sábado, septiembre 30, 2006

El último reducto

Llevaba mucho tiempo sin comprarme ni un sólo disco. Recuerdo que el último que adquirí fue el Absolution de Muse hace prácticamente tres años. La razón para no gastar ni un euro en música no es que sea consumidora habitual de los productos de papá emule, sino que en este período de tiempo no he encontrado ninguna novedad que me gustara. Todo me parecía más de lo mismo y que taladraba mis oidos; lo que ha provocado que estuviera en mi mundo condenada a escuchar la música de los setenta, ochenta y noventa durante una larga temporada.

L'image “http://tallskinnykiwi.typepad.com/tallskinnykiwi/muse.jpg” ne peut être affichée car elle contient des erreurs.

Ayer, sin embargo, me decidí a romper esta mala racha y me compré el último de fito. Cuando salía de la tienda me puse a pensar que ojalá no todo el mundo tuviese mi hábito consumista en este sector; se iría a la ruina más de uno.

Pero de ruina nada, al cotillear un poco por la red, he comprobado que , aunque la venta de discos ha disminuido un tercio en los últimos cinco años, la SGAE ha aumentado sus beneficios en trescientos y pico millones de euros:
29,28 millones de euros se ingresan por la remuneración por copia privada, donde se engloba también el polémico canon del CD. Este apartado aumenta un 155% con respecto al año anterior. Del total, algo más de 15,7 millones se ingresan por el canon en soportes de vídeo (DVDs grabables y cintas VHS) y 13,5 de soportes de audio (CD vírgen y, en menor medida, cintas de caset).
¡El canon de las narices! Gracias a nosotros, por comprar CD u otro material audiovisual, esta gente ha estado aumentando los ingresos de sus arcas y viviendo sin pegar ni chapa. Y, para colmo, tampoco hacen nada para adaptarse al nuevo mercado discográfico que se presenta; con aumentar los impuestos que pagamos los ciudadanos está todo solucionado.

Tal vez, lo que tendrían que considerar cuando se ponen a quejarse de lo mal que está el sector, es que muchos no nos pasamos por determinadas tiendas porque no sabemos qué comprar; que en mi caso, creo que volveré a una cuando realmente encuentre algo decente para dar euros. Mientras tanto, seguiré en mi último reducto.

viernes, septiembre 29, 2006

Lexatín y asociados.

En las tierras ibéricas existe un consumo de ansiolíticos correspondiente a dos millones y media de personas; considerando que ya vamos para cuarenta y pocos millones de españolitos (o indeterminados) me parece una cifra  rídicula y no tan alarmante; con la cantidad de disgustos que nos da nuestro medio ambiente cada día, hubiese apostado por unos cuantos millones más.

Estos datos en sí no me han llamado la atención, pero sí que siete de cada diez consumidores habituales de tales medicamentos sean precisamente mujeres. Según los expertos, las causas pueden ser las siguientes:
"aunque no sabemos con exactitud el por qué de que sean las mujeres las que más consumen este tipo de medicamentos, entre las hipótesis que barajamos se encuentran el que sean éstas en las que recaiga, en muchas ocasiones en solitario, la carga familiar, además de su jornada laboral".
Será la típica excusa, pero es una excusa muy buena. La mujer española no se resigna a perder su puesto habitual en su casa - donde ha estado durante bastantes años, por cierto - y ha decidido partirse en mil trocitos; compatibilizar el trabajo con el cuidado de toda tu progenie puede provocar más de un ataque de estrés y de ansiedad cuya forma más fácil de erradicar es solicitando ayuda a nuestro amigo lexatin y asociados.

Además, nuestro amigo lexatin es una persona muy fiel; no hace preguntas, no te cuestiona, no te mira raro cuando quieres dar cabezazos contra la pared y - lo mejor de todo - es que te proporciona la tranquilidad y bienestar que otros precedentes te niegan. Demasiado tentador para decirle que no, ¿cierto?.

Pero, de cualquier manera, siempre seguirá existiendo el problema, nunca dejarán ciertas cargas de ser demasiado pesadas,  y ninguna mujer podrá eliminar su particular conflicto interno corriendo hacia la farmacia más cercana. Como suele pasar siempre, a ciertas amistades peligrosas conviene tenerlas lejos en algunas ocasiones.

