

Me ha llegado vía Morena y Militos, el premio al esfuerzo femenino en la blogosfera.



En primer lugar darles las gracias por acordarse de mí, especialmente en esta época que aparezco y desaparezco en función del día que hace; y, aunque no entiendo muy bien de donde surgió el regalo, ni porqué alguien se le ocurrió que tenía que regalarnos algo por ser mujeres (mira que hacer eso en tiempos de la paridad, ains), lo recojo de todo corazón.

Y como se lo tengo que pasar a alguien, lo hago a todas esas mujeres que siendo minoría en la blogosfera escriben día a día en un mundo tan monopolizado por los hombres como es internet; si pensáis que estoy sacando mi vena feministoide, sólo apuntar que únicamente un quinto de mis suscripciones al reader son mujeres, acaparando el resto un batallón de varones.

Para que nos soltemos y nos hagamos notar más, que ya nos vale esta parsimonia. :)


domingo, abril 13, 2008

Fabricar irresponsables

Guardé esta noticia un poco antes de mi último retiro y, aunque haya pasado un tiempo, creo que sigue totalmente de actualidad:

Y en parte sí estoy de acuerdo con la sentencia de castigar a los padres por los hechos de sus hijos puesto que éstos todavía no tienen ingresos, ni un capital, en teoría, con el cual responder a este tipo de indemnizaciones; con lo que estoy totalmente en contra, es que sean únicamente ellos los que tengan que cargar con toda las consecuencias de los actos de su progenie.

¿ Es que acaso este chaval no podría haber tenido una pena como trabajos sociales o similares? ¿Es que porque sea menor no se le puede condenar a algo que recaiga únicamente sobre su persona y no sobre mamaíta? La audiencia de Sevilla se ha comportado de la misma manera de la madre, culpando a terceros de un suceso cuando aquí el único no inocente es el adolescente agresivo.



Dentro de veinte años que nadie se sorprenda de cómo se comporta una generación que, desde los padres hasta la propia justicia, les han colocado pañales como si fueran bebés. Nosotros mismos habremos fabricado a los irresponsables del futuro.