...y, mientras el mundo sigue girando, las farmacéuticas continúan haciéndose de oro y muchos se divierten en ver cómo veintidos tíos dan patadas a un balón. Qué bello es vivir.

miércoles, septiembre 27, 2006

La oreja de Van Gogh

Cruzcampo y yo, compartimos con Isle otro blog que, aunque tiene mucho menos frecuencia de posteo, no deja de poseer una enorme calidad. Por eso, le he robado este post publicado allí hace unas semanas, que espero que no le moleste verlo publicado también acá.

Noche mediterránea, noche de diciembre en un burdel de Arlés. Después de varios golpes, la puerta se abre y alguien recibe un extraño regalo. Un pañuelo ensangrentado con una oreja recién cortada.


Después de Groot Zunder y la luz clara y oscura de la infancia, el trasiego de la juventud. La Haya, Londres...después París. Muchos años después, Arlés, y la euforia creativa, la gloria de la inspiración.

Como todos los impresionistas del XIX, Vincent frecuentaba discretamente a las prostitutas con el rollo de reclutar modelos que pudieran posar para sus cuadros. Y frecuentaba indiscretamente la absenta, el whisky o el aguarrás dependiendo del presupuesto... todo vale para un genio y figura, todo es bueno para un depresivo, esquizofrénico según unos, epiléptico según los otros.



Como el común de los holandeses de la época, atrapado en un protestantismo con el que fue por ahí comiendo el coco a obreros y mineros de Borinage, con los que compartía vida y pertenencias y a los que dejó bastante hartos, por cierto. Y como todos los genios, incomprendido y enamorado de la mujer equivocada, incauto que al pillar una enfermedad venérea, entendió que más valía el arte de la pintura que el de la prédica. 'El ciprés es bello como un obelisco egipcio...'

Pero la pasta se acaba y empieza a necesitar la ayuda de su hermano Theo, generoso varón que lo mantuvo durante años, y que después según las malas lenguas dejó escrito un diario donde al parecer lo ponía de gorrón para arriba, además de pirado, plasta e incansable pisoteador de tulipanes. En otras palabras, que lo admiraba como pintor, y quizás, como chiflado. Como lo admiraba Gauguin, aunque le diera la paliza todo el rato con esa manía de irse a Tahití donde no se le había perdido nada; y le obligara a pintar de memoria o soportara con paciencia sus noches de insomnio.

Y Vincent se sabía loco. Lo supo cuando amenazó al después pintor de indígenas con aquella navaja de afeitar sin más explicación, lo supo cuando policía y vecindario en pleno de aquel pueblo de Provenza firmaron para encerrarlo bajo mil cerrojos. Lo supo cuando prefirió morir a causar sufrimientos ajenos. Cuando pintaba montones de cuadros en Auvers sur Oise bajo vigilancia de un enfermero. Lo sabe cuando regala su arte a quien lo desprecia, su amor a quien no lo aprecia, y su oreja a quien sólo bromeaba, esa golfilla imbécil que le pidió cortársela antes que posar para él una noche de tantas, una noche ebria como otra cualquiera.

Auvers sur Oise

Y la vida sigue invitando a beber, pero Theo ya no tiene para pagar la cuenta. Nunca sabremos en aquel verano de 1890, por qué su médico llevaba un arma, ni si Vincent se la quitó. Ni sabremos si la pidió prestada a un vecino que pasaba por allí con la historieta de espantar a los pájaros. Sólo sabemos que aquel día en el campo, no acierta a dispararse en el corazón, pero la bala es igual de mortal. Que regresa a casa herido, que fuma, que alguien llama al médico, que se acuesta, que habla...’era la mejor solución para todos’,... y que muere.

La 'mejor solución' para un genio creador en un mundo ingrato y distorsionado. Un mundo que hoy, lo mismo pone precios astronómicos a su obra, que valora como genialidades, las mediocridades y las imposturas.

Escrito por Cruzcampo

martes, septiembre 26, 2006

Equis mil visitas.

No sé, he visto en otros blogs que estás cosas se suelen celebrar. Desconozco si es de recibo, si es pertinente, o si viene al caso, pero por celebrar que no quede; ya bastantes disgustos tenemos con todo lo que acontece a nuestro alrededor como para no alegrarnos con estas pequeñas tonterías.

Este blog ha llegado a las más de equis mil visitas, suceso que ni me esperaba cuando lo inicié y que me sorprende a mí misma. No voy a desvelar el valor de la equis simplemente por desconocimiento, puesto que los contadores de visitas que he tenido me la han ido jugando uno tras otro, pero si hago la cuenta de la lechera, sale que son bastantes; tal vez, cuando tenga mi momento de masoquismo me ponga a hacer ecuaciones sencillitas para despejar la incógnita, pero por ahora prefiero vivir en la ignorancia. No está el tiempo para desperdiciarlo.

http://bogiee.blogs-e.org/data/uploads/_(3)-Globos-1.jpg

Y como estamos con el confeti, ya aprovecho y os traigo la inaguración de OTRO blog, que al contrario del resto por donde me podéis ver - si os lo tomáis con humor - podemos echarnos entre todos unas buenas risas.

No olviden jamás que...las chicas son guerreras.

lunes, septiembre 25, 2006

Suiza: clases de supervivencia básica.

Si ponen cualquier telediario en el día de hoy, verán que se trata a toda página el referendum de la nueva ley de extranjería aprobada en Suiza; tachada de xenófoba, alarmante e intolerante, el país helvético ha decidido poner freno a las posibles consecuencias de una inmigración ilegal y descontrolada. A partir de ahora, no creo que muchos inmigrantes sin papeles decidan escoger Suiza como futuro destino.

Para todos aquellos que piensen que esta ley es una barbaridad, les invito a echar un vistazo a los datos que figuran en la Memoria de la Fiscalía General del Estado correspondiente a 2005, en los que podemos ver qué efectos está teniendo la política de "papeles para todos" en nuestro propio territorio:
  • Incremento de un 62 % de los delitos de "Ordenación del territorio" con respecto al 2004.
  • Aumento en un 27% de las causas por muertes violentas sobre el año anterior.
  • 11% más de delitos sexuales.
  • 30000 robos más (tanto violentos como hurtos).
Podemos pensar que los españoles hemos sufrido un ataque de locura transitoria y, así de primeras, nos ha dado por convertirnos en unos delincuentes en potencia; pero, más o menos, todos sabemos que estos datos de criminalidad están relacionados con el aumento exponencial de la inmigración en nuestras fronteras.

Un país como el nuestro, con leyes de mantequilla, acostumbrado a vivir en su mundo multicolor en el que papá estado nos soluciona los problemas, no está preparado para asumir tal carga de población inmigrante. Y menos aún, está capacitado para asumir las posibles consecuencias de este desenfreno; pero no nos preocupemos, los únicos que pagaremos los excesos, como siempre, seremos nosotros.

Los políticos ibéricos desde sus poltronas no sufren los efectos secundarios, y no están por la labor de apuntarse a ningún curso de supervivencia para dummies. Con tachar a Suiza de xenófoba ya tienen el discurso hecho.

sábado, septiembre 23, 2006

Salvador, más cine español.

Hace unos días, se seleccionó para los Oscar 2007, las tres cintas españolas que optan al premio a mejor película extranjera; entre ellas se encontraban Alatriste, Volver, de Pedro Almodovar, y Salvador. Comenté ya hace algunas semanas mi opinión sobre Alatriste, y en el futuro, tal vez pueda hablar de Volver y todo lo que me hizo sentir cuando la vi; por primera vez, sin que sirva de precedente, Almodovar me convenció en una de sus películas y me hizo emocionarme en varias de sus escenas.

Me faltaba por ello la tercera en discordia, Salvador, la cual fui ayer a ver al cine con más miedo que emoción; que me gustara Volver y Alatriste era demasiado para el rancio cine español, pero que Salvador me convenciera era pedir demasiado.



Tengo la misma sensación que cuenta Elentir: no sé muy bien qué decir, ni cómo empezar a describírosla. La cinta nos relata la historia del anarquista Salvador Puig Antich, uno de los últimos condenados a muerte por el franquismo, desde sus inicios en movimientos de ultra izquierda, a sus últimos días esperando a ser ejecutada su pena de asesinato a un guardia civil por el cruel garrote vil.

Como en todo este tipo de películas, al principio nos vende una serie de tópicos políticos que a más de uno nos provoca una buena carcajada al escucharlo; frases como queríamos cambiar el mundo, en una España donde todo el mundo vivía de rodillas - díganselo a Cebrián, Director de El País y último director franquista de los servicios informativos de RTVE - o la utilización de la violencia es la única forma para derribar al régimen. Tópicos para legitimizar todo lo que haga, diga o crea la izquierda muy vistos, y demasiado usados.

Salvador Puig Antich

En la segunda parte de la película, la alta carga política cambia totalmente a un cine de emociones, sentimientos y relaciones humanas. Las escenas de Salvador con sus hermanas, o con el guardia que es el encargado de vigilarle, tienen una alta concentración de algo indefinible que te va sumergiendo en la pantalla.


Tal vez, lo que más me llamó la atención, fue una de las frases que dice una de las hermanas mayores de Salvador en una carta:
"La muerte de Salvador ha conseguido despertar la conciencia política de este jodido país, algo que es muy difícil".
Bien porque esté de acuerdo con tal afirmación, o porque me hiciera pensar, que quizás, actualmente, sigamos viviendo de rodillas voluntariamente como hace treinta años; tal vez a los españoles nos guste que nos digan cómo debemos ser y qué tenemos que opinar como en el franquismo. Me quedaré con la duda.

jueves, septiembre 21, 2006

Tierra de huracanes

Recuerdo pasar años con un frío horroroso, en el que la humedad y la lluvia me calaba hasta los huesos y tiritaba mientras incubaba un buen gripazo; tengo en mi memoria esos veranos en los que salía a la calle, y el calor irradiaba desde el asfalto a mi cabeza sintiéndome como si el ambiente me robase el oxígeno para respirar. Lo que sí que por más que busco en mi frágil memoria - y no encuentro - es la existencia de huracanes en España. Y parece que no soy la única:
El conselleiro de Presidencia de la Xunta ha manifestado esta mañana en rueda de prensa que "estamos ante un fenómeno extraordinariamente poco frecuente, que puede producir situaciones de peligro y, por lo tanto, obliga a tomar todas las precauciones con los elementos móviles y a extremar las precauciones para circular por carretera". No es usual que una perturbación de este tipo afecte a España: desde 1850 sólo han pasado nueve huracanes por la Península, y el último de ellos, Charlie, lo hizo en 1992.
Ahora las corrientes oceánicas han decidido que España se convierta en tierra de huracanes; que suframos los efectos de los desvastadores vientos y que algunos millones de nosotros, de vez en cuando, nos tengamos que poner a cubierto para protegernos de las que nos va a caer encima. Los paragüas no sirven ya para protegerse de la lluvia.

Ni tampoco las mentiras, las maniobras de intoxicación, las indignas falsificaciones, ni las tomaduras de pelo variadas, pueden ser tapadas con nimias cortinas de humo. Ahora, para evitar el chaparrón, algunos tendrán que prepararse puesto que - en tierra de huracanes - ya no son válidos algunos refugios.



Que tengan cuidado, todo termina volando.

martes, septiembre 19, 2006

Ser un hijo de puta

El título del post se ajusta a la realidad de lo que os voy a describir. Existen muchos tipos de hijos de puta - miren a su alrededor y seguro que encuentran alguno - pero hay un prototipo que mi forma de ser y de pensar me impide tenerlo cerca , o en su defecto, ni poder mirarlos a la cara: son los desalmados que maltratan a los animales indefensos; los que ahorcan a los galgos, los que abandonan a sus perros cuando llega el verano puesto que ya no sirven de juguete, o los que les producen cualquier tipo de daño a un animal.

La semana pasada, todos los telediarios nacionales abrieron sus noticias con el siguiente video:



Abstenerse de verlo personas con alta sensibilidad.

Un hijo de puta, oriundo de Galicia, había apaleado a su perro hasta la muerte porque se comía las gallinas. Fue grabado por su vecino y condenado a una multa no muy elevada. Sin embargo, el asunto no finaliza ahí; lo que realmente enciende la cólera de cualquier persona con sentimientos es que, en el juicio que se iba a celebrar entre el denunciado y denunciante, los propios vecinos de este salvaje le apoyaban y atacaban a la persona que lo había delatado:
Grabó con vídeo el momento en que un vecino golpeaba salvajemente a su perro. Con esa imagen logró que la Justicia retirase los animales al maltratador. Ahora quien sufre amenazas es él y sus animales. El perro del denunciante ha aparecido muerto, ha ocurrido en Ribeira, en A Coruña.
Incomprensible, insólito, indignante e inimaginable. Díganme ustedes qué podemos esperar de una sociedad que voluntariamente se pone de lado de un individuo capaz de matar a un animal a palos y que no muestra ni el más mínimo arrepentimiento de ello.

Luego que nadie se sorprenda cuando nuestros gobernantes dan su apoyo moral a toda la chusma del planeta. Al fin y al cabo, no actúan de manera distinta a muchos de nosotros.

lunes, septiembre 18, 2006

Firmes los cimientos

Antes que nada, tengo que agradecer a Chesk que me deje participar en su Blog, y me permita discurrir a su lado por este camino de baldosas amarillas, aquel que supuestamente lleva a Oz, aunque yo no sea Dorothy, ni ninguno de sus acompañantes, ni mucho menos busque un Mago.

Se me ocurre que igual estoy inspirando un remake por parte de Almodovar en el que Dorothy sea un Miguel Bosé travestido, y sus acompañantes cuatro prostitutas con alguna enfermedad y mal habladas y en el que Oz sería él mismo. (qué escalofrío sólo de pensarlo). No obstante, Chesk me ha permitido meter la cabecita en "su espacio", y le agradezco a esta adalid AntiZP, que me deje dar la vara, a pesar de los muchos quebraderos de cabeza que le causo. ¡Eres un cielo Chesky!.

Al tema:


No deja de sorprenderme la publicidad, en mi humilde opinión, debería ser objeto de estudio concienzudo por parte de esos sociólogos, psicólogos y hasta de psiquiatras. Quién no recuerda cosas del estilo de:
Incluso las prendas de ropa, (lo digo después de echarle un vistazo a la nueva "moda" de otoño"), viene de lo más "progre". Que yo puedo entender que ir de "alternativo" y tal no está mal, y a mucha gente le sienta de maravilla, pero de ahí a ver una mujer de treinta y tantos vestida con un "corsé" de leopardo porque lo ha visto de "Moda" en el Corte Inglés, sobrepasa los límites de lo histriónico (sí, me refiero a que parece una actriz de teatro disfrazada).

Pero dejando de lado esos aspectos de la influencia de la sociedad en la publicidad y viceversa, os presento dos anuncios más:
  • "Mis padres pagan la entrada, los suyos la plaza de garaje, entre mi sueldo y el suyo... "
  • "¡Mamá, he encontrado casa! ... (anuncio) ... ¿Me ayudas con la hipoteca? ... - Madre con voz resignada- Verás cuando se lo diga a tu padre".
Estoy convencido de que la mayoría de vosotros habéis adivinado qué tipo de empresas se publicitan tras esos anuncios....¿no?, ¡¡No me jorobéis!!, bueeeno, si alguno no lo ha captado, son inmobiliarias, cooperativas, constructoras... poco importa, pero hay un trasfondo en esos anuncios que me inquieta profundamente. Un mensaje subliminal que dice algo así como:
"Sabemos que no puedes comprarte un piso, pídele ayuda a tus padres".
Y yo me pregunto, ¿tiene sentido?, ¿qué pasará cuando no se pueda pagar el piso ni con la ayuda de los padres?, ¿recurriremos a los abuelos, a los hijos, a los tíos o amigos?, ¿y los huerfanos?, ¿esto es sostenible?. Hoy en día niegan hipotecas a gente de 27 años, y si las concenden, pocas son las que pueden bajar de los 30 o 40 años, (vendes tu vida al banco). Luego uno pasa por el ministerio de la vivienda y lee "Trabajamos por hacer realidad el derecho a una vivienda digna", y me entran ganas de cambiarle su casa a la ministra por mis "Kelifinder".

The image “http://www.kelifinder.com/img/logo_keliF.gif” cannot be displayed, because it contains errors.


También me gustaría hacer valer la opinión de un correo que recibí hace poco, y es que yo tampoco me explico, como en el banco de España, en vez de oro, no tenemos ladrillos, o puñados de tierra, porque ya no sé si valen más las casas o el suelo.

Photobucket - Video and Image Hosting

¡En fin!, supongo que la vida es así, no es que me indigne especialmente que después de estar cotizando a la seguridad social, de estar pagando mis impuestos y de trabajar "legalmente" como un bestia para cobrar una mierda de sueldo, no pueda comprarme una casa; tampoco es que me indigne que cuando solicito una de protección oficial, sea imposible que me la concedan, porque por delante de mi están todos los chanchullos y mierdas de lo "políticamente correcto", que ampara todas las estafas habidas y por haber. Lo que de verdad me indigna, es que no podré cambiarle la casa a la ministra por mis kelifinder, porque se agotaron antes de que yo pudiera recibir las mías...¡colmo de ayudas!.

The image “http://img.photobucket.com/albums/v678/arbox/imgSupORIG.jpg” cannot be displayed, because it contains errors. Escrito por Arbox.

domingo, septiembre 17, 2006

Y ahora le toca al alcohol.

Cuando no se sabe cómo gobernar ni qué hacer, lo más fácil, es meter las narices en las vidas de los ciudadanos. Primero se empieza con el tabaco, se sigue con qué ropa ponerse, se continua con qué dieta debe tener la sociedad y se termina en el tema del alcohol. Por ello, el gobierno de cuota, ha sacado este fin de semana el borrador de la nueva ley de consumo de alcohol; más o menos, los puntos fundamentales que nos importa a los ciudadanos de a pie son los siguientes:
  • Los menores de edad no pueden hacer botellón. Si lo hacen, los padres tendrán que asumir multas de hasta sescientos euros, por lo que pagarán personas que no están cometiendo un delito.
  • Prohibida la venta de alcohol a partir de las diez de la noche. Eso sí, se puede beber en el bar de la esquina, pero no ir a comprar cervezas para consumir en tu casa.
  • No se podrá beber en ciertos establecimientos (independientemente de la edad que tengas): en las instalaciones deportivas, recreativas o de esparcimiento durante el horario en el que se permita la entrada a menores; centros de enseñanza -desde infantil a bachillerato, sin olvidar FP y educación especial-; y en cualquier otro lugar donde se realicen actividades dirigidas a menores.
  • Limitaciones a la hora de publicitarse en los medios. Restricciones de horarios y lugares para anunciarse.
Bien, ahora me dirán qué podemos hacer nosotros. Está claro que el problema de salud pública es algo inexistente, y que más importante era el problema social que producía la existencia del botellón. A partir de que entre esta norma en vigor, los padres - por ejemplo- tendrán que asumir la responsabilidad de los actos de sus hijos y, muchos de nosotros, no podremos beber ni una simple caña en lugares que antes sí podíamos.

Como siempre, este gobierno intervencionista y nefasto, sigue creyendo que esta sociedad somos como esos bebés que todavía tienen que utilizar pañales y que no sabemos valernos por nosotros mismos. No obstante, no nos podemos quejar; no olvidamos que cada pueblo tiene el gobierno que se merece, y los españoles, aquellos aciagos días de marzo, elegimos uno que nos iba como anillo al dedo. Ahora es el momento de sufrir las consecuencias.

sábado, septiembre 16, 2006

El nuevo ipod

The image “http://www.ohmibod.com/_img/omb-pouch.jpg” cannot be displayed, because it contains errors.

Multifunción, multiusos, ideal para la vida moderna en las que las prisas obligan a hacer dos cosas a la vez. Lo que no sé es si es apto para dejárselo a tu mejor amiga, o qué pasaría si te pusieras a escuchar Rammstein a todo volumen.

Bueno, hay cosas que es mejor no saberlas. Más aquí.

jueves, septiembre 14, 2006

Tomarse la justicia por su mano.

Se llama José Enrique, tiene veinticinco años, y el lunes tuvo que salir de su casa en ropa interior, descalzo, para defender a su madre de la agresión que estaba sufriendo. Su propio padre estaba asestando una puñalada en el cuello a la mujer cuando él y su hermano - al escuchar los gritos de socorro- bajaron al portal a defenderla; corrieron tras él sin parar, y cuando le pillaron, la emprendieron a golpes, puñetazos, y todo lo que pudieron en ese momento; en la calle los vecinos sólo escucharon frases como: "cabrón, no vas a volver a tocarla" o "jamás podrás hacerla daño otra vez".

El agresor está en la unidad de cuidados intensivos y ellos en libertad con cargos.

José, junto con su familia, ha estado viviendo una situación de acoso durante diez años; la justicia sólo ha dictado órdenes de alejamiento pero, al no existir un precedente de agresión, el maltratador ha estado libre haciéndoles la vida imposible sin que nadie impidiera tal suceso.

Podréis decir que para qué demonios os cuento toda esta crónica de sucesos de la vida cotidiana española; pero, yo sólo pienso en qué falla nuestro sistema judicial para que sean los propios hijos los que se tengan que tomar la justicia por su mano y evitar la muerte de su madre. No sé si debido a que tenemos un trauma postfranquista hemos hecho leyes de papel, que en la práctica sólo benefician a los culpables y martirizan a las víctimas, pero, lo que es evidente, es que nuestro estado de derecho no funciona y siguen por las calles todos esos sujetos indeseables.



Nuestros propios complejos, los heredados, o los que nosotros mismos hemos fabricado, van a provocar que más gente tenga que hacer como José, y por desgracia, tomará la justicia por su mano. Todo está por llegar.

domingo, septiembre 10, 2006

No, esta niña no fuma un paquete al día.

Llevamos escuchando varios días en radio, televisión y resto de medios de comunicación, la nueva campaña del Ministerio de Sanidad de acoso y derribo a los fumadores. Aunque sus objetivos son admirables, reducir la exposición de tabaco en niños y bebés, como siempre, lo hacen para favorecer esos espacios de humo o espacios privados donde los fumadores somos personas non gratas.



Incluso, cuando estás en un lugar para no fumadores buscando un sitio donde puedas escaquearte para fumarte como una criminal un cigarrillo (o sea, la calle), te encuentras el cartel de esta niña acusándote de hacerla fumar un paquete al día. Si alguien se ha librado de ver el video, puedo verlo aquí.

Pues, después de haber visto a esta dulce criatura en todas partes durante un fin de semana, me encuentro por la red que la dichosa campaña no tiene nada de cierto en sus afirmaciones; es decir, esta niña no fuma un paquete al día. Como es lógico, esta noble personita, podría llegar a fumar la concentración de nicotina de menos de un cigarro al día, pero nunca, bajo ningún concepto, la misma cantidad que nos metemos al cuerpo los fumadores habituales.

Y volvemos a lo de siempre, a lo que hemos comentado en más de una ocasión: los gobiernos
nos toman a los ciudadanos por tontos o por seres que no sabemos pensar por nosotros mismos; todo les vale con tal de obtener su fin dejando atrás conceptos tales como la ética y moral. Aunque, hablando del gobierno que sufrimos, ya sé que son palabras demasiado grandes e inmerecedoras.

ACTUALIZACIÓN: dándome una vuelta por la red antizp, me he dado cuenta de que mis compañeros han hablado también sobre este tema. Cada uno a su estilo, pero, algunos con más sentido del humor que el que yo poseo.

The image “http://photos1.blogger.com/blogger/4579/2589/1600/ninaprogre.0.jpg” cannot be displayed, because it contains errors.

Y aquí y acá.

viernes, septiembre 08, 2006

Éramos pocos y...

A L. Frank Baum le llegó la fortuna en el momento que menos se lo esperaba. Después de haber sido periodista, empresario teatral, vendedor de cristalería y muchas cosas más, un buen día se le ocurrió escribir literatura infantil. Fue en su tercer libro , cuyo título eligió por el nombre del cajón de un archivo, el que le marcó toda su vida y le proporcionó la fama y la gloria.

El Mago de Oz, donde Dorothy con su pequeña mascota intenta recorrer el camino de baldosas amarillas en busca de un mago que la lleve de vuelta a casa, ha cautivado el corazón de niños y no tan niños en los últimos cien años. Pocos de ustedes podrían negar que no conocen al hombre de hojalata, ni al manso león, ni al encantador espantapájaros; y menos aún, que no recuerdan a Judy Garland cantando Somewhere Over The Rainbow en la versión cinematográfica del cuento.

Debido a ello, creo que no he sido un bicho raro al tener en tan alta estima un simple cuento infantil como para basarme en él a la hora de iniciar este blog. Al fin y al cabo, Dorothy siempre ha estado presente en las mentes de todos aquellos que estaban dispuestos a sumergirse en un mundo menos gris al que vivimos. Sin embargo, ella no hace ese camino sola; poco a poco, se van incorporando amigos en su recorrido que le harán más fácil llegar a solicitar audiencia a ese misterioso mago.

Por eso, debido a dos comentarios que he leido en las últimas semanas de Rakras y Cruz -en los que definían a este blog de manera muy similar (tertulia y club de los poetas perdidos respectivamente)- he decidido que de vez en cuando tengamos compañía por acá. Veremos los textos e impresiones de cada uno de los miembros de este peculiar círculo que se preste. Cuando les dé la gana, y cómo les dé la gana.

Ya saben, a veces es menos duro recorrer ciertos caminos si se tiene la compañía adecuada.


martes, septiembre 05, 2006

La felicidad, esa bonita utopía.

Recuerdo hace mucho tiempo que una de esas personas que tenía la cualidad de sacarme de mis casillas cada vez que abría la boca, me explicaba - así, como el que está hablando de fútbol o que España es campeona del mundo de baloncesto- que la felicidad era una utopía, que no existía, y que únicamente había pequeños momentos donde la sentíamos y que debíamos aprovecharlos al máximo. En esa ocasión, en vez de ponerme los nervios de punta, consiguió hacerme cerrar la boca durante unas cuantas horas.

Pues más o menos me venía esto a la cabeza, cuando he visto que los científicos pierden su tiempo en averiguar qué país es el más feliz de todos; o, más claro, qué ciudadanos tienen menos tristeza en sus peculiares vidas. Parece ser que, los daneses, los habitantes de ese pequeño estado, son los que están más contentos que unas pascuas, mientras que países asiáticos, o que están en extrema pobreza, son los que no poseen muchos motivos para sonreir.

Si observamos el mapa, llama la atención que eurabianos, gringos, canadienses, japos y alguno más del primer mundo, donde todo quisqui se supone que no le falta de nada, y algunos hasta tienen preocupaciones de patio de colegio, no se avalanzan sobre el top ten sino que se quedan entorno a los números cuarenta o sesenta.

La felicidad, no sólo depende de si poseemos una buena cuenta corriente, o si estamos lejos de tierras con guerras, sino que tiene más componentes que puedan quizás escapar de nuestro entendimiento. Tal vez, es nuestro propio inconformismo el que hace a las personas no ser felices, o simplemente, que el tenerlo todo no nos deja apreciar el trasfondo de las cosas. Quién sabe.

Aunque pueden ustedes optar por no hacerme ni puñetero caso. Al fin y al cabo, he elegido una fuente, El País, que tiene hasta errores ortográficos. Los becarios de verano ya no son lo que eran.
White admitió que la recolección de datos sobre el bienestar no es una ciencia exácta pero dijo que las mediciones usadas son muy confiables al momento de predecir resultados con base en sistemas de salud y bienestar.

lunes, septiembre 04, 2006

Cytotec

Y las búsquedas siguen con lo suyo...

Cytotec, el famoso fármaco utilizado como abortivo, es el rey de las entradas de este blog. Hasta treinta visitas diarias buscando cómo tomarlo, en qué momento del embarazo, y dónde se puede encontrar esta fatídica pastilla.

Debido a mi monumental hartazgo ante tal suceso, he decidido colocar un banner en el blog, para que todas aquellas mujeres que entran desde sudámerica puedan concienciarse mejor de que no sólo están matando niños sin piedad, sino que están poniendo en riesgo tanto su salud física como mental.
A ver si alguna se digna a dejar su comentario y decirnos el porqué de tal actitud. No os cortéis, el escribir sale gratis.

Gracias Elentir por el diseño y ayuda.

sábado, septiembre 02, 2006

El Capitán Alatriste

Martín, no sé cómo lo hacemos, pero siempre terminamos matándonos entre nosotros.
Éstas son las palabras que el Capitán Diego Alatriste le dice a su amigo Martín, después de haberle metido una estocada en el corazón; en ese momento, el noble soldado, no puede entender que los españoles estemos condenados a matarnos entre sí y que llevemos tantos siglos enfrascados en tirarnos nuestros propios puñales. El Capitán ya sabía que somos nuestro mejor enemigo.

Si saco estas reflexiones, como se pueden imaginar, es que ya he ido a ver la película del clásico de Arturo Pérez Reverte que recientemente ha sido estrenada en España (recuerden que le ubiqué en mi lista de escritores y periodistas preferidos). Aunque algunos de ustedes se sonrieran con la idea de que pudiéramos ir al cine a ver una película de los bien mimados titiriteros españoles, la cinta no es un prototipo del cine peninsular. No sé si es por la actuación de Viggo Mortensen como Alatriste, o por el alto presupuesto que ha tenido, pero les puedo asegurar que yo he salido con buen sabor de boca del cine.


Da gusto ver a un vasco, como el noble Íñigo Balboa, en una guerra como la de Flandes defendiendo al antiguo y decadente imperio español; y más placer da mirar como hace tiempo no teníamos miedos, ni éramos unos cobardes, y luchábamos por lo que considerábamos justo , o luchábamos sin más, pero con nuestro orgullo y coraje.

En definitiva, es un placer ir a ver una película que hable sobre nosotros, de nuestra historia, sin que sea de la malgastada guerra civil, mostrándonos que los buenos son los buenos y los malos son muy malos; que nos recuerde, que siempre hemos sido así, y que es nuestro sino enfrentarnos entre nosotros mismos.

Gracias por retratarnos cómo luchaba un tercio español.